expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Que cambio de mierda!: Se blanquean la evasión entre ellos y por decreto, mientras se sigue derrumbando la economía ~ ¿Quién mató a Santiago?

pino

pino

jueves, 1 de diciembre de 2016

Que cambio de mierda!: Se blanquean la evasión entre ellos y por decreto, mientras se sigue derrumbando la economía

Ahora meten a los familiares por la ventana
La exclusión de los familiares del blanqueo había sido uno de los puntos que el Frente Renovador e incluso la Coalición Cívica-ARI habían exigido para la aprobación de la ley. Macri cedió en el Congreso para volver a incorporar esa posibilidad por decreto.


El decreto de Mauricio Macri es a la medida de su propio padre, Franco Macri.
(Foto: Bernardino Avila)

El Gobierno publicó ayer un decreto modificatorio de la ley de blanqueo por el cual admite la incorporación al régimen de sinceramiento fiscal de cónyuges, padres e hijos menores de funcionarios y otros cargos políticos que se desempeñan actualmente y/o lo hicieron desde 2010 a la fecha. La exclusión de los familiares del blanqueo había sido uno de los puntos que el Frente Renovador e incluso parte del oficialismo como la Coalición Cívica-ARI habían exigido para la aprobación de la ley. Desde el FpV advirtieron a través de una conferencia de prensa que la situación beneficia directamente a Franco Macri, padre del presidente, integrante del directorio de gran cantidad de empresas radicadas en paraísos fiscales, entre las cuales se destacan las que salieron a la luz luego de los Panama Papers, razón por la cual está investigado por la Justicia. Advirtieron que podrían realizar una denuncia penal por el dictado de “un decreto contrario a una ley”.
El artículo 6 del decreto 1206 publicado ayer en el Boletín Oficial dice que “los sujetos comprendidos en el Artículo 83 de la Ley N° 27.260 podrán efectuar la declaración voluntaria y excepcional”. La ley referida es el “Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados”, la norma ómnibus por la cual el macrismo ligó la liquidación de sentencias a los jubilados y la actualización de haberes a la posibilidad de vender las acciones del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) y al régimen de sinceramiento fiscal.
El artículo 83 de la ley de blanqueo establece que “quedan excluidos de las disposiciones los cónyuges, los padres y los hijos menores emancipados de los sujetos alcanzados –es decir, de los políticos que hayan desempeñado cargos desde 2010–”. A contramano de lo que plantea en forma explícita la ley y de lo que había exigido la oposición, el Gobierno definió ayer que los familiares sí pueden integrarse al sinceramiento. El decreto aclara que los familiares podrán blanquear los bienes que acrediten que se encontraban incorporados en su patrimonio con anterioridad a la fecha en que asumieron el cargo político los cónyuges, padres y/o hijos, según el caso.
La exclusión de los familiares de la posibilidad de blanquear bienes y dinero, al igual que la imposibilidad que rige para funcionarios y ex funcionarios que hayan desempeñado funciones desde 2010, fue un reclamo de la oposición casi en conjunto. La modificación al proyecto oficial para excluir a los familiares directos fue negociada en su momento entre el Gobierno y el legislador del Frente Renovador, Felipe Solá. Varios diputados opositores consideraron que la exclusión se quedaba corta. Julio Raffo (FR) pidió que la imposibilidad se extendiera al conviviente, mientras que Axel Kicillof (Frente para la Victoria) planteó durante el debate que la exclusión llegara a los parientes hasta cuarto grado de consanguinidad o afinidad ascendente o descendente, alertando sobre el vínculo del presidente Macri con su primo Ángelo Calcaterra, empresario top de la obra pública.
El bloque de diputados del Frente para la Victoria salió a criticar la medida. “Con este decreto quieren modificar una ley para incluir a familiares de Macri”, denunció Héctor Recalde. “Macri quiere beneficiarse a él mismo y a su padre. Es bochornoso”, dijo Diana Conti, mientras que Darío Martínez agregó que “es un decreto generado para su familia. Hay 28 sociedades en donde aparece un Macri. En muchas, su padre”. Como botón de muestra, en las empresas Fleg Trading y Kagemusha, filtradas por los Panama Papers, Mauricio Macri aparecía involucrado junto a su padre en el directorio a pesar de no haberlas incorporado en su declaración jurada.
Ante la “evidente contradicción entre la ley votada por el Congreso y el decreto” que lleva la firma del presidente Macri, del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, la diputada María Emilia Soria adelantó que el bloque del FpV analiza la posibilidad de avanzar con una denuncia penal.
Los funcionarios que están excluidos del régimen del blanqueo son el presidente y vicepresidente de la Nación, gobernadores, vicegobernadores y jefe y vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, senadores y diputados nacionales, provinciales, concejales municipales y parlamentarios del Mercosur, jefe de gabinete de ministros y magistrado del Poder Judicial a nivel nacional, provincial y municipal, entre otros. La imposibilidad de ingresar al sinceramiento se extiende hasta los funcionarios que hayan desempeñado funciones desde 2010. Con el decreto de ayer, los familiares de esas personas sí podrán ingresar al blanqueo.


La crisis impacta de lleno en el empleo

En la construcción la caída interanual fue de 6,7 por ciento y en la industria manufacturera, de 4,1 por ciento, según cifras oficiales. El retroceso fue de 0,8 por ciento en promedio. La pérdida de empleos entre diciembre y septiembre asciende a 120 mil puestos.


La industria de la construcción fue la más afectada por la pérdida de puestos de trabajo.
(Foto: Bernardino Avila)


El empleo registrado en la construcción registró una contracción del 6,7 por ciento en octubre frente al mismo período del año pasado. En la industria manufacturera el retroceso de los niveles de ocupación llegó el mes pasado hasta el 4,1 por ciento interanual. Ambos datos representan las caídas más significativas de la última Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Trabajo publicada ayer. Desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, la construcción y la industria fueron los sectores que concentraron el impacto de las medidas económicas implementadas por el nuevo gobierno y la adversa situación externa. El fuerte retroceso en el empleo registrado en esas actividades fue atenuado por otros rubros como los servicios sociales y el transporte. Por eso, en términos agregados, la EIL mostró una caída general del 0,8 por ciento en octubre. Desde una perspectiva regional los aglomerados más afectados por el escenario recesivo en la comparación con el mismo mes del año pasado son el Gran Buenos Aires, Mendoza y Paraná. También se conocieron ayer las cifras de empleo relevadas por el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Esos datos se encuentran actualizados hasta septiembre y muestran que desde que asumió Macri se perdieron más de 120 mil empleos registrados en el sector privado.
En la cartera que encabeza Jorge Triaca insisten que “no hay una crisis”. Aseguran que después del fuerte impacto en materia de empleo e ingresos generado por medidas como la devaluación y la quita de retenciones, durante el tercer trimestre “se empiezan a observar datos alentadores”. En ese listado mencionan un freno en la destrucción de empleo registrado o una mejora de los indicadores laborales en sectores como el agropecuario.
En octubre, la EIL mostró un alza del empleo contra septiembre de 0,1 por ciento. Ese leve aumento, el segundo en el año, es insuficiente para contrarrestar la caída observada desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri. La “estabilización” no representa un quiebre en el escenario contractivo. Ese desempeño se explica por una incipiente recuperación en la obra pública. La construcción subió apenas 0,2 por ciento contra septiembre. En cambio, la industria profundizó la caída al bajar 0,1 por ciento.
El subsecretario de Estadísticas, Estudios y Políticas Laborales, José Francisco de Anchorena, consideró ayer que “después de un período de transición todos los sectores y regiones van a crecer fuertemente como resultado de las políticas”.
Durante la jornada de ayer también se conocieron las cifras del SIPA. La información disponible llega hasta septiembre. Se trata de un registro más preciso pero con un rezago mayor que la EIL. De acuerdo a esas series la caída interanual en la cantidad de trabajadores en relación de dependencia se mantiene elevada pero estable: son 91.738 trabajadores menos, una baja de 1,5 por ciento. “La construcción explica por sí sola el 59 por ciento de la reducción observada en el número total de trabajadores registrados”, señala el informe difundido por la cartera laboral. Además de la construcción, los sectores que acumulan caídas interanuales de empleo son las industrias manufactureras, las actividades inmobiliarias y los hoteles y restaurantes.
En tanto, la comparación contra el mes anterior de los datos del SIPA registró un aumento desestacionalizado de 1472 empleos, una variación marginal. Las cifras permiten calcular que en los primeros nueve meses del año se perdieron 100.705 puestos formales (de enero a septiembre) y desde que asumió Macri la merma en el sector privado fue de 120.939 empleados. (P12)




Todo está peor que cuando estábamos tan mal y no nos dábamos cuenta: la construcción se hundió un 19,2% en octubre







La actividad de la construcción retrocedió en octubre 19,2% respecto a igual mes de 2015, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El organismo dio a conocer el "Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción" que, de esta forma, suma diez bajas consecutivas en su cotejo interanual, mientras que el acumulado del año marca un retroceso del 13,5%.




A pesar de este retroceso, la encuesta cualitativa realizada por el INDEC dio cuenta de que el 33,3% de las empresas que se dedican a la obra pública proyectó que el nivel de actividad aumentará hasta enero, contra un 14,3% que prevé una merma, mientras que el restante 52,4% no anticipó mayores cambios.

Entre los empresarios que mayormente se dedican a hacer obras privadas, el 47,7% anticipó una suba en la actividad en los próximos meses, frente a un 6,8% que estimó una baja, y 45,5% que no prevé mayores modificaciones.

Al ser consultados sobre cuáles serán los factores que estimularán el crecimiento del sector entre noviembre y enero, el 38,2% de las empresas que mayormente se dedican a las obras privadas, apuntaron al "Crecimiento de la Actividad económica", mientras que un 23,8% señalo ""Nuevos Planes de Obra Pública" y 19% la reanudación de estas obras en mano del Estado.

En tanto, para los que se dedican mayormente a las Obras Públicas, la reacción de sector se explicará en el 38,9% de los casos por los "Nuevos Planes" que los tienen a ellos como protagonistas, 29,4% que apuntan a la reanudación de las obras en marcha, y 17,4% al crecimiento de la actividad económica en general.

Más allá de las expectativas, lo cierto es que la superficie a construir registrada por los permisos de edificación para obras privadas en una nómina representativa de 42 municipios tuvo en octubre pasado una baja del 5,6% con respecto a octubre del 2015, pero una suba del 19,3% en relación a septiembre.

De esta manera, la superficie cubierta autorizada acumulada en los primeros diez meses del año bajó 5% con respecto al mismo período del año anterior.

En tanto, el personal ocupado registrado en el sector de la construcción ascendió a 405.221 empleados, un 0,7% por sobre septiembre, pero 11% por debajo de igual mes de 2015. (AF)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...