expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Destellos ~ Mensajero Digital

pino

pino

sábado, 24 de marzo de 2018

Destellos

Miles de destellos brotan del lago, el sol se impone a todo, creando esa sensación embargadora de conciencias que nos invade cada tanto, muy cada tanto en estos días:¡podemos hacer una sociedad mejor, podemos lograr ser comunidad, podemos no dejar a nadie afuera, podemos transformar la injusticia estructurada, el egoísmo y la ambición que nos rodea en un país que incluya a todos, empiece por los más débiles y valga la pena, podemos respetar la vida de todos, transformar este respeto en la prioridad esencial, sobre bienes, ideas, humores y mezquindades!.
Mucha gente agachada repinta lentamente los pañuelos blancos que también destellan hoy, como cada 24, una vez más nos encontramos, nos abrazamos, nos saludamos también desde lejos, con la mirada, con esa sensación de comunión de los que pensamos parecido, como dice el cantor.
Una vez más construimos juntos este ritual que va ganando densidad con los años, todos estamos más viejos, a algunos se les nota más, algunas ya no están, como la querida Susana Pacheco que era casi anfitriona los 24 de Marzo, siempre que me veía llegar me abrazaba, me besaba, me retaba por algo, y me daba alguna tarea, está hoy también ella flotando en la densidad de este aire rebalsado de destellos, destellos que son 30.000, más otros que se fueron sumando en esto años, destellos que también suman a Santiago, a Rafita y a tantos otros que tristemente perdimos en estos días.
Ritual repetido, tranquilo, soleado, de pocas palabras, de pintura blanca en las suelas, de gente grande que recuerda en silencio, de alguna lágrima escurridiza en la mejilla de algún hijo, hermano, amigo, ritual de chicos corriendo, como esperando su turno para suplantarnos en esta densidad repetida de destellos.
Los 24 de Marzo nos juntamos los que pensamos parecido, no igual, pero parecido, y vacunamos a nuestra sociedad contra la oscuridad que tuvimos, cada pañuelo es una dosis que crea anticuerpos sociales para que no vuelva esa infección casi mortal que tuvimos, y vaya si hace falta todavía con los pedidos de muerte que leemos en las redes, con la discriminación construida desde los medios, con el mismo plan económico, origen y motivo de ese golpe que hoy vuelve a robarnos el futuro y dejar hermanos a la intemperie.
Hoy esa intemperie es de hermoso lago azul llenando el aire con la densidad de 30.000 y más destellos, y abrazando a los que pensamos parecido. Mañana será nevisca, de pibitos tiritando sobre pisos de tierra, de alcoholismo sin oportunidades.
24 de marzo de pañuelos, de destellos de los que ya no están que vuelven a visitarnos por lo que dura ese destello, 24 de Marzo de inicio de una Pascua que finalmente, ciertamente, indefectiblemente, sea “paso”, de la muerte a la vida, ojalá los destellos dejen de ser solo el recuerdo de los que nos robaron, y sean alguna vez también la luz que alumbra la llegada de esa nueva vida.

Fernando Fernández Herrero

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...