expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Ni para el municipio, provincia o nación, sería un problema que en Bariloche la gente coma basura ~ Rafita presente!

pino

pino

martes, 28 de agosto de 2018

Ni para el municipio, provincia o nación, sería un problema que en Bariloche la gente coma basura

Sin apoyo, cierra el comedor para quienes buscan ayuda en el vertedero

Un grupo de 50 voluntarios asistió durante 3 meses a las personas que concurren al vertedero en busca de comida. Pero aseguran que ya no pueden sostenerlo.


El comedor del barrio Pilar I comenzó a funcionar a fines de junio. (Foto: Archivo)

Todo comenzó tres meses atrás cuando el director de una escuela que participaba de Cáritas relató que varios de sus alumnos estaban enfermos y al indagar acerca de las causas, le comentaron que “desde hacía un tiempo, estaban yendo a comer al vertedero”.

“En ese momento, pensamos que algo teníamos que hacer”, admitió Susana Barneix. De inmediato, el proyecto tomó forma y hacia fines de junio, los 50 voluntarios de Cáritas, la parroquia San Cayetano y Nuestra Señora del Carmen hicieron posible el comedor en un salón de la capilla del barrio Pilar I, frente al vertedero.

Durante tres meses, le dieron de comer a 120 familias que asistían al vertedero en busca de alimentos o ropa y al mismo tiempo, les entregaron bolsones de comida para asistirlos en la semana. Pero la demanda es altísima y ya no pueden sostenerlo. Por eso, este miércoles, anunciaron, será el último día del comedor.

“Desde un principio, decidimos llevar a cabo esta iniciativa por tres meses. Algunos nos juntamos los martes para armar los bolsones de alimentos; otros los miércoles, desde muy temprano para cocinar y luego, servirle a la gente. Pero materialmente ya no podemos continuar. Además, implica toda una logística”, señaló Barneix, al tiempo que aclaró que preparan alrededor de 300 porciones por semana y 150 bolsones.

Hasta ahora, el comedor logró sostenerse gracias a las colaboraciones de la gente, los sindicatos y las escuelas.

“Mientras tanto, se logró una mesa de diálogo con el municipio, la provincia y nación. Pero hasta ahora, hay promesas pero nada en concreto. Ellos no están de acuerdo con que haya comedores. El estado nunca nos brindó nada de apoyo”, planteó Barneix.

Admitió que la gente que concurre al comedor ya no quiere regresar al vertedero “pero no tenemos otra posibilidad por que los recursos se van acabando. Están muy tristes”.

“Mucha gente fue quedándose sin trabajo. Se sustentaba con changas pero hoy ni siquiera la changa existe. No les queda otra opción que buscar comida en el vertedero. Las mujeres buscan ropa vieja y lo que encuentran, lo lavan, lo acomodan y lo venden. Con eso compran alimento”, indicó la mujer.


DeBariloche

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...