expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Si el abusador es pobre se pide a lo gritos perpetua, castración, y ejecución sumaria, pero si es un pobre empresario la justicia lo acomoda ~ Mensajero Digital

pino

pino

jueves, 25 de mayo de 2017

Si el abusador es pobre se pide a lo gritos perpetua, castración, y ejecución sumaria, pero si es un pobre empresario la justicia lo acomoda

Siete años de prisión por la corrupción de menores

Tres de los cuatro imputados fueron condenados en un juicio abreviado. El restante rechazó este mecanismo.

Tres de los cuatro hombres imputados en la tercera causa por corrupción de menores de edad y facilitación a la prostitución aceptaron haber mantenido relaciones sexuales con niñas de 13 y 16 años y haber pagado por ello. En el marco del este juicio abreviado realizado ayer el productor ganadero Nazario Contín, el comerciante Omar Ledesma y el electromecánico Jorge Morón, todos de Viedma, también aceptaron la pena de siete años de prisión y la calificación impuesta de corrupción de menores de edad –por haber mantenido relaciones sexuales con adolescentes de 13 y 16 “todo ello tendiente a corromper el normal comportamiento sexual de las víctimas”- y de promover la prostitución de menores de edad por haberles entregado dinero a cambio.

En tanto, Andrea León también estuvo de acuerdo con la imputación de haber facilitado que una de menores de edad mantuviera relaciones sexuales con los imputados mayores de 60, cumpliendo una función de nexo, y haber retenido parte del pago, así como con la pena de seis años de prisión. Por su parte el quinto imputado en esta causa Bonifacio Cabeza fue el único que no aceptó un juicio abreviado, razón por la cual será sometido a un juicio oral y público con una diferente integración de Tribunal. Todos los hechos imputados fueron cometidos entre marzo y diciembre de 2014. A Contín de 63 años se le imputan cuatro hechos por haber mantenido relaciones sexuales con las dos chicas en distintos momentos pero siempre en el interior de su camioneta y en sectores despoblados, varios de ellos a la vera de la ruta provincial N° 1 y en inmediaciones del Parque Industrial de Viedma.

A Omar Ledesma se lo acusó por dos hechos consumados en su domicilio y haber pagado por ellos entre 300 y 400 pesos a las menores de 13 y 16. A Morón de 63 años por esa misma cantidad de hechos, también cometidos en su domicilio. A León de 41 años se le reprochó haber intermediado para que la niña de 13 mantuviera relaciones sexuales con uno de los adultos imputados y retener previamente parte de lo abonado por ello. Todos los imputados continuarán detenidos en el Penal N° 1 de Viedma.

El Tribunal estuvo integrado por los camaristas Marcelo Chironi, María Luján Ignazi y Rolando Gaitán. La sentencia será leída el siete de junio a las 12,30.


La propuesta de juicio abreviado fue elevada por el Fiscal de Cámara, Fabricio Brogna, al fundamentar entre otros conceptos el pedido de las chicas víctimas y para evitar su revictimización. “Lo solicitaron expresamente porque no querían volver a declarar y que se ventilen nuevamente los hechos que ya tuvieron trascendencia pública”, sostuvo el funcionario. Esta postura fue sostenida por la Defensora de menores Patricia Arias, quien representó a la niña de 13 años al momento de cometido los hechos al destacar que “estamos cumpliendo un expreso pedido de mi defendida de evitar una mayor publicidad y de darle mayor trascendencia a este caso”. Desde la Fiscalía se recordó además que el juicio abreviado suprime además una extensa cadena recursiva, posibilitando que la sentencia pueda obtener firmeza el 7 de junio próximo cuando el Tribunal la dicte.

En este sentido, Brogna explicó que, en representación de los intereses de la sociedad, la condena con cárcel para los autores de estos hechos “sienta un precedente de que estas prácticas son un delito. No cabe más la defensa argumentando que son acciones que tienen su origen en prácticas arraigadas, o el argumento del consentimiento o de la actividad de las víctimas, en relación a su ejercicio de la prostitución”. Calificó este tipo de hechos como explotación sexual infantil, puntualizando que “aquí no hay clientes: un mayor de edad que le paga a un menor para tener sexo con él está cometiendo un delito. No puede entenderse nunca que un menor pueda consentir vender su cuerpo. Estamos ante actos delictivos, descriptos en el Código Penal y por lo tanto, penados con cárcel”.

Además el Fiscal de Cámara consideró como agravante la situación de vulnerabilidad en la que estaban inmersas las niñas, para fijar la pena. Las defensas ejercidas por las Defensoras Oficiales Marta Ghianni en representación de Morón y Graciela Carriqueo por León aceptaron el juicio abreviado al igual que el abogado particular Ovidio Castello que defendió a Contín y Ledesma. Fue el único que se extendió en sus argumentaciones al cuestionar a jueces que intervinieron en esta causa, la desorganización judicial y a los fiscales que “tomaron un vuelo inusitado en la opinión pública anticipando información a la prensa antes que a las defensas” y cuestionó que no se hayan investigado que las víctimas se encontraban institucionalizadas “en una casa donde debían estar protegidas pero las pasaban a buscar por la puerta”.

Uno de los acusados consoló a su defensor

En el juicio abreviado de ayer se vivió una situación inusual. El abogado Ovidio Castello –en representación de Nazario Contín y Omar Ledesma- destacó en su participación que defendía a su primo (Contín) y luego de su extensa intervención donde también cuestionó a los medios por formar un Tribunal paralelo al judicial y en esta causa “haber condenado”- no pudo contener las lágrimas en el momento en que su familiar aceptó ante los jueces ser el autor de los hechos.

No sólo el sollozo contenido del letrado llamó la atención sino las palmadas en la espalda que le prodigó Contín en un gesto de contención.

Otro momento impactante se vivió cuando el presidente del Tribunal, Marcelo Chironi, preguntó a cada uno de los imputados si tenían hijos en el marco de los datos personales. Todos respondieron sobre la cantidad pero llamó la atención la respuesta de la única mujer imputada de 41 años que contestó ser madre de ocho niños. En este caso el juez no preguntó sobre las edades probablemente por imaginarlas. Según trascendió luego de la audiencia la mayoría de esas criaturas están institucionalizadas.

La humorada trató de aliviar el pesado tema de este juicio abreviado en una sala donde fue difícil el trabajo de la prensa por el reducido espacio. No faltó quien marcara que en la mañana de ayer un mismo apellido protagonizaba informaciones importantes: Ovidio Castello en Tribunales y el Plan Castello en la Legislatura, en momentos en que el olor de los gases lacrimógenos que allí se arrojaban contra manifestantes se percibía en la sede judicial.
DeViedma RN

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...