expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Ruka tomada ~ Rafita presente!

pino

pino

jueves, 19 de julio de 2018

Ruka tomada

Interna entre grupos mapuches deja mal parado a Gennuso

El Espacio de Articulación Mapuche y Construcción Política criticó al intendente por convalidar la usurpación de la ruka, ubicada al lado de la Escuela de Policía, a manos de una organización inexistente.


La ruka es un espacio que se disputan dos agrupaciones mapuches. (Foto: Imagen Ilustrativa)


El Espacio de Articulación Mapuche y Construcción Política cuestionó con dureza al intendente Gustavo Gennuso y a la concejal oficialista Cristina Painefil por haber alentado a una organización sectorial que no tiene actividad desde hace 20 años y los acusaron de haber convalidado la “usurpación” de la ruka mapuche Furilofche, ubicada junto a la escuela de policía.

La reunión de la polémica ocurrió hace diez días y fue ampliamente difundida por el municipio. Gennuso y Painefil mantuvieron “un encuentro de trabajo” con Felisa Curamil, Luis Pilquimán y Horacio Antillanca, quienes se presentaron como miembros del Centro Mapuche.

Según el Espacio de Articulación, se trata de un sello “extinto” que no tiene funcionamiento “formal ni real” desde hace dos décadas.

La denuncia también apunta que Curamil es madre de Newen Loncoman, quien desde su cargo como miembro del Consejo Provincial de Comunidades Indígenas tramitó recursos de la organización social CTEP para la familia Loncón, que está instalada en la Ruka desde hace varios meses de manera legítima.

“Claramente es una maniobra de clientelismo político” señalaron desde el Espacio de Articulación, que trabajó durante varios años para lograr la declaración de Bariloche como “municipio intercultural” y recientemente cuestionó a Gennuso por no aplicar esa ordenanza.

El Espacio de Articulación ya había denunciado en abril la usurpación de la vivienda, que tenía a su cargo y que servía para alojar temporalmente a familias de la zona rural que llegaran a Bariloche y no contaran con alojamiento.

Aclararon que durante años mantuvieron la Ruka “de manera autogestiva y sin recibir ningún subsidio estatal o de otra índole”.

“¿Por qué el intendente y la concejal de Juntos Somos Bariloche apuntalan a una organización fantasma y por otro lado desconocen la existencia del Espacio de Articulación Mapuche como administrador de un espacio?”, se preguntaron en su comunicado.

Dijeron que su obligación era “alertar a los peñi y lamngen de distintas comunidades sobre esta maniobra” que, según consideraron, busca “horadar a una organización mapuche que ha puesto incómoda con sus demandas a esta gestión municipal”.

También señalaron que la decisión de hacer pública su postura surgió luego de un debate interno en el que se impuso la idea de romper la histórica línea de no criticar a otras organizaciones para evitar que el conflicto sea mal utilizado por los “no mapuche”.
DeBariloche

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...