expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> diciembre 2017 ~ Mensajero Digital

pino

pino

domingo, 31 de diciembre de 2017

Weretilneck: La imparcialidad y la objetividad no deberían ser usadas como excusa para desconocer los ddhh.

Desde la Multisectorial contra la Represión y la Impunidad queremos manifestar públicamente nuestra solidaridad   y apoyo al Dr. Rubén Marigo ante las declaraciones en su contra realizadas recientemente por el gobernador Weretilneck.
En este sentido, tomamos el concepto del gobernador sobre las decisiones, instándolo a  definir si va a asumir la responsabilidad de conducir políticamente los destinos de la provincia o va a continuar siendo una  servil marioneta del gobierno nacional.Resultado de imagen para weretilneck macri

martes, 26 de diciembre de 2017

¿Y dónde está Rafael Nahuel?

Revista Cítrica

Miles de personas se movilizaron al mes de la desaparición forzada de Santiago Maldonado. ¿Cuántas se movilizarán hoy, a un mes del asesinato de Rafael Nahuel? ¿En cuántas localidades habrá marchas para exigir justicia? ¿Por qué algunas muertes movilizan más que otras?

Foto: Eugenia Neme, Al Margen
Click en la foto para ampliar



Por Luciana Mignoli (*)

lunes, 25 de diciembre de 2017

Economía: "Usted se encuentra aquí",... al borde del precipicio

“Las últimas cuatro crisis externas tuvieron como precedente situaciones similares a la actual”
El agujero negro que predice la crisis
Herrera Bartis, economista de la UnquiI, señaló que cada vez que hubo fuertes desequilibrios en la balanza de pagos en los últimos 48 años, sobrevino una crisis externa. El déficit actual es el más grave de la historia.
Por Raúl Dellatorre


Reproducción del gráfico de Germán Herrera. Evolución del saldo de cuenta corriente de la balanza de pagos, como porcentaje del producto.


Hasta dónde podrá avanzar el gobierno en su política económica, sostenida en el endeudamiento externo para financiar los graves desequilibrios internos, es la pregunta que se formulan los analistas económicos, a derecha e izquierda, adentro y afuera del país. Y en qué puede derivar la situación económica si se produce una crisis, es el otro interrogante central. Germán Herrera Bartis, economista de la Universidad Nacional de Quilmes y de AEDA, especializado en economía del desarrollo, ofrece la siguiente reflexión. “Las cuatro últimas crisis de divisas que sufrió el país, entre 1981 y 2001, estuvieron precedidas de un fuerte déficit en la cuenta corriente del balance de pagos; precisamente es la situación que se da ahora, un déficit de la cuenta corriente que alcanzó niveles récord en 2017; debería prestársele más atención al asunto, porque cuando el déficit en cuenta corriente llega a niveles tan altos, es un buen predictor de una crisis en el horizonte”. El gráfico que acompaña esta nota fue elaborado por Germán Herrera, y da cuenta de los cuatro episodios que refiere en su comentario: crisis de la deuda en 1982 (fin de la dictadura cívico militar), caída del Plan Austral en 1988 (el principio del fin para el gobierno de Alfonsín); crisis del Tequila en 1994/95 (que Menem logró sortear siendo reelecto para un nuevo mandato) y el colapso de la convertibilidad en 2001 (fin del gobierno de De la Rúa). Previo a cada uno de ellos, el país había estado sometido a una fuga de divisas que disparó un desequilibrio entre el ingreso y egreso de dólares que llevó el déficit en la balanza de pagos a niveles de entre 3,5 y 4 puntos del PBI. En 2017, ese déficit va en vías de superar el 5 por ciento del PBI, un récord histórico. ¿Es el preanuncio de una nueva crisis?

La cuestión del déficit externo fue el tema del Panorama Económico de PáginaI12 en su edición de ayer. Herrera Bartis envió un comentario a este diario sobre dicha nota, señalando sus observaciones y preocupación sobre el mismo tema, lo cual motivó el diálogo que aquí se resume. “El punto a analizar es que, en una economía como la nuestra, el déficit en cuenta corriente es una variable determinante, como se puede ver en una perspectiva histórica (que es lo que refleja su gráfico). La potencialidad de predecir una crisis que tiene esta variable es muy superior a cualquier otra, y el nivel récord que alcanzó actualmente sería motivo suficiente para considerar los riesgos a los que nos enfrentamos”, analizó.

La cuenta corriente del balance de pagos es el resultado de las transacciones en divisas entre los agentes económicos del país y los del exterior. Si el resultado es negativo, es decir si hay déficit, quiere decir que están saliendo más dólares que los que entran. Cuando esta salida neta es constante y por volúmenes importantes, hay una razón para preocuparse: de algún modo hay que financiar esa necesidad de dólares para pagar la cuenta. Si fuera un desequilibrio circunstancial y rápidamente superable, se podría atender pagando con reservas internacionales (cuenta en divisas bajo control del Banco Central). Cuando el desequilibrio es permanente, como en la actualidad, se recurre al endeudamiento externo. Pero si se mantiene el déficit en cuenta corriente, la deuda se infla como un globo hasta estallar. Es lo que le pasó al país en 1982, en 1988/89, en 1995 y en 2001: todas ellas fueron “crisis de la deuda”, al llegar a un punto de imposibilidad de pago. ¿Puede volver a suceder ahora lo mismo?

“Lo típico de las crisis externas argentinas –repasa Herrera– es que el déficit de la balanza de pagos venía dado por la remisión de utilidades al exterior, el pago de intereses de la deuda y el desequilibrio en el comercio de bienes, principalmente manufacturados, esto último como consecuencia del crecimiento (atado a la dependencia de insumos del exterior). Lo particular del déficit actual es que no se da en una etapa de crecimiento, pero igual el saldo negativo en el intercambio de bienes y en la remisión de utilidades al exterior es muy importante; el pago de intereses por ahora no es tan grande porque venimos de una situación anterior de baja relación deuda/PBI, lo cual es un atenuante o permite que la soga se estire un poco más; pero lo novedoso es un déficit escandaloso en turismo, donde la diferencia entre los gastos de argentinos en el exterior y lo que gastan los extranjeros en el país llega a los diez mil millones de dólares al año, una cifra sin precedentes”.

La historia económica argentina marca que de estas crisis se sale con medidas drásticas, nada simpáticas para la población, como una brutal devaluación o una renegociación de la deuda en términos denigrantes. Y una historia repetida: quienes se benefician de esta salida de dólares son las grandes firmas y fondos especulativos que hacen su negocio con el dólar barato y las tasas altas; y una franja minoritaria de la sociedad, con posibilidad de ahorrar en divisas y remitir sus ganancias al exterior, y que gastan fortunas en viajes y compras fuera del país. Quienes pagan los costos, en tanto, son los sectores empresarios no concentrados (pymes) y empleados que pierden durante la crisis y luego pagan las consecuencias.

domingo, 24 de diciembre de 2017

En lugar de los Pesebres Cheeky, ...uno con un niño Jesús indio, y Rafita mirando desde el cielo

Pesebres de plástico



(APe).-  Por Facundo Barrionuevo

Siempre me llamaron la atención esos pesebres de plástico con colores chirriantes, animalitos de granja y pastito de utilería. El José occidentaloide de cuello torcido con bastón de pastor y la María contemplativa, siempre arrodillada (no va a ser cosa que -por más elegida de Dios que fuera- estuviera en el mismo plano que el varón).

Ambos flanqueando con caras asombradas al niñito Dios, con más pinta de nene de Cheeky que de palestino recién nacido. Nunca esos pesebres me dijeron mucho de la fe en la que creo. Suelen ser un apéndice más, abajo de los arbolitos nevados de bolas de colores que nos gustan tanto y que, cercanos al 24, se confunden entre las bolsas de cartón de las marcas de moda.

***

Dicen que la costumbre del pesebre la inventó, como modo de evangelización, el Francisco del siglo XIII. El de Asís, el loco de la naturaleza y los pobres, que revolucionó y denunció las estructuras del poder eclesial de su época. De ese Francisco tomó el nombre el Francisco nuestro, el de Roma, según él, como programa orientador de su pontificado.

Si uno lee los textos sagrados con atención, esa escena del pesebre del año 0, no tiene mucho de romántica. En el pueblo de Belén, periférico a la gran Jerusalén, ni siquiera había lugar para que pasara la noche una pareja a punto de parir. Así es como 'la María' terminó teniendo a su crío entre la paja de un galpón, fuera de la ciudad, rodeada de algún que otro animal y un poco de olor a bosta. Varias veces habrán escuchado, en el medio de las contracciones: “acá no hay lugar”. “No hay lugar para que nazca” sería la frase completa. Y, encima, un rato más tarde, cuando ya el niñito se había acomodado, recién nacido, en el pecho de la madre, cayeron unos magos siguiendo una estrella con regalos medio raros diciendo que el pibe tenía futuro de rey y de muerte. Y la historia que rodea al nacimiento de ese Jesús de Nazaret se remata con la matanza, ordenada por el rey Herodes, de todos los niños menores de 2 años, porque se había corrido la bola de que un niño desconocido había nacido con destino de monarca. Historia o mito, esos relatos tienen sentido de evocación simbólica.

En la realidad de hoy el “acá no hay lugar” persiste para los pibes. Mientras algunos nacen en las periferias de los Belenes del siglo XXI, en las casas rosadas, blancas o en los palacios de cúpulas de cobre, los Herodes de este tiempo (siempre en madrugada) deciden no darle lugar al destino de millones de niños, niñas y adolescentes. Y de paso, fieles a los criterios adultocéntricos de este sistema, también le recortan la vida a los viejos.

***

Cuando era muy chico, mi abuela: 'la Má' (así le decíamos), nos dejaba jugar con las figuras de su pesebre, que era de un material tan liviano y frágil como el papel. Un día con mis hermanos rompimos un par de reyes. Habrán sido Gaspar o Baltasar. No lo sé. La abuela daba lugar, aún, para mandarse macanas.

Hoy, en casa, las figuras del pesebre son unos simpáticos aymaras. Una chola mira al niño que duerme boca abajo, culito para arriba. El fondo de cielo estrellado de nuestro 'nacimiento' familiar son imágenes del año en donde creemos que tiene que nacer tozudamente la vida nueva. La foto de Santiago con esa mirada interpelante, la imagen de Rafita laburando en la carpintería, un recuerdo del centro juvenil, una tarjeta de una escuela, titulares de diario no muy agradables, una estrofa de una canción.


Hay que inaugurar talleres
donde viva lo diverso
refugios de la esperanza
lugares de nacimiento
donde nadie quede afuera
de la fiesta y del encuentro.
(Huberto Pegoraro)

***

Hace un tiempo, por amigos en común, nos volvimos a encontrar con Lucas, un compañero de la escuela secundaria. Sabía que en esos largos años de no vernos había fundado un Club en Mar del Plata, el Dos de Mayo, que es como esos árboles en donde van a parar bandadas de golondrinas que, por supuesto, hacen primavera, para luego seguir viaje a otros horizontes.

Cientos de pibes pasan a diario por los entrenamientos de la Plaza Libertad, soñando jugar la final en el estadio Mundialista y ganar la copa de la Liga Barrial. Hace varios años a Lucas se le presentó el desafío de recibir en su casa a algunos pibes del Club que ya no encontraban lugar en esta ciudad desigual. Hoy, entraman una familia de hijos adolescentes y arman pieza por pieza el puzzle de historia que traen en la mochila.

Hace unos meses, Lucas empezó a dar talleres de ajedrez y se inventaron con un amigo, un programa de radio donde comparten lecturas y desvelos de escritores. Es un inaugurador de lugares. Hay muchas y muchos inauguradores de lugares donde la vida se recibe, así como viene, escapando, dolida, herida casi de muerte, embarazada, ciega, sorda, triste o flaca, muy flaca.

Creo que los imprescindibles de los que hablaba Bertolt Brecht son esos que se animan a decir: “acá tengo un rincón para hacerte un lugar”. En esos imprescindibles creo, en los que transforman los pesebres de plástico en carne y hueso. Los que, como el loco Francisco medieval, 'la Má', Lucas y el Dos de Mayo, hacen que este mundo sea, todavía, un lugar donde nacer rodeado de magia y misterio.



sábado, 23 de diciembre de 2017

“Un muerto por día de gobierno”

Informe contra la Represión Policial e Institucional

La Correpi plantea que “estamos atravesando el pico represivo más violento desde el ’83”. Y María del Carmen Verdú, una de sus dirigentes, da las cifras: “Hubo 725 muertos en 721 días de gobierno de Cambiemos”.
Por Renata Padín


La presentación del Informe se hizo en Plaza de Mayo, con familiares de las víctimas. Imagen: Leandro Teysseire

Antes de la presentación, en Plaza de Mayo, del Informe contra la Represión Policial e Institucional, María del Carmen Verdú, dirigente de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), hace un panorama: “Estamos atravesando el pico represivo más violento desde el ’83. Hubo otros momentos especialmente duros, el ’89, el 2000-1, el 2008... Pero esta escalada represiva es inédita. Por primera vez superamos la marca del muerto diario por gatillo fácil o torturas. Hubo 725 muertos en 721 días de gobierno de Cambiemos, un muerto por día de gobierno. Y sabemos que son más, porque se tarda bastante en enterarse de los casos y confirmarlos. En el informe del 2016, hay consignados doscientos casos menos de los que hoy sabemos que se cometieron. Por eso digo que va a haber más este año, con la represión sobre los sectores populares organizados y el raid de los últimos diez días”.

La Correpi plantea que represión estatal hubo siempre, con matices y diferencias más o menos importantes. Verdú, entonces, explica: “Cuando empezó el gobierno de Cambiemos, nosotros planteamos que el panorama era poco alentador, porque por primera vez todos los aparatos represivos (el de Nación, el de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, el de la Capital) estaban en manos de la misma fuerza política”.

Lo peligroso está en que no hay frenos desde las instituciones, más bien lo contrario. “A esta concentración de los aparatos represivos estatales hay que agregarle el aparato judicial”, agrega. Y cuando se le pregunta por las declaraciones del fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal Germán Moldes, expresa: “Todavía no nos llegó el dictamen de Moldes, pero a juzgar por lo que apareció en la prensa, es una colección de adjetivos incalificable. Por supuesto que apenas nos llegue, vamos a actuar. Moldes habla de ‘sedición’, de ‘bandas organizadas’, echa mano de figuras legales que hacía muchísimo que se habían abandonado... Y en un dictamen pretende darle órdenes al Poder Legislativo, por ejemplo. Acá lo peligroso no es sólo Moldes, que ya sabemos cómo es y cómo actúa. El problema es que no está solo en el ámbito judicial”.

Desde el palco, de espaldas a la Casa Rosada, se suceden las adhesiones y oradores. En consonancia con lo que está planteando Verdú, uno de los integrantes de la Correpi expresa: “La represión no es sólo de Cambiemos. La violencia no es sólo de Cambiemos. Porque en el Congreso votaron más de 20 diputados justicialistas junto con Cambiemos, y contaron también con la ausencia de Daniel Scioli”.

El delgado de ATE Hernán Izurieta dice desde el palco: “No venimos en solidaridad ni por apoyo. Venimos en defensa propia. Para los trabajadores organizados, que venimos sufriendo la violencia de la represión y los despidos, esta lucha es la nuestra. Nos tildan de violentos y los violentos son ellos”.

Y el audio que va pautando las distintas etapas del acto sigue hablando de la violencia estatal: “Al principio del gobierno de Cambiemos, se planteó el tema del protocolo antipiquetes, que volteamos con la reacción popular. Ese protocolo incluía un corralito para la prensa. Decían que querían proteger a los trabajadores de prensa, pero lo que en realidad querían era que no quedara registro de cómo actúan, no querían que les pasara lo mismo que a Duhalde con Kosteki y Santillán, que el fotógrafo de Clarín los desnudó. Porque hay que distinguir entre la prensa canalla y la independiente. Un tercio de los detenidos en las últimas jornadas de este diciembre son trabajadores de prensa”.

Una hermana de una víctima de un caso de gatillo fácil sintetizó el sentir de todos los familiares presentes en la Plaza, cuyo contorno y calles internas mostraban carteles con las fotos, los nombres y las fechas de las víctimas: “No es grato estar acá, pero es necesario. Si nos dejamos ganar por el dolor, no hacemos nada y no cambia nada. Nosotros también somos víctimas de la represión estatal. Las primeras víctimas son ellos, nuestros muertos. Pero después empieza nuestra lucha para que haya justicia”.

jueves, 21 de diciembre de 2017

Entre 3 prefectos identificados está el asesino de Rafita

Acotan a tres Albatros la búsqueda del asesino de Rafael
Los primeros datos de las pericias indican que ese número de integrantes de Prefectura portaban fusiles MP-5, con balas 9 mm. También peritan las pistolas de más de 20 Albatros. La Cámara Federal de Roca rechazó el pedido de la fiscal de revocar la excarcelación de los dos jóvenes mapuches que llevaron el cuerpo de Rafael.
Por Santiago Rey - EED



Se achica el cerco sobre el asesino de Rafael Nahuel. Más allá de la responsabilidad institucional de la Prefectura Naval por el avance de su grupo de elite Albatros sobre el territorio de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu en Villa Mascardi, la Justicia dio importantes pasos en las últimas horas para dar con el responsable del disparo que acabó con la vida del joven.

Según pudo saber En estos días a través de fuentes con acceso al expediente, los primeros resultados de las pericias balísticas y sobre las armas y ropas de los prefectos involucrados -fueron ocho los que el sábado 25 de noviembre se adentraron en el territorio-, la investigación se centraría en tres de ellos. Son precisamente estos tres Albatros los que portaban armas MP-5, que disparan balas 9mm.

Si bien paralelamente se está realizando en el predio del Tiro Federal la pericia sobre las más de 20 pistolas Beretta -también con carga de 9 mm- que se secuestraron a los prefectos; el dato clave en este momento de la investigación puede surgir de los barridos electrónicos sobre las cintas de carbono, que se están realizando en el Instituto Balseiro y que permitirán determina cuál de los prefectos disparó su arma MP-5. Los otros cinco prefectos investigados habrían tirado con escopetas antitumulto y armas que lanzan pelotas de pintura.


Vainas encontradas en el territorio

Las muestras de carbono se tomaron pocas horas después de comprobado el fallecimiento de Rafael Nahuel, y, de acuerdo a lo revelado oportunamente por este medio, la cantidad de cintas utilizadas en cada uno de los Albatros es menor al número establecido como parámetro de calidad para esta pericia.

En tanto, la Cámara Federal de General Roca rechazó el pedido de la Fiscal Silvia Little -avalado en un dictamen por el Fiscal ante la Cámara, Mario Sabas Herrera- para revocar la excarcelación de Fausto Jones Huala y Lautaro González. La solicitud se basaba en una supuesta posibilidad de fuga de los dos jóvenes que aún se encuentran imputados, y que bajaron desde la montaña hasta la ruta el cuerpo herido de Rafael. “Se nos murió en las manos”, declaró oportunamente González, al momento de relatar que al ver a Nahuel herido improvisaron una camilla para llevar a Rafael hasta la ruta. Una vez allí se entregaron sin oponer resistencia.

Esta resolución de la Cámara permitirá a Jones Huala y González continuar el proceso en libertad.

Según perito, la Armada siempre supo dónde está el submarino, y las explosiones solo son compatibles con un torpedo o una mina

“La Armada Argentina sabía exactamente dónde estaba”

ARA SAN JUAN: ESPECIALISTA DIJO QUE LAS EXPLOSIONES FUERON EXTERNAS
Por Redacción - La Arena



El ingeniero en electrónica y perito consultor de la Justicia Federal, Ariel Garbarz, se refirió a las hipótesis por las cuales puede haber desaparecido el pasado 15 de noviembre el submarino ARA San Juan en el cual iban a bordo 44 tripulantes. El especialista aseguró que las Fuerzas Armadas sabían “el lugar exacto” donde se encontraba el navío y catalogó de “escandaloso” el extenso radio de búsqueda, aún teniendo conocimiento sobre la posición del submarino.
Son muchas las hipótesis que se han formulado en estos 27 días de búsqueda del ARA San Juan y respecto de la investigación Garbarz, dialogó el sábado con El Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5) donde contó que dirige un laboratorio en la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) que se dedica a hacer pericias para la Justicia y hace varios años, con gobiernos anteriores al actual, tuvo convenios con diversos ministerios para asistirlos técnicamente.
En este sentido recordó que “el 20 de noviembre me comuniqué con el ministro Aguad y le ofrecí en forma directa nuestra ayuda para colaborar en la geolocalización del submarino. El me contestó: ‘Ok. Muchas gracias’, nada más”. “Aguad no nos convocó y esto lo reclamé en la redes sociales”, sostuvo.
A su vez relató que el mismo día que se detectaron las dos explosiones en la misma zona donde estaba el navío, varias horas antes, hubo ocho comunicaciones que provinieron del submarino: “dentro de esas ocho conversaciones, siete fueron de datos. El submarino comunicó su latitud y longitud”, aseguró el entrevistado y confió que “la Armada ya sabía, el mismo 15 de noviembre, dónde estaba el buque en forma exacta. Sin embargo se estableció un radio de búsqueda enorme, la asistencia llegó demasiado tarde. La Armada no informó que sabía la posición exacta del submarino. Esto es escandaloso”.
“Obviamente fueron decisiones políticas y el mismo Balbi se contradijo. Incluso dijo que las llamadas no fueron recepcionadas, lo cual no es cierto”, agregó.


Explosiones externas.
“De las explosiones se supo varios días después y se supo porque lo hizo público el gobierno de Austria”, dijo Garbarz, que si bien no es especialista en submarinos sí lo es “en analizar señales de audio así como señales de radiofrecuencia y sobre todo espectros en el dominio de tiempo en que proviene la frecuencia”.
Respecto de las explosiones aseguró que “fueron dos explosiones impulsivas, porque en décimas de segundos liberan la energía. Si hubiesen sido internas, hubiesen tardado más en liberar la energía. Entonces podemos asegurar que fueron explosiones externas al submarino. Ahí entramos en un terreno donde nosotros no podemos avanzar más porque no somos expertos en torpedos o minas, pero sí podemos asegurar que esas explosiones fueron externas”.

¿Cómo son las baterías?
Las compañías alemanas Ferrostaal y EnerSys-Hawker están acusadas de suministrar piezas de baja calidad a la Armada argentina, según informaron los medios públicos alemanes Bayerischer Rundfunk y ARD. Las piezas incluyen baterías que se incendiaron dentro del submarino, lo que pudo haber provocado la desaparición de la nave.
En este sentido el ingeniero se refirió a dichas baterías de plomo ácido “las cuales se pueden recalentar, se pueden incendiar, sobre todo aquellas que son abiertas. En el peor de los casos pueden llegar a encenderse fuego, pero no explotan, a menos que se las haga explotar deliberadamente”. De hecho -sostuvo- el submarino lo informa como un incendio contenido y resuelto. “La Justicia debería citar inmediatamente al operador de la base de la Armada, que fue quien recibió las comunicaciones de voz y de datos”, sostuvo Garbarz.

Las posibles hipótesis
Una de las versiones que circuló en los medios fue que había ingresado una importante cantidad de agua salada por el snorkel del navío, la cual produjo una irradiación rápida que produjo una intoxicación por liberación de hidrógeno, hecho que en palabras de Garbarz “es posible”. En este sentido explicó que “la reacción ante un cortocircuito del ácido de las baterías, en contacto con el plomo, libera hidrógeno”, sin embargo ese tipo de explosiones químicas “no tienen la energía suficiente como para destruir un submarino, puede producir daños internos y contaminación en la atmósfera del submarino. Pero no se condice con las explosiones detectadas”.
También se animó a hablar de una de las ideas que en principio asustaba, como pudo ser un ataque con torpedos: “no hay que descartar la hipótesis que indica que pudieron ser dos torpedos. Es una de las posibles hipótesis verosímiles, de acuerdo al espectro que los austríacos nos informan. Lo único cierto es que tenían la ubicación del buque, que lo tuvieron en siete llamadas, y que no mandaron a un avión, que en pocas horas pudiera auxiliarlo”, concluyó el especialista.

Victoria Pírrica de Macri

Así definió una diputada nacional - casualmente llamada Victoria- al logro del gobierno nacional de conseguir la aprobación de la ley de reforma previsional.
Resultado de imagen para macri carrio
El término se origina en "Pirro", un general griego que ganó una batalla perdiendo muchísimos soldados.

Extorsionando gobernadores y diputados supuestamente opositores, Macri logró cumplir al pie de la letra con las exigencias del FMI- quien había "recomendado" este ajuste cuando nuestro país volvió a endeudarse con dicho organismo- reduciendo los ingresos de los sectores más vulnerados de nuestra sociedad. Contrariamente a esta medida, desde el inicio del gobierno de Cambiemos se han reducido impuestos de sojeros, empresas mineras, y otros grupos económicos de altos ingresos y rentabilidad.

Tal vez -como nunca - se visibilizó en estos días cómo un gobierno puede agrandar la brecha entre pobres y ricos.

El aparato mediático a favor del gobierno logró descalificar la impresionante movilización de la tarde - acusándola de violenta, kircnerista, golpista, etc- pero no pudo tapar el sol con las manos - valga la paradójica metáfora- cuando a la noche salieron a cacerolear en Recoleta, Olivos, Caballito y muchos otros barrios de Bs As y del resto del país donde Macri sacó un alto porcentaje de votos. Una señora mayor de clase media exclamaba: "Ni Cristina nos hizo esto", como citando al peor de los demonios.

Una historieta graficaba a un niño preguntándole a su padre porqué estábamos tan mal , a lo que el padre respondía :"por culpa de los que nos gobernaban cuando estábamos bien". La viñeta finaliza con el niño interpelando al adulto con la pregunta ¿Vos sos tonto papá?

Se va cayendo con la nueva ley el relato armado del "cambio para mejor" por esta nueva versión marketinera del neoliberalismo en la Argentina.

Más allá de los "deberes bien hechos" por Macri y sus aliados ante el poder económico internacional, muchos de sus propios votantes empiezan a poner en cuestión este rumbo- que ya se sabe cómo puede terminar porque ya nos ha sucedido.

Se calculan cerca de una docena de intentos de imponer el liberalismo económico, con resultados nefastos, desde que somos nación.

El fracaso es inexorable, pero el desafío es cómo se construye una alternativa política con la mayoría de los argentinos que creemos que la democracia debe servir para generar mayores niveles de equidad e igualdad , y no para todo lo contrario...



Mg Jorge Luis Vallazza
Dni 12.975.453
Legislador FPV Río Negro

El testigo E cambió sospechosamente su declaración sobre el asesinato de Santiago

La familia Maldonado reclama que se le vuelva a tomar declaración al llamado testigo E
Un testimonio bajo pedido de nulidad
El juez Lleral finalmente le tomó declaración al joven mapuche Lucas Pilquiman, quien describió la persecución de la Gendarmería y aseguró haber visto a Santiago en el río. La abogada de los Maldonado pidió que se anule porque no se la había notificado.
Por Adriana Meyer


La represión de la Gendarmería terminó con la muerte de Maldonado.

La abogada Verónica Heredia pedirá la nulidad de la última declaración testimonial que tuvo lugar en la causa por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado porque no fue notificada con antelación suficiente para hacerse presente. El martes, luego de muchas idas y vueltas, finalmente el juez federal Gustavo Lleral escuchó a una de las últimas personas que vio con vida a Maldonado, el joven mapuche Lucas Pilquiman. Su testimonio fue recogido meses atrás por los abogados peticionantes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quienes para preservar su identidad –dadas las sucesivas represiones que padece la comunidad mapuche en Resistencia de Cushamen y de las cuales ellos son denunciantes– lo identificaron con la letra E, entre otros testimonios también reservados. Ahora, ante el juez, el testigo ratificó que vio a Santiago “agachado” bajo las ramas de un sauce, a la orilla del río, y que los gendarmes dispararon balas de goma y de plomo mientras decían “indios de mierda, maten a uno”. Pilquiman esta vez no mencionó hechos que había referido con anterioridad, una razón más que invoca la familia Maldonado para que vuelva a ser interrogado. Durante la testimonial, le mostraron el video del operativo del 17 de octubre, cuando fue encontrado el cuerpo de Santiago, y reconoció el lugar como el mismo donde lo vio por última vez.

Luego de que PáginaI12 publicara su relato, el anterior juez del caso, Guido Otranto, convocó a Pilquiman pero nunca le tomó declaración. El 18 de septiembre ese magistrado encabezó un operativo en la lof, donde a Lucas y a otro testigo, Matías Santana, los mantuvieron en el piso precintados durante doce horas. A partir de aquel momento nadie había podido dar con él hasta ayer, cuando declaró ante Lleral pero fuera del juzgado, porque su familia tendría temor de posibles represalias por parte de la Gendarmería, la fuerza de seguridad que protagonizó el operativo en el cual desapareció Maldonado. Sin embargo, la familia del tatuador ahora impugnará la declaración porque no pudo estar presente su representante legal. La cédula de notificación fue subida al sistema web casi a la medianoche del día previo a la audiencia con Lucas Naiman Pilquiman. Heredia pidió al secretario del juez que la suspendieran para “poder estar presente”, porque “el testimonio de Lucas es vital para la familia Maldonado para saber la verdad”. Nunca tuvo respuesta. El problema no era sólo de horario, sino que la declaración fue tomada en la sede del juzgado de paz de la localidad de Epuyén.

“La represión empezó a las 5 de la mañana cuando alrededor de 150 efectivos de Gendarmería comenzaron a despejar la ruta y a efectuar disparos de plomo y goma hacia el Pu Lof. Me desperté asustado, y entonces me fui a esconder al río, pero no conozco mucho la zona porque no soy parte de la comunidad. Voy constantemente a visitarla, a ver a mi hermana Ailin Co. Fueron alrededor de 30 minutos que estuvieron efectuando disparos, luego desalojaron la ruta y nos fuimos a descansar”, dijo el testigo en la declaración a la que accedió PáginaI12. Cerca de las nueve los mapuches decidieron volver a cortar la ruta y hacer una panfleteada. “Tardo un poco en salir a la ruta, voy caminando, veo a unos 60 o 70 gendarmes que bajaron hasta la tranquera y atrás venían escoltándolos una camioneta de Gendarmería y el Unimog”, describió, en coincidencia con los testimonios de todos los mapuches que fueron interrogados en el expediente.

Pilquiman explicó que “cuando baja Gendarmería hasta unos 500 metros de donde estábamos nosotros, comienzan a efectuar disparos de goma, entonces nosotros comenzamos la autodefensa con piedras”. En ese momento, el testigo procedió a hacer un dibujo a mano alzada de lo que venía relatando. “Luego los gendarmes avanzan y se separan en dos grupos, por el medio pasa la camioneta de Gendarmería a fondo para atropellar a los peñi que entran al Pu lof, y la Gendarmería se forma en la línea de la tranquera. En ese momento, sacan las armas reglamentarias y comienzan a tirar, eran de 9 milímetros. Entonces pasó un auto y la Gendarmería le pidió que sea testigo de todo, pero no quiso y siguió su marcha. Ellos tiraban con postas de goma y balas 9 milímetros y nosotros con piedras, y decían ‘indios de mierda’ y ‘maten a uno’ (...) Luego de ello, el Unimog se estaciona frente a la tranquera. Se baja un gendarme y corta la cadena e ingresa el Unimog y el personal de Gendarmería”. Después, los mapuches se “replegaron”.

El testigo conocido como E expresó ante Lleral que “de quienes estaban ahí, conocía, además de a mi hermana, a Matías Santana, porque fue el que me recibió el domingo y me explicó cómo funcionaba la comunidad, y a Santiago Maldonado, que lo conocí en El Bolsón porque él iba constantemente a la feria y tenemos amigos en común. Entonces cuando yo llegué a la comunidad, él me reconoció. Cuando gritaron “repliéguense”, yo corrí derecho hacia el río. Cuando voy hacia el río lo veo a Santiago que va a la guardia, agarra su mochila y se la pone, y sale corriendo atrás mío”. Así lo contaron también Ailin Co y Claudina Pilquiman. “Sigo corriendo, bajo hasta donde voy a buscar agua. Atiné a tirarme derecho al agua porque estaba bajo su nivel, pero quedé enredado en unas ramas de sauce. Me desenredo y me tiro de nuevo. Sé nadar, pero me hundía porque tenía un buzo y una campera de abrigo, me pesaba y me tiraba para abajo. Me hundí por la ropa y en un pozón que hay el agua me tapó, mido casi 1 metro 90. Me saqué la campera y dejé que se la lleve la corriente. Le grito a Santiago ‘vamos Peñi, vamos’. Me doy vuelta y veo que el agua le llega al pecho. Santiago me decía ‘no puedo peñi, no puedo’”.

Pilquiman agregó que, cuando llegó a la otra orilla, vio a Santiago “agachado escondido entre los sauces”, y que salió corriendo porque tenía mucho frío. Ya seco luego de hacer fuego, y junto a Santana, vio a gendarmes barranca arriba “tirando con 9 milímetros, escopeta y piedrazos, abajo en el agua estaba Santiago, tenía ropa oscura, pantalones negros, una campera celeste, y abajo un buzo largo de lana. Estaba muy abrigado”. Cuando los mapuches se reunieron y empezaron a decir que faltaba Santiago, Pilquiman no les contó lo que había pasado. “Estaba muy asustado, era la primera vez que pasaba por una situación así”, dijo ante el juez.

Consultadas varias fuentes del caso, indicaron a PáginaI12 que es posible que Pilquiman “no haya dicho todo lo que sabe”, aunque de la lectura de la declaración surge que tampoco le hicieron preguntas. Su temor a represalias por parte de los uniformados tiene que ver con que varios miembros de su familia fueron torturados e incluso encarcelados desde enero de 2015. Los testigos protegidos del caso fueron expuestos por la propia ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y la comunidad denunció que “no tienen garantías” sobre su integridad física.

Los Maldonado seguirán exigiendo que todas las personas cuenten todo lo que saben sobre las circunstancias en que murió Santiago, entre ellos los gendarmes que, está comprobado en la causa, lo persiguieron hasta el helado río Chubut.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Encontraron el auto en que se llevaron a Lucas, está en Roca,... a 15 retenes policiales de Bariloche


El vehículo fue trasladado a la Unidad Regional II de Roca.
Fotos y video: Luis Leiva

Exclusivo: Hallaron el auto donde habría subido Lucas Muñoz el día que desapareció

El vehículo sería el que señalaron los testigos como aquel donde fue visto por última vez el joven policía.

Por Luis Leiva y Gonzalo Contino

Durante un allanamiento realizado en General Roca, habrían hallado el auto donde vieron subirse a Lucas Muñoz el día que desapareció en Bariloche.

Se trata de un Chevrolet Onix color gris, que según informaron fuentes judiciales de nuestra ciudad, tendría pedido de captura por parte del Ministerio Público Fiscal de Bariloche, vinculado a la investigación por la desaparición y muerte del joven oficial de la Policía de Río Negro, a cargo del Fiscal Martín Govetto.

El vehículo fue encontrado en las inmediaciones de las calles Cipolletti y Colon, Barrio Noroeste en General Roca, cuando personal policial realizaba un allanamiento en búsqueda de un cuatriciclo. Estaba tapado, detrás de un portón y totalmente cerrado. Quienes viven en esta propiedad sería una familia gitana y se desconoce cómo habría llegado este automóvil a ese lugar.

Alrededor de las 15,30, un camión-grúa de una empresa privada, se acercó hasta este domicilio para trasladarlo directamente a Bariloche.

Muñoz fue visto por última vez alrededor de las 13,20 del 14 de julio del año pasado en la avenida Juan Herman (exRuta Nacional 40) a pocas cuadras de la comisaría 42. Vestía su uniforme y portaba su arma reglamentaria. Dos agentes que recorrían el lugar lo saludaron y después observaron que dialogaba con el conductor de un Chevrolet gris. Luego de eso, Muñoz nunca se presentó a trabajar y hasta ahora no habían ubicado el auto ni identificar al chofer.

En un primer momento se señaló que el automovil en cuestión era un Chevrolet Corsa, pero el auto encontrado es un Chevrolet Onix.

En aquel momento fuentes provinciales, habían informado que el oficial partió en este coche al parecer de modo voluntario, aunque desde Gendarmería habían desestimado esta hipótesis.

Lucas Muñoz tenía 28 años, era efectivo policial oriundo de Ramos Mexía. Trabajaba desde hacía un tiempo en la Comisaría 42. Lo que pasó en el camino a la unidad policial, se desconoce, así como también lo que pasó en los posteriores 27 días que permaneció secuestrado.

La investigación hasta el momento, tuvo escasos avances, y esto causa indignación en la familia. Mientras duró la búsqueda del joven oficial hubo escándalos en la fuerza rionegrina: comisarios desplazados, uniformados detenidos, pero nada prosperó y quienes estaban detenidos recuperaron la libertad por no poder confirmarse las teorías que había en ese momento.

La familia de Lucas, había cuestionado el accionar de Gendarmería durante la investigación luego de hallarse una vaina en el predio donde apareció el cuerpo, el cual ya había sido rastrillado en reiteradas ocasiones por la fuerza federal y no habían encontrado nada. (ANB)

Los infiltrados

La madre de un Policía dejó al descubierto que su hijo fue infiltrado de civil a las marchas

Escándalo: la mujer explicó que su hijo no usaba casco ni chaleco y que estaba vestido de civil.



Una entrevista con la madre de un policía que resultó herido en la manifestación en el Congreso reconoció que lo mandaron a infiltrarse entre los manifestantes.

"No tenia escudo él, no tenia casco , no tenía nada. Al ser de civil él, supongo que lo deben haber confundido, porque él trabaja en división de robos y hurtos", le admitió a Antonio Laje.

Tras finalizar la llamada, una de los periodista de la mesa salió a aclarar los tantos y comentó como resultó herido el oficial.

"Hay una parte en lo hirieron con uno de los bastones de la Policía. Lo que no cuenta ella, y lo voy a decir con cuidado, es que estaba de civil, investigando y en el fuego cruzado lo confundieron. Vos habrás visto imágenes de gente encapuchada llevándose detenida a otra gente. Bueno, es su trabajo", confesó uno de los panelista de Laje.

Para los grandes medios los únicos heridos son policías,...del otro lado tres personas perdieron un ojo, serían los muertos si se hubiera permitido otras armas como piden a gritos los periodistas del sobre

Tres personas perdieron un ojo por los proyectiles lanzados por la policía frente al Congreso
Las heridas que dejó la represión
Daniel Nievas trabaja en Astillero Río Santiago y una bala de goma le hizo estallar el ojo derecho. Horacio Ramos, militante del Frente de Organizaciones en Lucha, aún tiene un proyectil dentro de la cabeza. El tercer herido es Roberto Alvarez, del Partido Obrero.
Por Adriana Meyer


La familia de Ramos pide testigos del ataque que sufrió en Hipólito Yrigoyen, entre Solís y Ceballos.

Fueron mil personas que llegaron al Congreso desde Ensenada para rechazar la reforma previsional: entre ellos, Daniel Nievas. Con otra agrupación pero el mismo objetivo, Horacio Ramos también protestó el lunes. Ambos, junto a Roberto Alvarez, terminaron en las guardias médicas. Los tres fueron heridos durante la represión y perdieron un ojo por las balas policiales. La familia de Ramos está pidiendo en las redes sociales si hay testigos de la agresión que sufrió en Hipólito Yrigoyen, entre Solís y Virrey Ceballos. Además, denunciaron que la policía lo golpeaba mientras lo estaban curando. “Voy a seguir luchando con lo que quede de mí”, dijo a PáginaI12.

Nievas trabaja en Astillero Río Santiago (ARS), le dicen “El Dengue” y un perdigón de goma le hizo estallar el globo ocular derecho. Sin perder la calma, dijo: “Perdí el ojo, hermano. Mañana me operan, hay que vaciarlo. Mala leche”. El día previsto para el tratamiento de la ley que ajusta a los jubilados, muy temprano, trabajadores y trabajadoras del ARS decidieron en asamblea movilizarse a la Plaza de Mayo en el marco del paro general de ATE y de la CGT. Viajaron en 15 micros y varios autos. Antes de llegar a la Capital fueron detenidos por un retén a la altura del peaje Hudson de la autopista, donde los hicieron bajar de los micros y les revisaron las pertenencias. Más tarde, Nievas resistió el avance de la policía porteña y, cuando esa pelea se volvió cuerpo a cuerpo, fue baleado en el rostro.

En la sección Cobrería del ARS, sus compañeros dicen que es un “luchador de toda la vida”, que ingresó como contratado en los ‘90 y estuvo en todas las luchas”. Nievas no fue el único herido, Sebastián Zapata, de la sección Soldadura, también tiene riesgo de perder uno de sus ojos.

Horacio Ramos es herrero y tiene 51 años. Milita en el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL). Con sus compañeros y socios en una imprenta autogestionada se encontró en la Plaza de los Dos Congresos. “Estaba detrás de una madera y de pronto, cuando se levantó, le pegaron en el ojo. Herido retrocedió hacia la Casa de las Madres, donde había una posta sanitaria, luego cruzó la plaza hasta el Instituto Patria, donde le dijeron que era grave”, relató su compañero Ulises Guede. En Callao y Rivadavia lo curaron en una carpa del SAME, adonde llegó caminando por esa avenida en medio de la parte más cruenta del operativo represivo. “Se tira en una camilla para que lo atiendan, ahí había unos cascos que se caen y en ese momento policías que estaban adentro de la carpa lo empezaron a moler a golpes, como es corpulento salió de ahí a los empujones hasta que dio con una empleada de la Defensoría del Pueblo, que lo acompañó al Hospital Santa Lucía”, completó.

Su familia difundió en las redes sociales un mensaje: “Todavía desconocemos si se trata de una bala de goma o plomo, ya que por la complejidad de la herida no se la pudo ubicar, ni remover. Después de haber recibido el disparo, como pudo se acerco a carpa del 103 y en su interior, lejos de recibir atención medica, fue brutalmente golpeado por efectivos de la policía. Sigue internado, fue operado de urgencia a la hora de ingresar al hospital y posiblemente tenga que volver a ser intervenido ya que tiene el proyectil en su cabeza”. Y pidieron ayuda a quien haya sacado alguna foto o filmación de las situaciones que vivió (como contacto, dieron el correo ayus92@hotmail.com). Necesitan pruebas porque serán querellantes en las denuncias abiertas contra el ilegal accionar represivo de la Policía de la Ciudad.

Roberto Álvarez, el Barba, perdió su ojo izquierdo durante la represión en Congreso. La columna del Partido Obrero estaba sobre Rivadavia y Sáenz Peña. Los testigos contaron que, en un momento, la policía se quedó sin gas lacrimógeno y comenzó a tirar piedras sobre los manifestantes. Una le pegó en la cara y le causó la grave herida. Este militante trotskista tiene 64 años y es de Morón, por más de 30 años trabajó y militó en el gremio gráfico y se jubiló hace apenas dos meses. “Esta pérdida no cambia mi convicción de seguir luchando por la clase obrera y el socialismo”, escribió en su muro de Facebook, mientras sigue internado en el Hospital Durand.

Fueron a pintar el monumento a la muerte y había algo que lo tapaba



Foto: Facebook Lily Ortiz.
El pino de Navidad amaneció con pintadas
El lamentable episodio ocurrió en el transcurso de la noche.

Como en el 2001, crecen los ruidazos nocturnos, como el 2001, medios oficialistas los esconden y el gobierno los ignora

Anoche hubo nuevos cacerolazos contra el ajuste a los jubilados
El ruido del descontento popular
Miles de porteños volvieron a salir a la calle para protestar contra la reforma previsional. Como el lunes, muchos fueron al Congreso. También se repitieron manifestaciones en el conurbano y el interior.



Miles de personas salieron a última de ayer otra vez a la calle para manifestar su rechazo al recorte de los haberes de los jubilados. Como el lunes a la noche, mientras la Cámara de Diputados aún debatía la reforma previsional, hicieron oír el ruido de sus cacerolas en las principales esquinas de los barrios porteños en el conurbano, para luego marchar desde allí hacia el Congreso, y también en varias ciudades del interior. Fue la respuesta al pedido de Macri de que “no duden” que su intención es mejorar las jubilaciones y de que “dejen una ranura para creer” que esa ley que el Gobierno impuso con el apoyo de gobernadores peronistas es “buena”.

“Ole, ole, ola, ola, si este no es el pueblo, ¿el pueblo dónde está?”, cantaban los vecinos reunidos anoche en las puertas del Congreso. “Parece un chiste. Macri pide que aceptemos las reformas, cuando él no abre la cabeza ante este reclamo del pueblo. ¿Cómo los vamos a aceptar? Jubilados afectados, niños afectados, familias enteras que se quedan sin comida. Es una estafa”, decía un joven entre el ruido de las cacerolas.

Tras la sanción de la reforma previsional, Macri brindó ayer al mediodía una conferencia de prensa. No hizo ninguna autocrítica por los cacerolazos. Sólo dijo respetar “que haya gente que piense que estas reformas no son buenas”, pero hizo una fuerte defensa del ajuste a los jubilados y llamó a aquellos que la rechazan y lo expresaron cacerola en mano en las calles que le tengan fe. “Es importante que no se cierren totalmente sin siquiera darle una oportunidad”, insistió y aseguró que la ley “buena”.

“Macri basura, vos sos la dictadura”, coreó la gente horas más tarde en los distintos cacerolazos. Quienes fueron al Congreso el lunes a la noche para repudiar el ajuste y la feroz represión de horas antes en ese mismo lugar se encontraron con una guardia de policías que a las tres de la mañana avanzó con motos para dispersar a los manifestantes.

Anoche casi no había policías de guardia en el Congreso, donde a la hora en que los manifestantes empezaron a llegar los diputados trataban la reforma tributaria. Apenas había algunos agentes de seguridad y un par de patrulleros. En el piso estaban apiladas las vallas metálicas usadas para cercar el lugar el día anterior. Muchos las usaron para hacer ruido o para sentarse a descansar.

“No imaginé que iba a llegar a tanto”, lamentaba un joven con su hija de la mano, quien dijo haber ido hasta allí porque “lo que hicieron no fue un atropello a los jubilados sino a la gente en general” y con “cero miedo porque esta es la gente que se cansó”. A unos metros, una señora exponía también las razones de su presencia: “Estoy accionando por la justicia.”

A su alrededor había familias, jubilados y muchos jóvenes; todos manifestándose en forma pacífica como sintetizaba el cartel que llevaba uno de ellos: “No tiramos piedras, tiramos conciencia.”

A esa hora, en muchos de lugares de la Ciudad de Buenos Aires se repetían escenas como las de la noche del lunes. Entonces, la violencia vivida alrededor del Congreso durante el primer tramo de la sesión que terminó en la aprobación de la reforma previsional dejó a los miles que se manifestaron de manera pacífica contra el ajuste a los jubilados con un sabor amargo llevó a la gente. La mayoría debió desconcentrar la zona de la plaza al ritmo de los gases, balazos de goma y la feroz represión de la policía que justificó su accionar en un grupo de manifestantes violentos. Pero ese descontento popular volvió a la calle esa misma noche y se expresó con cacerolas, bocinazos y aplausos.

“¡Unidad de los trabajadores. Y al que no le gusta se jode, se jode!”, se volvió a cantar anoche en las principales esquinas de los barrios porteños mientras en las redes sociales se multiplicaban las convocatorias a sumarse a la protesta. “Nuevos cacerolazos en contra de la ley de reforma previsional y la ley tributaria”, “Sigue la bronca”, “¡No es reforma es saqueo a los mas vulnerables!”, fueron algunos de los comentarios que se viralizaron, con fotos de los distintos puntos de concentración. Hubo menos gente, pero con la misma bronca.

martes, 19 de diciembre de 2017

Cientos de miles de día y de noche desparecieron, 200 violentos entre los que había policías, televisados hasta el cansancio para correr el eje, millones de jubilados choreados por Macri

Multitudinaria manifestación de rechazo a la reforma previsional
La masiva marcha que fue invisibilizada
Mientras las piedras y la represión se llevaban la atención de los medios masivos, organizaciones sociales y sindicales se movilizaron y colmaron la Plaza del Congreso y sus alrededores. Los dirigentes destacaron que “se amplió la base social de la protesta”.
Por Laura Vales


Los miles y miles de personas que se manifestaron casi no fueron mostradas por los canales de TV, que se concentraron en los incidentes.


“No se quejen... ¡Esto es un juego de niños!”, dice Beto López Camelo, ex dirigente de los municipales de San Miguel, hoy devenido en profesor de historia en un colegio secundario. Lo dice cuando en la plaza del Congreso, con mucha gente a pesar de los choques con la policía que se siguen produciendo contra las vallas, unos metros más adelante, varios manifestantes comienzan a señalar hacia los pisos altos de un edificio donde la policía abrió las ventanas para disparar desde la altura gases lacrimógenos. “¿Qué no se queje quién?”. Pero López Camelo ya no responde: acaba de caer cerca un cartucho de gas, y después otro. Desde adelante llega una oleada: los manifestantes que están más cerca de las vallas ya vienen retrocediendo en masa. “¡No corran! ¡Tranquilos!”, gritan mientras retroceden. Todo el mundo sabe que en medio de una corrida lo que no hay que hacer es correr.

El problema son los gases. Las fuerzas de Seguridad tienen nuevas armas que les permiten tirarlos a distancia, desde 60 o 70 metros. Si se riega una plaza llena, habrá empujones para salir. Si se siguen tirando gases durante varios minutos –los cartuchos caen en medio de las columnas que tratan de retirarse–, lo que se produce es una avalancha.

Muchos logran salir por la Avenida de Mayo, pero las calles paralelas a la avenida son angostas. Pronto hay escenas de ahogamiento: personas que caen al piso y son pisoteadas, pánico. El dueño de un bar de esta zona de embudo abre sus puertas cuando los vidrios parecen a un paso de estallar por la presión humana. Una vez que los gases se dispersan, la policía, desde atrás del vidrio, filma a los manifestantes refugiados dentro. Después empiezan las detenciones.

Hasta ese momento, en la franja de plaza que bordea el Congreso habían transcurrido dos horas de piedrazos contra una policía que, a su vez, tiraba balas de goma y gases, a corta distancia. Jóvenes con pulmones de 20, piernas de 20 y nada que perder cargaron contra el vallado que se desplegó para el blindaje del Congreso. Los primeros piedrazos comenzaron unos minutos después de las dos de la tarde, cuando en la Cámara de Diputados se reunía el quórum para a sesionar.

Leandro Teysseire

Los canales de televisión lo mostraron en directo, ya que todos sus móviles estaban instalados en el lugar. En cambio, quedó invisibilizado lo que pasaba unos metros más atrás, sobre gran parte de la plaza, donde los gremios y los movimientos sociales permanecían en el lugar. Por la Avenida de Mayo, cubrieron desde la mitad posterior de la plaza hasta la Avenida 9 de Julio. A su vez, por la 9 de Julio hacia el Obelisco se extendieron por otras tres cuadras más.

En la plaza o sus cercanías, hasta la avanzada policial que gaseó toda la zona, permanecieron también sus dirigentes: entre ellos, Héctor Amichetti (Gráficos), Sergio Palazzo (Bancarios), Omar Plaini (Canillitas).

–¿Por qué se quedan? –le preguntó PáginaI12 al titular de la Federación Gráfica, que en uno de los canteros se mantenía con su columna, a pesar de que radios y canales sólo hablaban de grupos violentos. Las transmisiones en vivo de los choques ya llevaban más de una hora.

–Para mantener esto, que es una expresión de las organizaciones sindicales y sociales contra la reforma. Hay que sacar esa idea de que lo que está protestando es el activismo- dijo Amichetti.

Sobre la Avenida de Mayo, casi llegando a la 9 de Julio, estaban los Bancarios, con Sergio Palazzo.

–¿Cómo ve esto que pasa?

–Se amplió la base social de la protesta –contestó el dirigente–. Es lógico que haya reacción frente lo que es un paquete de leyes insensible, que implica un despojo a los sectores más vulnerables. Por eso nos vamos a quedar a pesar de que haya represión.

Otros gremios que movilizaron: sectores de la CGT, como la Unión Obrera Metalúrgica, con sus seccionales del conurbano y San Lorenzo; delegaciones de las regionales cegetistas, como la de Rosario; todos los gremios de la Corriente Federal (bancarios, gráficos, docentes del Sadop, curtidores); los gremios de las dos CTA, como Ctera, Asociación de Trabajadores del Estado, el sindicato del Neumático, entre otros; también seccionales de Luz y Fuerza, del Sipreba (trabajadores de prensa), taxistas (los de la CTA), los telefónicos, ladrilleros, aceiteros, entre otros.

Marchó también todo el arco de los movimientos sociales –completo– y el movimiento cooperativo –aquí hay que listar desde las empresas recuperadas del MNER hasta las cooperativas de trabajo nacidas de los programas de construcción de viviendas, creadoras de la CNCT–.

***

Con el antecedente de la represión del jueves, la gente fue a la marcha mucho más organizada. Esto se vio en que armaron columnas acordonadas, listaron a los integrantes de cada grupo, designaron encargados de centralizar la información y abrieron grupos de WhatsApp. Esto fue algo generalizado.

A las 10 de la mañana, en la estación San Martín, Caseros: un grupo de Pueblo Unido (organización barrial que integra la CTEP) se junta en el andén esperando el tren. Antes de la partida, un referente reúne a todos y explica: “Esta marcha es diferente a las que venimos yendo. Los que estuvieron el jueves vieron la represión: se llevaron detenidos, tuvimos corridas, nos desorganizamos. Hoy tenemos que mantenernos juntos, no separarnos ni empezar a correr para cualquier lado. Hicimos un listado, si alguien se pierde hay que avisar enseguida. Pero, sobre todo, no corran. Vamos todos y volvemos todos juntos”.

***

La argumentación que atribuye los choques con la policía a “infiltrados” es un discurso fácil, además de contagioso, pero tiene poco que ver con la plaza real. Aquí viene el difícil trabajo de explicar lo que se podía ver sin la intermediación de las pantallas: los tiradores de piedras contaron todo el tiempo, a pocos metros, con la permanencia de los gremios y movimientos sociales. Nadie en la plaza se escandalizó por estos choques. Las columnas de manifestantes se acordonaron, corrieron a sus integrantes unos pasos más atrás y cuando pudieron, trataron de recuperar terreno, de nuevo hacia el vallado.

Algunos testimonios tomados entre estos sectores –los de los piedrazos–, en palabras de protagonistas que aquí se evitará identificar:

“Hoy seguramente a la reforma la van a aprobar y van a estar sesionando por varias horas. Para nosotros, la mayoría de la cúpula ya arregló. Ya hicieron sus cuentas, se quedan con menos afiliados pero les cierran los números, no van a plantarse. Por otro lado, este no es un Gobierno como los anteriores, que no podían sostenerse sin un cierto grado de consenso, pongamos el caso de (Fernando) De la Rúa. Lo que se viene es sostener los reclamos hasta que se arme una nueva camada de dirigentes”.

Otro: “Estos son pibes duros, curtidos, pero además en los barrios hay toda otra cabeza. No son el papeo del 2001, cuando tenían bronca pero no sabían ni lo que pensaban”.

Como a medida que pasaban las horas el clima se caldeó, buena parte de los gremios se alejó unas cuadras y esperó en la Avenida 9 de Julio. Tenían la intención de reagruparse y volver a entrar en la plaza, pero luego se desató el operativo policial de “barrido”, con gases de toda la zona.

Así fue la desconcentración, en medio de choques que se trasladaron y siguieron por varias horas, hasta entrada la noche, hacia el Bajo.

Miles de personas llegan esta noche al Congreso para repudiar la reforma previsional
Cacerolas de madrugada contra el ajuste
Columnas de personas de diferente zonas de la Ciudad de Buenos Aires confluyeron en la Plaza de Los Dos Congresos para expresar su rechazo a las leyes de ajuste que impulsa el gobierno nacional. Una escena que se repite en diferentes barrios y en varias capitales de provincia.


Imagen: Adrián Pérez

Una interminable marea de personas se reunieron esta madrugada en la plaza de Los Dos Congresos con cacerolas, botellas plásticas y banderas argentinas, haciendo escuchar su repudio al ajuste previsional que la Cámara de Diputados debate desde hace más de ocho horas y, de no haber inconvenientes, continuará por cinco horas más. Esta movilización nocturna no sólo ocurre en la ciudad de Buenos Aires sino que estas mismas escenas se viven en diferentes ciudades del país y con otro denominador común, son autoconvocados donde no se ven banderas partidarias.

Por la avenida Corrientes desde el barrio de Almagro bajó una gran cantidad de gente. Algo similar ocurrió por la avenida Santa Fe que eran los que recorrieron antes la avenida Cabildo. Ambas columnas desembocaron luego en la avenida Callao y culminaron en la esquina de Bartolomé Mitre donde está una de las vallas que puso la Policía de la Ciudad.

Otra gran cantidad de personas se ubicaron en la plaza del Congreso donde la policía reinstaló las vallas sobre las esquinas de avenida Rivadavia y Rodríguez Peña y la intersección de Hipólito Yrigoyen y Solís. Son miles que se agolparon en las vallas a que las golpean sin cesar haciendo un ruido que se escucha desde varias cuadras.

La muchedumbre estaba compuesta fundamentalmente por jóvenes, aunque aparecían familias completas, hasta con niños, dispuestas a hacer oír su protesta.

El desfile incesante de personas se mantuvo hasta cerca de las cuatro de la mañana, cuando la policía decidió realizar otra ofensiva represiva. Para eso salió violentamente de detrás de las vallas y se avalanzó sobre los manifestantes que todavía hacían ruido en la Plaza, con el saldo de por lo menos dos nuevas detenciones.

whatsapp

En Rosario, la gente se reunió en el Monumento a la Bandera. Es una multitud autoconvocada que hace escuchar su repudio a la reforma previsional.

whatsappManifestación en el Monumento a la Bandera

whatsapp

En la capital de Tucumán también se escucha el rechazo. Frente a la Casa de Gobierno un grupo de personas se acercó a hacer oír su reclamo al gobernador Juan Manzur quien esta mañana estuvo en el Congreso de la Nación para refrendar junto a otros mandatarios provinciales su respaldo a la norma repudiada por miles.

whatsapp

Concentraciones similares tuvieron lugar en Córdoba, Mendoza y La Plata.

Sumando 11 diputados apretados por sus gobernadores para poder pagar el aguinaldo, el gobierno de Macri le robó 100.000 millones por año a los jubilados, pibitos pobres, discapacitados, y combatientes de Malvinas

En medio de protestas, la Cámara de Diputados aprobó el ajuste de las jubilaciones
Una reforma que salió a palazo limpio
El recorte de los haberes jubilatorios fue aprobado con 128 votos a favor. En contra votaron 116 diputados y dos se abstuvieron. Terminó así el duro debate que había comenzado ayer en medio de la masiva movilización de protesta y los violentos choques entre policías y manifestantes, que dejaron más de 60 heridos y centenares de detenidos. Durante hubo carolazos en distintos barrios porteños y el conurbano que confluyeron en el Congreso.
Por Miguel Jorquera


El bloque del oficialismo en medio de las gestiones para conseguir los votos para aprobar la reforma previsional. Imagen: Sandra Cartasso

‘somos vulnerados pero no somos vulnerables, tenemos la fuerza de organizarnos, queremos la madurez de construir nuestro camino. Le pedimos al poder que no nos joda más”

Murió Juan Ojeda, un luchador de las personas con discapacidad

El joven había encabezado en los últimos años los reclamos del colectivo de discapacidad. Pesar de las organizaciones.


Juan Ojeda, una de las tantas veces que acudió al Concejo para exponer su postura. (Foto: Archivo)

Sorprendió ayer por la tarde la muerte de Juan Ojeda, un joven referente del colectivo de organizaciones por los derechos de las personas con discapacidad.

En el último tiempo, Juan, fue el máximo exponente de los reclamos del sector y llevó en varias ocasiones sus planteos al Concejo Municipal.

Era el presidente del Consejo Consultivo de Discapacidad de Bariloche.

La municipalidad, el intendente Gustavo Gennuso, el Concejo Municipal expresaron sus condolencias por la pérdida del referente local.

El gremio Soyem fue una de las organizaciones que lamentó el fallecimiento del joven. “Tu legado seguirá adelante a través de todos los que supimos reconocer tu espíritu de lucha. Hasta luego, compañero!”, señaló el sindicato de los municipales en un comunicado.

También concejales del Frente para la Victoria destacaron que Juan “era un militante de los derechos de las personas con discapacidad y de los derechos humanos. Un ejemplo de lucha y entereza, que fue voz de esos sectores postergados”.

“Su partida es una gran pérdida para nuestra ciudad. Quisiéramos recordar las palabras de Juan hace un año, en la marcha por el Día de la Discapacidad, ‘somos vulnerados pero no somos vulnerables, tenemos la fuerza de organizarnos, queremos la madurez de construir nuestro camino. Le pedimos al poder que no nos joda más”, señalaron
DeBariloche

"La prostitutas de Macri"

Soria: "No son peronistas, son prostitutas de Macri"

En una tensa sesión, la diputada se refirió en duros términos a los gobernadores peronistas que apoyaron la reforma previsional. También habló Silvia Horne.

La diputada nacional María Emilia Soria criticó con dureza a los gobernadores provinciales que hoy (18/12) viajaron a Buenos Aires para apoyar la reforma previsional, entre los que se encuentra el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck.

En el marco de la tensa sesión por la reforma previsional, Soria planteó una cuestión de privilegio y pronunció un efusivo discurso contra el presidente Mauricio Macri y los mandatarios provinciales.

“Toda esta seguridad que vemos hoy, no es para evitar un delito, sino para garantizar el robo a los jubilados. A mí me da vergüenza que hoy hayan arrastrado a gobernadores justicialistas a sentarlos a sacarse una foto. Me da vergüenza que esos gobernadores se digan peronistas, no son peronistas, son prostitutas de Macri” expuso.

Twitter Congreso de la Nación.

“Vinieron acá y cambiaron los votos de sus jubilados de sus provincias, vinieron a cambiarlos a costa de que Macri no incendie cada una de sus provincias” continuó.

“Hoy siento que estudié derecho en el país equivocado” porque “si a las doce de la noche esta ley no fue sancionada, Macri se va a reír de todos ustedes porque lo va a sacar por decreto como ya advirtió. Este congreso se está convirtiendo en un circo, señor presidente” dijo dirigiéndose a Emilio Monzó.

“Mientras nosotros estamos acá tratando de evitar que haya algún herido, algún muerto, ustedes le están dando la espalda al pueblo” expresó.

Finalmente le pidió a los diputados oficialistas “que reconsideren lo que están haciendo” y lanzó una dura advertencia al titular de la Cámara Baja: “ojalá, señor presidente, para cuando termine esta sesión, no tenga sangre sobre sus manos”.

La diputada rionegrina Silvia Horne también pronunció un discurso al inicio de la sesión. “Esta Cámara no tiene condiciones para sesionar, esta Cámara está bajo coacción, esta Cámara está rodeada, sitiada, y bajo una condición represiva que pone en riesgo la condición de diputados para poder sesionar” sostuvo.

“Estamos tratando o se quiere tratar un proyecto que es injusto, que es inhumano, que es retrogrado y por eso lo hacemos bajo coacción” agregó.

Para Horne, este es un proyecto “que nadie del oficialismo ha podido explicar a los jubilados”.

“No solamente no vamos a acompañar esta ley, sino que tampoco queremos ser cómplices de esta sesión. La responsabilidad va a ser de toda la Cámara” manifestó.

“Ustedes prometieron cambiar pasado por futuro y nos están llevando a un callejón sin salida” afirmó.

Los otros tres diputados rionegrinos Lorena Matzen, Sergio Wisky y Martín Doñate aún no se expresaron en la sesión. (B2000)

lunes, 18 de diciembre de 2017

Los que asesinaron a Rafita están libres, los que trataron de salvarlo pueden ir presos

Piden detener a dos jóvenes que cargaron el cuerpo de Rafael Nahuel
Albatros libres, mapuches presos
En General Roca, la fiscalía federal dictaminó a favor de revocar la excarcelación de los mapuches que bajaron el cadáver de Nahuel, asesinado en un operativo de Prefectura. Los agentes que participaron de la represión no fueron imputados ni citados a declarar.
Por Santiago Rey


Fausto Jones Huala, igual que Lautaro González, fue imputado por usurpación y atentado a la autoridad. Imagen: Gustavo Zaninelli

Desde Bariloche

Mientras el juez Gustavo Villanueva aún no citó a declarar ni imputó a ninguno de los ocho agentes del Grupo Albatros que participaron del operativo que terminó con el asesinato de Rafael Nahuel, el fiscal ante la Cámara Federal dictaminó a favor de revocar la excarcelación de los dos mapuches que bajaron el cuerpo del joven muerto. Así, Fausto Jones Huala y Lautaro González podrían volver a la cárcel, bajo el argumento de que existe “peligro de fuga”. La medida se da en el marco de la causa por “usurpación” y “supuesto atentado a la autoridad”, derivada de la detención en la ruta Juan Herman -40 sur-, cuando los jóvenes dejaron el cuerpo de Rafael Nahuel y se entregaron sin oponer resistencia, el pasado sábado 25 de noviembre, en la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, en Villa Mascardi.

Jones Huala y González permanecieron cuatro días detenidos, y fueron imputados en la causa “NN sobre muerte dudosa”, bajo los cargos de usurpación y atentado agravado contra la autoridad.

Tras esos cuatro días, fueron excarcelados por el juez Villanueva. Ahora la revocatoria de la excarcelación fue solicitada por la fiscal federal interina Silvia Little, quien pidió que se los procese con prisión preventiva efectiva por considerarlos autores de “usurpación” y “atentado agravado contra la autoridad por haberse cometido a mano armada”.

El pedido encontró eco en el fiscal ante la Cámara Federal, a pesar de que en la inspección ocular y en el expediente no hay ninguna prueba de la existencia de armas de fuego. El fiscal hizo suyos argumentos de la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, para avalar el pedido de revocatoria de la excarcelación. Habló de grupos violentos y con relación con la recuperación de la pu lof en Resistencia Cushamen, en territorios de Benetton.

En caso de que la Cámara Federal de General Roca haga lugar al pedido de la fiscal, la medida será apelada por los defensores de Jones Huala y González, Sonia Ivanoff y Matías Schraer, quienes justamente habían solicitado el pasado jueves el sobreseimiento de los dos jóvenes, sobre la base de los resultados de la inspección ocular realizada en el territorio, y el informe del perito de la defensa, que da cuenta de la inexistencia de un enfrentamiento, y la ausencia de armas en poder de la comunidad.

La doctora Sonia Ivanoff es también abogada defensora de Facundo Jones Huala, detenido en Esquel, Chubut, a la espera del juicio por extradición. Schraer indicó a PáginaI12 que debido a la relación entre Facundo y Fausto “existe una condena previa, por portación de apellido”.

Tras el dictamen del fiscal, la Cámara Federal con asiento en General Roca, deberá definir la situación de Jones Huala y González.

Paralelamente, en la causa por el asesinato de Nahuel, el viernes declararon dos testigos que se trasladaban en la Traffic turística que fue detenida a unos 50 metros del lugar de la represión. El conductor de ese vehículo era Pablo Curlo, cuyo testimonio –que fue publicado por este diario– dio cuenta de la presencia de los uniformados disparando desde la ruta hacia la montaña. A comienzos de la semana pasada, el operador turístico ratificó sus dichos. Según fuentes con acceso al expediente, los dos guías de rafting que declararon el viernes ampliaron el relato de Curlo y brindaron algunos detalles sobre lo que observaron el día de la represión.
Mesa de diálogo

En tanto, pocos avances se produjeron en la mesa de diálogo abierta con el objetivo de encontrar una solución al conflicto. Es que Parques Nacionales no cede e insiste con el desalojo de la comunidad Lafken Winkul Mapu en Mascardi.

El jueves pasado volvieron a reunirse los integrantes de la mesa: referentes de la comunidad, el Obispado de Bariloche, organizaciones sociales y de derechos humanos, la gobernación de Río Negro a través de su secretaria de Derechos Humanos, Laura Méndez, y representantes de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, entre otros.

Durante el encuentro, la referente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas transmitió un mensaje del representante de Parques Nacionales, Joaquín Labougle, quien reiteró la negativa del organismo al diálogo en las actuales condiciones de “usurpación” del territorio en la zona de Villa Mascardi, y planteó que no se retiraría la denuncia penal que derivó en la orden de desalojo por parte del juez Gustavo Villanueva.

Una de las abogadas de la familia de Rafael Nahuel, Julieta Wallace, integrante de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), insistió especialmente en la “importancia de iniciar un proceso de reconocimiento de derecho territorial”, y reclamó, a su vez, la presencia de Parques Nacionales “para resolver la problemática presentada, por ser quien tiene la competencia final para resolver el conflicto”.

El abrazo partido


La pintada la realizaron los alumnos esta semana.
Foto: gentileza.

Rafael, Santiago y un mural
Estudiantes de colegios secundarios realizaron una pintada en homenaje a los dos jóvenes muertos. Denuncian “represión” y piden a gritos “espacios culturales”.

Por Nicolás Malpede

Santiago Maldonado y Rafael Nahuel aún siguen vivos en la memoria de muchos. Desde esta semana, un emocionante mural también los comenzó a recordar. Está en Gallardo casi 9 de Julio y sus autores son jóvenes estudiantes y militantes del campo popular.

“Santiago Maldonado y Rafael Nahuel presentes. Ahora y siempre”, reza la frase de la flamante pintada realizada por la agrupación estudiantil Lobo Suelto en homenaje a ambos jóvenes, quienes perdieron la vida recientemente en medio de polémicos operativos de fuerzas federales.

La consigna acompaña a un dibujo en el que se ve a Santiago y Rafael fundiéndose en un eterno abrazo. El mural se encuentra en uno de los paredones del Estadio Municipal, en Gallardo y 9 de Julio.

“Habíamos hecho la pintada en septiembre, pero en esa ocasión reivindicamos a los chicos de La Noche de los Lápices. Después de un tiempo lo borraron, así que decidimos ahora hacerlo de nuevo, pero esta vez homenajeando a Santiago y Rafita”, contó Isabel González Puente, estudiante de la ESRN 46 y miembro de Lobo Suelto, agrupación conformada por alumnos de colegios secundarios de diferentes sectores de la ciudad.

La joven señaló que “nos da mucho miedo y bronca lo que está pasando con la juventud hoy en día, la cual es reprimida constantemente”. En diálogo con ANB, resaltó que “hoy es Rafael y mañana puede ser cualquiera de nosotros”.

“Es un miedo que, lejos de frenarnos, nos activa para seguir militando por una sociedad mejor”, aclaró González Puente. “Los jóvenes están en la mira de las fuerzas. La violencia policial más cruda se vive en los barrios del Alto, donde la Policía se siente legitimada para reprimir”, indicó.

La estudiante subrayó que “si sos morocho y tenés rasgos mapuches estás al horno, probablemente te van a perseguir y violentar”. “Lamentablemente no hay políticas de Estado que apunten a generar mayores espacios de cultura y recreación”, consideró.

“Rafita y Santiago están en nuestro mural y en la memoria de muchos. No los vamos a olvidar nunca”, resumió.

Dos jóvenes, dos muertes

Santiago Maldonado tenía 28 años. Falleció ahogado el 1 de agosto en un operativo de Gendarmería en la comunidad mapuche Pu Lof, en Resistencia de Cushamen. Su cuerpo fue hallado el 17 de octubre. Los resultados de las pericias determinaron que murió por "ahogamiento por sumersión", en un cuadro coadyuvado por "hipotermia".

Rafael Nahuel murió el 17 de noviembre luego de sufrir un disparo con una bala calibre 9 milímetros proveniente de un arma utilizada por el grupo Albatros de Prefectura.

Durante el procedimiento el joven de 22 años recibió un proyectil en el glúteo. La bala subió por su cuerpo y afectó órganos vitales, provocándole la muerte.

El trágico hecho se registró cerca de las 17 horas en Villa Mascardi, a unos 35 kilómetros de Bariloche, cuando las fuerzas federales recorrían la zona alta de la montaña en busca de los integrantes de la lof Lafken Winkul Mapu que ocupan la zona. (ANB)

sábado, 16 de diciembre de 2017

El lunes para todo el país para frenar el nuevo choreo neoliberal a los jubilados

La CGT anunciará el lunes un paro desde el mediodía en contra de la reforma previsional
Paro general en contra del ajuste a los jubilados


Imagen: EFE

El Consejo Directivo de la CGT se reunirá el próximo lunes por la mañana para anunciar formalmente un paro general a partir mediodía hasta la medianoche en rechazo al proyecto de reforma previsional que impulsa el gobierno de Mauricio Macri. A las 14 de ese mismo día, el oficialismo intentará tratar la iniciativa en la Cámara de Diputados, tras el debate del jueves pasado que fracasó luego del escándalo desatado en el recinto y en el marco de una salvaje represión en los alrededores del Congreso.

La medida de fuerza será la segunda que la central obrera concretará en los dos años del gobierno de Cambiemos y fue decidida hoy por los principales dirigentes que se encuentran en estado de sesión permanente tras la masiva movilización social reprimida por cuatro fuerzas de seguridad. Otra de las clave que precipitó la decisión fue el anuncio del oficialismo de que la cuestionada norma fue ratificada por un grupo de gobernadores peronistas que la apoyan y que instaron a sus diputados a garantizar el quórum en la sesión convocada a partir del lunes al mediodía.

Durante la semana, largos fueron los debates sobre la posibilidad del paro que es exigido por los sectores que tienen un asiento en la Comisión Directiva que sesiona en el edificio de la calle Azopardo y que participaron de las protestas reprimidas el miércoles y jueves de la semana pasada.La confirmación de que la medida de fuerza ya está decidida y solo resta ser comunicada al resto de los integrantes del Consejo Directivo que se reunirá el lunes a las 9 fue confirmada por uno de los integrantes de ese cuerpo.

El paro se realizará "en caso de que el Poder Ejecutivo mantenga su decisión de trata el proyecto", dijo la fuente a Página/12. Es decir, algo que hasta el momento es irreversible, porque la sesión ya fue convocada y el oficialismo tendría garantizado el quórum.

Antes del que el paro fuera decidido, varios gremios habían acordado un cese de actividades y movilización para el próximo lunes al Congreso, en la antesala de la sesión en la Cámara baja. Según pudo establecer este diario, algunos de ellos serán todos los que integran la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) liderada por el bancario Sergio Palazzo, los docentes de UDA, los Canillitas conducidos por Omar Plaini y el sector de la UOM referenciado en Francisco “Barba” Gutiérrez.

Los que también tomaron la decisión de marchar contra la reforma previsional son el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios y Renta Horizontal (Suterh) de Víctor Santa María, los gremios que conforman el Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA), liderado por Raúl Quiñones, y la Asociación de Trabajadores de las Comunicaciones (AATRAC), cuyo secretario general es Juan Antonio Palacios. Las fuentes informaron a este diario que entre los sindicalistas que aún están “en veremos” se encuentra el titular de la UOCRA, Gerardo Martínez.

Ayer, la conducción cegetista mantuvo una reunión para evaluar el fracaso que sufrió el Gobierno tras la caída de la sesión del jueves pasado y coincidió en señalar que la CGT tuvo su cuota parte de responsabilidad porque con la sola amenaza de paro debilitó la avanzada oficialista. Luego emitieron un documento en el que no se habían expresado sobre una convocatoria a movilizar para el lunes. Sin embargo, el anuncio de ayer tras la reunión con los mandatarios provinciales y la entrega de un bono único con el que se intentaía compensar las pérdidas que sufrirán los jubilados, hicieron que la decisión de parar cayera de madura inevitablemente.

La muerte se esconde tras la máscara


En las triste jornada del viernes se pudo ver una vez más la foto de nuestro país quebrado, miles de personas protestando para no perder derechos, de los pocos que llegan a los más débiles (jubilaciones mínimas), contra cientos de personas enfundadas en sus trajes de robot, disparando, pateando, golpeando, ya no solo a hombres sino también a mujeres y ancianos.

Esta foto de la violencia desmedida contra los que pagan con su trabajo-impuestos los sueldos de los mismos que después los golpean, se complementó con las expresiones vertidas en las redes sociales, que una vez más apoyan la violencia ejercida desde el estado (como en aquel Marzo del 76), piden más palos, más muertes, limpieza de esas bestias que tiran piedras, a las que hay que exterminar, son sucios, están podridos, son la lacra de la sociedad, son como una enfermedad que hay que combatir.

Todo esto lastima, pero si hay algo que todavía es más difícil de aceptar es que en muchas fotos de este viernes a los gendarmes, hombres y mujeres, disparando y golpeando argentinos, se los puede ver sonreír. Como se pudo ver sonreír al gendarme Echazú cuando volvía del río que se había tragado a Santiago Maldonado, como se puede suponer que sonreían los prefectos que por fin podían, después de tanto entrenamiento, disparar sus armas contra esos indios terroristas, y asesinaban por la espalda “defendiendo a la patria” a Rafita, todos están felices de lo que están haciendo, son del mismo origen sociocultural de las personas que golpean, vienen del pueblo, pero están felices de golpear y matar gente como ellos para defender los intereses de gente distinta a ellos. ¿Cómo es que se logra que pobres odien a otros pobres hasta el punto de sonreír al matarlos?.

Casualmente mi hijo me hizo ver hoy el capítulo 5 de la tercera temporada de la serie inglesa “Black Mirror”: La deshumanización de la guerra en 'Men Against Fire'. Un grupo armado estatal sale en misiones en busca de las “cucarachas”, una especie de monstruos humanoides con ojos muertos, lenguaje de gruñidos y dientes afilados, que atacan a la población decente, roban su comida y contaminan lo poco que dejan con su sangre impura.
La película transcurre linealmente como todas las de soldados contra monstruos hasta que el protagonista, en una pelea, es obligado por la cucaracha a mirar la luz de un artefacto rudimentario, a partir de ahí no podrá dormir bien, y empezará a sufrir dolores de cabeza y alucinaciones, después de unos días llegará a la conclusión que las alucinaciones son la realidad y la que pensaba la realidad es el producto de un implante cerebral que llaman “la Máscara”, que hace que el enemigo de los que gobiernan sean vistos por los soldados como monstruos terribles a los que es un honor exterminar.
Una metáfora perfecta de lo que vivimos, gente cercana y querida, pares, que piden, y justifican la violencia y la muerte del otro, porque lo ven como una enfermedad, ya no sirven los argumentos ni los hechos, nada sirve en esa discusión porque ven cucarachas, la máscara social que imponen los grandes medios funciona a la perfección en nuestro país, por eso este lunes diputados que cobran 500.000 por mes le robarán dinero a jubilados que cobran 7500 por mes, por eso Santiago fue ahogado, por eso rafita está bajo tierra asesinado por la espalda, la máscara está funcionando muy bien.
Al final, el protagonista se enfrenta a sus jefes cuando toma conciencia que esos monstruos son apenas gente pobre que lucha por sobrevivir en un mundo que decidió no tener lugar para ellos, el jefe le da a elegir, desactivar la máscara y quedar de por vida encarcelado recordando las imágenes reales de cuando mataba gente común, o reiniciar la máscara y volver a ser un ciudadano programado que mata y sonríe porque está convencido que está del lado correcto, porque se lo dice la máscara.
¿Vos que elegirías?.


Fernando Fernández Herrero


PD: Hace dos años escribí una nota: “El alcohol como enfermedad social”, en esa nota hablaba de fiestas de colegios secundarios con “barra libre del alcohol”.
Unos meses atrás murieron dos jóvenes en Bustillo, atropellados por alguien borracho al que le habían quitado hacía meses la licencia por manejar borracho.
Hay constantemente controles de tránsito que pagamos entre todos que impiden que cualquier ciudadano se acerque a los G20 que deciden en un hotel 5 estrellas, también pagado por nosotros, nuestro futuro.
No hay casi controles de alcoholismo que impidan la muerte, mucho menos cerca de las grandes cervecerías que pueden hacer oír su fuerte vos a comisarios y funcionarios municipales.
Ayer discutí con la Secretaria y la Vicedirectora de una escuela estatal en la que pibes menores y sus madres bajaban muchos cajones de cerveza para la fiesta de fin de año. Les hice ver que estaba mal, me contestaron que lo habían decidido los padres, les contesté que había una responsabilidad institucional sobre lo que pasaba dentro de la escuela, cuando vieron que no cedía en mi posición me despidieron diciendo que no tenían más que hablar conmigo.
Sería interesante una norma que obligue a centros de salud públicos y privados a informar sobre menores intoxicados (muchas veces con coma alcohólico) cada fin de semana y en qué lugares estuvieron.


En este tema también “la máscara” hace lo suyo.

viernes, 15 de diciembre de 2017

Se vino el estallido: Todos se preparan para el Lunes

15 de diciembre de 2017
En medio de una brutal represión, fracasó el intento de aprobar la reforma previsional en Diputados
El peor momento para la gestión de Macri
Cambiemos quiso forzar el debate sobre el ajuste a los jubilados pero tuvo que levantar la sesión. Luego Macri amagó con dictar un DNU para saltear al Congreso pero el rechazo de Carrió y la advertencia de la CGT de un posible paro obligaron a dar marcha atrás.
Por Sebastian Abrevaya


El enorme operativo de seguridad incluyó balas de goma, gases lacrimógenos y camiones hidrantes que apuntaron a los manifestantes. Imagen: Joaquín Salguero

A dos años y dos meses de sus respectivos triunfos electorales, Cambiemos provocó ayer su primera gran crisis de gobierno. El oficialismo desató una brutal represión que derivó en el fracaso de la sesión convocada para aprobar la reforma previsional. En ese contexto, desencadenó un conflicto interno con sus principales socios y abrió una línea de confrontación con los gobernadores peronistas y con la CGT, que amenazó con paro general. La decisión de avanzar con el ajuste en los haberes jubilatorios terminó con decenas de heridos de balas de goma, unas 30 personas detenidas y el presidente, Mauricio Macri, titubeando sobre la posibilidad de dictar un Decreto de Necesidad y Urgencia tras la derrota parlamentaria. El rechazo público de Elisa Carrió y la advertencia de la CGT parecieron forzar anoche la marcha atrás del Ejecutivo Nacional. En horas de la tarde el jefe de Gabinete, Marcos Peña, había salido a acusar a sectores de la oposición por los hechos de violencia y ratificar el respaldo oficial a la iniciativa. A última hora fuentes de Cambiemos adelantaban la posibilidad de volver a sesionar el lunes.

Desde la mañana las afueras del Congreso estuvieron militarizadas, con un despliegue de fuerzas de seguridad del que no se tenían recuerdos ni siquiera en la crisis de 2001. “Connie, sentalos a todos. ¡Que no se pare nadie!”, le ordenó Nicolás Massot, jefe del bloque de Diputados del PRO a su compañera Cornelia Schmidt Liermann. Eran las casi las dos de la tarde y los diputados de Cambiemos comenzaban a salir del Salón Delia Parodi y cruzaban unos pocos metros hasta el recinto de la Cámara Baja con la intención de iniciar el tratamiento de la reforma previsional. De a poco empezaban a llegar las primeras noticias de la fuerte represión con balas de goma y gas pimienta y las imágenes de los heridos, entre ellos diputados nacionales como Mayra Mendoza y Matías Rodríguez, del FpV-PJ. Algunos legisladores que estuvieron afuera hasta ese momento, ingresaron al Palacio e intentaron vencer la resistencia de los hombres de seguridad. “¡Soy yo! ¡Correte! ¡Somos diputados, dejanos pasar!”, le gritaba el chubutense Santiago Igón al personal que bloqueaba el acceso al hemiciclo. Atrás suyo se agolpaban, entre otros, Felipe Solá, Axel Kicillof, Daniel Filmus, además de asesores y periodistas. Agustín Rossi acababa de pasar, también a los empujones.

Minutos más tarde y en medio de un escándalo que incluyó un intento del presidente de la Cámara de golpear al diputado Leopoldo Moreau, Carrió pidió que se levante la sesión. “Monzó, decidite, sos el presidente de la Cámara o el jefe de la policía”, le había dicho Moreau al titular del cuerpo, que se paró de su silla y le lanzó sin éxito un puñetazo al grito de “¿a mi me venís a decir, Moreau?”. Asesores y otros legisladores tuvieron que intervenir para tranquilizar la situación que recién se descomprimió cuando Cambiemos aceptó que no podía continuar.
Operativo y represión

Desde la mañana, varias cuadras a la redonda del Congreso estaban valladas y completamente cubiertas por un enorme operativo de seguridad ordenado por el ministerio a cargo de Patricia Bullrich. Se preparaban para la movilización convocada por la dos CTA, movimientos sociales y organizaciones políticas, acompañadas por la CGT. Según se informó extraoficialmente, intervenían más de 1500 efectivos entre Gendarmería, Prefectura, Policía Federal. Además, se sumaron camiones hidrantes que en reiteradas oportunidades lanzaron agua mezclada con gas pimienta sobre los manifestantes. El Cels advirtió que también había en la zona un camión del Ejército. En horas de la noche, según la Correpi existían al menos 30 personas detenidas. Manifestantes, periodistas, fotógrafos y dirigentes políticos sufrieron disparos, golpes, palazos y empujones. El jefe de Gabinete responsabilizó a los diputados opositores por esos hechos, al igual que lo había hecho Carrió durante su intervención en el recinto. “Esa violencia comenzó con ataques a los funcionarios que fueron a exponer sobre el proyecto de ley en las reuniones de comisión y vimos hoy, como ayer, también la búsqueda de violencia primero desde la calle y después desde el propio recinto, cruzando una raya que no se había cruzado en el último tiempo”, sostuvo Peña. La líder de la Coalición Cívica había dicho que los diputados “tienen que tener cuidado de no avasallar a las fuerzas del orden”.
El desafío del quórum

La sesión especial de ayer estaba pautada para las 14 mientras que los manifestantes comenzaron a concentrarse en algunos puntos de la ciudad a partir de las 11. La tensión política y social había comenzado en la reunión de comisión del martes, en la que también se habían producido incidentes, tanto entre diputados como entre un grupo de jubilados y algunos funcionarios públicos como el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

El objetivo principal del oficialismo era lograr que ayer se sentaran en sus bancas 129 diputados, el quórum suficiente para sesionar. Después, sostenían, sería más sencillo aprobar la reforma porque necesitarían juntar solo la mayoría de los legisladores presentes. Cambiemos llevó 106 propios y se estiró hasta los 128 con diputados del Frente Cívico por Santiago del Estero, los misioneros del Frente Renovador de la Concordia y un grupo del interbloque Argentina Federal que responde a los gobernadores peronistas. Si bien Diego Bossio y la mayoría del BJ no se sentó, sí lo hicieron los tucumanos Gladys Medina, José Orellana y Pablo Yedlin, el sanjuanino Walberto Allende, los chaqueños Juan Mosqueda y Elda Pértile y los cordobeses Martín Llaryora, Juan Brügge, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio.

A las 14.35, el tablero de la Cámara de Diputados marcó por un instante 129 presentes y 128 ausentes. Antes de que Emilio Monzó terminara de decir “con la presencia de 129 señores diputados, queda abierta la sesión especial conforme el requerimiento efectuado por los señores diputados, número reglamentario...”, el tablero volvió a marcar un diputado por debajo del quórum. Un grupo de legisladores del Frente para la Victoria se acercó a los gritos a la presidencia, le dejó sobre el escritorio a Monzó varios cartuchos de balas de goma recogidos de la represión que continuaba afuera. Horacio Pietragalla, Máximo Kirchner, Guillermo Carmona, Martín Doñate, Carlos Castagneto, entre otros, se trenzaron en una discusión con Monzó sobre el quórum que duró varios minutos. También Victoria Donda, de Libres del Sur, se acercó con muletas y la pierna lastimada por la mordida de un perro de Gendarmería en la represión del martes.

La oposición denunció que los 129 diputados se habían logrado con “diputruchos”. Se referían al legislador electo Jorge Enriquez y a Astrid Hummel, reemplazante de la macrista Ana Martínez, quienes todavía no habían jurado. Horas después Enriquez y otros integrantes del oficialismo desmintirían categóricamente esa versión, que calificaron como una “infamia”. En las filmaciones, imágenes y testimonios no se pudo probar que alnguno de ellos hubiera ocupado efectivamente una banca. En medio de la confusión y mientras Monzó intentaba arrancar la sesión, por un momento el tablero marcó 130 diputados presentes. Fue también fugaz. Nunca más el oficialismo logró conseguir el quórum. Carrió, el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri y Monzó, mantuvieron una pequeña reunión en la que acordaron, con el consenso de la Casa Rosada, levantar la sesión.

Fuentes del bloque oficialista le admitieron más tarde a PáginaI12 que si bien ellos no habían cometido ninguna irregularidad, “el número no estaba cerrado” y que eso influyó en la decisión de dar marcha atrás. Tampoco descartaban que algún diputado opositor se hubiera sentado “accidentalmente” en su silla.

Los diputados del FpV-PJ, el Frente Renovador, el Movimiento Evita, el Bloque Justicialista y hasta el Frente de Izquierda festejaron la derrota del oficialismo.

Por la tarde, mientras continuaba la represión y las detenciones, Macri se reunió de urgencia con Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el de Hacienda, Nicolás Dujovne. Dejaron trascender que firmaría un DNU con la reforma previsional y, además, un “bono” de compensación para que los jubilados y pensionados no perdieran ingresos por el “empalme” en el cambio de la fórmula de actualización de los haberes. “Carrio y la Coalición Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto. Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional”, advirtió Lilita en su Twitter. “Si hay DNU, hay paro nacional”, afirmó Héctor Daer, triunviro de la CGT, minutos más tarde.

Anoche los responsables de la negociación política con los gobernadores adelantaban que intentarán sesionar nuevamente el lunes, luego de buscar un nuevo acuerdo con los mandatarios provinciales para que les garanticen el respaldo de sus legisladores. Será un intento por revertir, al menos en parte, la peor crisis del gobierno de Mauricio Macri desde su llegada al poder.
Se registraron decenas de heridos y hasta anoche había unas 30 personas detenidas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...