expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> ¿Por qué alguien que no sabe nadar decide arrojarse a un río vestido con tres capas de ropa que, mojada, debió de pesar como plomo? ¿Cuál era su espanto, su terror? ¿Qué había al otro lado, tan temible, que prefirió saltar a la muerte por agua? ~ ¿Quién mató a Santiago?

pino

pino

sábado, 28 de octubre de 2017

¿Por qué alguien que no sabe nadar decide arrojarse a un río vestido con tres capas de ropa que, mojada, debió de pesar como plomo? ¿Cuál era su espanto, su terror? ¿Qué había al otro lado, tan temible, que prefirió saltar a la muerte por agua?

“Una nueva forma de desaparición forzada de personas”
Por JUAN MANUEL MANNARINO | 27 de octubre de 2017

La abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, acusó ayer al Estado argentino ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de haber matado a Santiago Maldonado a manos de la Gendarmería en un operativo que no estaba autorizado por el juez ni por ningún protocolo, desviado y contaminado la investigación judicial y espiado y difamado a la familia Maldonado. Fue durante una reunión en Montevideo. “El objetivo es disciplinar a través de un caso”, dijo Heredia. Además, se reunió junto a la familia Maldonado con la vicepresidenta uruguaya, Lucía Topolansky, esposa del ex presidente José “Pepe” Mujica, que transmitió las condolencias y el apoyo de los uruguayos a la familia Maldonado. Convocaron a una marcha para el miércoles 1º en Plaza de Mayo.



-Estamos de duelo. Este viaje a Montevideo fue porque entendemos que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos debe acompañarnos a encontrar la verdad y la justicia.

Las palabras de Verónica Heredia, la abogada de la familia Maldonado, resonaron con la fuerza de un reclamo que no cesa: el pedido para que los organismos internacionales garanticen lo que el gobierno de Mauricio Macri ha obstaculizado desde un primer momento: la transparencia en la investigación por la desaparición y muerte de Santiago Maldonado. Por eso Heredia pidió “peritos y veedores independientes” y manifestó su temor de que la investigación quede en la nada. Los familiares de Maldonado también dijeron a la prensa que Macri había llamado “inoportunamente” a la madre de Santiago durante la veda electoral con un fin político y que el juez Gustavo Lleral “se apuró a decir que Santiago no tenía lesiones en el cuerpo”, según declaró Sergio Maldonado.

En la reunión privada con la CIDH en Uruguay, Heredia acusó al Estado de obstruir la investigación y atacar a la familia Maldonado. Y presentó pruebas. La administración Macri estuvo representada por el secretario de DDHH Claudio Avruj y funcionarios de Cancillería y del Ministerio de Seguridad, que fueron duramente cuestionados. Además de su exposición ante la CIDH, los Maldonado y su abogada se reunieron con la vicepresidenta de ese país, Lucía Topolansky, esposa del expresidente José “Pepe” Mujica.

Heredia dio una conferencia de prensa junto a Sergio Maldonado tras la reunión privada. Los principales puntos que marcó la abogada fueron los siguientes:

-“Lo de Santiago está tipificado como delito de desaparición forzada de persona seguida de muerte. Estamos frente a una nueva forma de desaparición forzada de personas en democracia. No necesitamos 30 mil desaparecidos, sino un caso como disciplinamiento.”

-“Se encontró el cuerpo de Santiago Maldonado porque alguien quiso que el cuerpo aparezca allí, en un lugar que se había rastrillado tres veces con anterioridad y en un lugar a la vista de todos, donde los habitantes van a sacar agua todos los días”.

-“Temo que la investigación corra peligro. Ya que el Estado no cumplió con la medida cautelar otorgada por la CIDH el 23 de agosto, que era proteger la vida de Santiago, ahora queremos garantice que el hecho no quede impune”.

-“Pedimos que se conforme un grupo de expertos independientes, como los peritos de la ONU, para que sean veedores del accionar imparcial de la justicia”.

– “Gendarmería es la responsable de la muerte de Santiago. Estamos frente a una nueva forma de desaparición forzada que es fuertemente mediatizada y ocurre en democracia. Los medios reproducen y magnifican el hecho operando de un modo interesado. Pareciera que ya no necesitamos 30 mil desaparecidos, que con uno ya se disciplina al resto de la sociedad con los efectos del terror que genera cualquier desaparición”.

-“El 31 de julio el juez Guido Otranto dio orden para despejar la ruta, que se cumplió en la madrugada del 1 de agosto, pero sin embargo Gendarmería luego ingresó ilegalmente al territorio con 130 personas de una forma brutal y ésa fue la última vez que se lo vio a Santiago con vida. Desde ese momento, el Estado negó, ocultó y desvió la investigación. Esos hechos están acreditados en el expediente”.

-“No tenemos diálogo con el gobierno. No hay resultado final de la autopsia. Hoy no sabemos ni cómo ni cuándo ni dónde falleció Santiago”.

-“El juez Gustavo Lleral podría haber esperado un poco más, fue apresurado decir que el cuerpo no tenía lesiones. El domingo todos los diarios se hicieron eco de sus palabras con evidente intención. Él nos había pedido prudencia, y creemos que la incumplió”.

-“Estamos frente a la figura penal de la desaparición forzada seguida de muerte”.

Las declaraciones de la abogada apuntan a reforzar la responsabilidad del Estado en la muerte de Santiago Maldonado; a pedir en las próximas horas un cambio de carátula por desaparición forzada seguida de muerte; a exigir a los organismos internacionales la presencia como garantes en los próximos pasos de la pesquisa; y, fundamentalmente, a poner la lupa en el rol de los medios hegemónicos, tan responsables como el Estado y la Justicia en el encubrimiento y desvío del hecho. “Cada acción del gobierno se vio reflejada en los medios que tienen el 70 por ciento de la pauta publicitaria. Los trolls que aparecieron en escena operaron como una voz autoritaria del gobierno disfrazada de red social democrática. Los hostigamientos a la familia no son inocentes, van en la línea del espionaje realizado por Gendarmería hacia ellos apenas había desaparecido Santiago”, dijo Heredia, y citó un informe periodístico elaborado por el colectivo La Vaca que presentó ante la CIDH.



Mientras se convocó a una marcha el miércoles 1 de noviembre en Plaza de Mayo–“el reclamo de la gente es lo que nos mantiene vivos”, dijo Andrea, la mujer de Sergio Maldonado-, día en que se cumplirán tres meses de la desaparición y posterior muerte de Santiago, quedó en evidencia que la familia se distanció de la imagen positiva que tenía del juez Lleral, tras sus sospechosas declaraciones a la salida de la morgue judicial de “no hay lesiones en el cuerpo” un día antes de las elecciones legislativas.

Nuestras Voces, en un artículo de Ricardo Ragendorfer, trazó un paralelismo con el caso de Ezequiel Demonty, que murió ahogado en el Riachuelo luego de que policías lo obligaran a tirarse en las aguas turbias, profundas y contaminadas del afluente. “Lo que está detrás de la muerte de Santiago Maldonado es un ataque represivo de Gendarmería con postas de goma y de ploma, en una persecución salvaje. Hay que pensar la muerte de Santiago en la suposición que alguien pueda morir congelado en medio de un incendio, algo que obviamente es absuro e imposible. El antecedente policial a tener en cuenta es la condena a reclusión perpetua a una patota de la Federal, después que en septiembre de 2002 habían obligado al joven Demonty, de 19 años, a arrojarse al Riachuelo junto a otros dos amigos. Éstos habían podido llegar a la otra orilla, pero Ezequiel, que no sabía nadar al igual que Maldonado, murió ahogado”.



A la vez que Jaime Durán Barba felicitó a Patricia Bullrich por su defensa “acertada” de la Gendarmería, y Elisa Carrió dijo que con Maldonado “construyeron un desaparecido”, las huestes oficialistas parecen festejar lo que para ellos es la “muerte accidental” de Santiago Maldonado. Lo hicieron luego de las declaraciones del juez Lleral, que desmintió por otra parte la existencia de un testigo “E”, que fue instalado como noticia por los medios como el supuesto mapuche que había dado el dato para la entrega del cuerpo.

“Hacen que parezca un accidente, y es una maniobra típica de esconder la responsabilidad en el crimen. Está clara la tarea de Pablo Noceti en provocar una situación de flagrancia que justificara la irrupción represiva en la comunidad, con la puesta en escena construida en que el gendarme Echazú recibió un piedrazo en la ruta, cuando en realidad todo indica que lo recibió adentro del predio. Ese guión fue perfectamente pensado”.

La imagen internacional del Gobierno comienza a perforarse por el caso Maldonado. El diario “El País” de España escribió en su cobertura, en una columna firmada por Leila Guerriero: “Los primeros resultados de la autopsia afirman que murió ahogado y no hay, por ahora, signos de violencia. Casi de inmediato comenzó a circular la idea de que esto llevaba alivio al Gobierno, puesto que derrumbaba el argumento de la desaparición forzada: el artesano había muerto por accidente, huyendo de la Gendarmería. A mí no me trae ningún alivio. Maldonado no sabía nadar. ¿Por qué alguien que no sabe nadar decide arrojarse a un río vestido con tres capas de ropa que, mojada, debió de pesar como plomo? ¿Cuál era su espanto, su terror? ¿Qué había al otro lado, tan temible, que prefirió saltar a la muerte por agua?”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...