expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> La licencia social se impuso ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

sábado, 26 de agosto de 2017

La licencia social se impuso

Efecto PASO: Weretilneck rechazó la instalación de la central nuclear

El mandatario no cuestionó aspectos técnicos y vinculó su cambio de postura al rechazo social de los rionegrinos a la radicación de la planta.
En un mensaje oficial explicó que el no a la construcción es “indeclinable”. Envió una nota de tres páginas a Nación, pidiendo se descarte a la provincia.


ADRIÁN PECOLLO


El gobernador Weretilneck a la hora de la redacción de la carta que mandaron a Nación. (Foto: Gentileza)

El gobernador Alberto Weretilneck comunicó ayer al gobierno nacional de su “postura indeclinable” de no autorizar la instalación de la central nuclear en Río Negro.

Anoche, en un mensaje, explicó que “ha entendido y ha aceptado” que la mayoría de los rionegrinos no quieren esa planta, según se lo hicieron saber por “distintas y variadas maneras. Siempre he dicho –afirmó– que se haría si existía aceptación social y, evidentemente, no la ha habido”.

Se difundió también la nota enviada al ministro de Energía, Juan José Aranguren, de tres páginas, que informa de la posición “indeclinable” para que se “descarte” a Río Negro porque el “proyecto careció de licencia social”.



Así, el mandatario cierra este capítulo de la planta, iniciado hace un poco más de tres meses y en su marcha cayó en el proceso electoral. El oficialismo, que enseguida se sumó al propósito nacional, no pudo apartarlo y su resistencia se transformó en porción del rechazo en las Primarias de agosto, cuya magnitud todavía se desconoce.

Esta historia nuclear asomó a mediados de mayo cuando Weretilneck se sumó a la gira por China del presidente Mauricio Macri. Todo se confirmó con la firma de los convenios y luego, las conocidas charlas y visitas gubernamentales, incluyendo el anuncio del subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, localizándola en la “costa rionegrina”. Se sucedieron las asambleas y expresiones ambientalistas, logrando su principal resistencia en Viedma y en especial, en julio, con la llegada de una comitiva técnica de chinos.

Allí, la primera reacción del gobierno provincial, que excluyó al municipio de la Capital de la localización y la supeditó a la comunidad que la aceptara en su región. Se hizo fuerte la opción de Sierra Grande, pues su intendente Nelson Iribarren ya había liderado su requerimiento.



La crisis para su sostenimiento llegó con el revés electoral y en especial, la frustración en Viedma, con un cuarto lugar. Desde un principio, el vicegobernador Pedro Pesatti lideró la ofensiva para que Weretilneck hiciera público el rechazo a la quinta central nuclear en Argentina, que se preveía en la costa de Río Negro. Nunca se supo –efectivamente– cuál era la zona propuesta por los técnicos y científicos.

El miércoles, la negativa rionegrina quedó sellada cuando Weretilneck detectó que la mayoría de sus legisladores marchaban en esa dirección. Aceptó ese camino aunque no cree que ese proyecto originó un porcentaje alto de la sangría electoral. Ayer, el primer anuncio se conoció a las 18 con un Twitter.

Luego, a las 21, en un mensaje, Weretilneck informó de la comunicación a Nación.
El dato 8.000 millones de dólares fue la cifra que se anunció en su momento que se invertiría en la central a construirse desde el 2020.
Enojo del intendente de Sierra Grande por la decisión


“Muero en mis convicciones por este proyecto y si el día de mañana no me vota nadie por apoyar la instalación central nuclear, que pase”, señaló el intendente Nelson Iribarren.


Iribarren (Cambiemos) desde ayer a la tarde sabía a través de la secretaría de Energía Nuclear de Nación que el gobernador Weretilneck había presentado la indeclinable renuncia al proyecto.


El intendente ya se puso en contacto con sus abogados para evaluar la alternativa de hacer valer la autonomía municipal y el aval de 5.000 firmas que posee de la comunidad manifestándose en favor del proyecto para que se instale en Sierra Grande. “Sé que es difícil pero no pierdo nada con intentar”, dijo.


“Me duele que por votos se deje este proyecto que seguro iba a beneficiar a esta localidad acostumbrada a tropiezos”, afirmó.
Viedma

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...