expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> La llave está en lugares como La Llave ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

sábado, 8 de julio de 2017

La llave está en lugares como La Llave

El lugar de Bariloche donde la creatividad no tiene edad

La escuela La Llave cumplió ayer 32 años en su concurrido espacio del Alto de la ciudad. Grandes y chicos asisten a sus talleres de música, alfarería, pintura o danza.

POR LORENA RONCAROLO

La banda de instrumentos de viento, un proyecto que suena bien. (Foto: marcelo martinez)

“Una vez los escuché, me tocó el corazón y decidí sumarme. Por ahora, me resulta fácil, me encanta y me hice un montón de amigos”. León tiene 10 años y desde febrero, integra la banda de instrumentos de viento de la escuela de arte La Llave.

Historias como la de León hay muchas. Más aun en los 32 años que ayer cumplió la escuela municipal emplazada en la esquina de Onelli y Sobral, al sur de Bariloche.

En una ciudad sin muchas alternativas culturales, La Llave facilitó la formación artística de niños, jóvenes y adultos, bajo la modalidad pública, gratuita y no formal.

En marzo, hubo 1248 personas inscriptas, interesadas en cursar en los 47 talleres. Ante la gran demanda, 137 quedaron en una lista de espera.

“Acá viene la gente que quiere venir. Se trabaja con el deseo. Más de una vez, escuché a los adultos decir: ‘Yo siempre quise hacer esto’ y encuentran la oportunidad, a través de esta escuela”, sintetizó Vanesa Arroyo, profesora de dibujo y pintura.

El director de La Llave, Javier Cattaneo, destacó que “en cada aula, se genera un encuentro con el arte, con uno mismo y con los demás. A través de ese encuentro colectivo, se da una relación con el arte de diversas realidades y sensibilidades. No se si en otro lugar de Bariloche, conviven de esta forma, diferencias sociales, políticas e ideológicas”.

Quienes concurren a la escuela municipal pueden hacer un aporte voluntario de 100 pesos por mes, destinado a la compra de equipamiento. “El que quiere y puede”, aclaran, y si alguien tiene menos, “se acepta eso porque también viene bien”.

Hoy, Gabriela Larrea está a cargo del taller de alfarería y cerámica. Pero arrancó a trabajar en el momento en que la escuela abría sus puertas 32 años atrás. “Estaba recién llegada de Santa Fe y en ese momento, no dimensioné el impacto de una escuela como esta, que hoy siguen siendo única en la zona. El impacto social y artístico es una muy buen combinación”, describió la mujer.

Remarcó que la formación artística ha representado una salida laboral para mucha gente (se han conformado, incluso, cooperativas de trabajo); mientras que a muchos otros les representó encontrar su vocación para estudiar en otras ciudades. “A esta altura, ya debería haber muchas más sedes en otros barrios”, indicó Larrea.

Miguel Nietzche dirige la banda infanto juvenil de la escuela compuesta por 25 jóvenes de 9 a 18 años. “Es un proyecto de inclusión social pensado para chicos que se inician de cero en clarinete, flauta, saxo, trompeta. Algunos chicos cuentan con los instrumentos, otros no y usan los de la escuela. Vienen chicos de estos barrios, también de los kilómetros e incluso de Dina Huapi”, dijo el profesor que ya lleva 11 años en la escuela.
19
docentes integran el plantel escolar de la escuela de arte La Llave. Hay tres profesores en el Ballet Olkeyén.
100
pesos mensuales es el aporte voluntario que pueden hacer quienes van a la escuela.
1.248
personas se inscribieron en marzo en alguno de los 47 talleres. Ante la gran demanda, 137 quedaron en una lista de espera.


Cattaneo recordó que la necesidad de un espacio como la escuela de arte La Llave nació en 1983, luego de varios años de que “la dictadura militar hubiera silenciado las voces artísticas”.

En un primer momento, los talleres funcionaron en un viejo edificio alquilado de la calle Anasagasti donde constantemente, faltaba la llave porque se la llevaba alguno, la perdían o la tenían que ir a buscar. Cuando se instaló la escuela en este edificio en 1987, quedó como simbolismo el nombre La Llave”.

Hoy, la escuela cuenta con 35 talleres para niños, jóvenes y adultos en el edificio de Sobral y Onelli y, 12 talleres que forman parte del “proyecto de extensión”.
Bariloche

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...