expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Se derrumba también el empleo en la construcción ~ Mensajero Digital

pino

pino

viernes, 23 de septiembre de 2016

Se derrumba también el empleo en la construcción

Puestos de trabajo bajo los escombros

Con respecto al mismo mes del año anterior, casi 60 mil personas quedaron desocupadas. La caída de la inversión privada en las industrias manufactureras, el freno en la obra pública y el desmantelamiento del plan de créditos para viviendas Pro.Cre.Ar explican el derrumbe.

El nivel de empleo en la construcción registró una baja del 14,1 por ciento durante julio. La información publicada ayer por el Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric) representa la destrucción de 59.868 puestos de trabajo formales en relación con el mismo mes del año anterior. La ocupación en la actividad descendió así hasta los 365.473 trabajadores registrados, el dato más bajo desde que comenzó a hacerse la medición a mediados de 2007. La caída de la inversión privada en las industrias manufactureras, el frenazo en la obra pública y el desmantelamiento del plan de créditos para la construcción de viviendas Pro.Cre.Ar son algunos de los elementos que permiten explicar el deterioro del mercado de trabajo en el sector. El guarismo no contabiliza el impacto del actual escenario recesivo sobre los trabajadores precarizados, donde la elevada inestabilidad se exacerba en tiempos de crisis.
Los datos difundidos ayer exponen una caída marginal de 0,1 frente a junio y de 10,8 por ciento durante los primeros siete meses. El nivel de la contracción interanual acumulada observada en 2016 es similar a la verificada en 2009, en pleno impacto de la crisis internacional. De acuerdo al Ieric, en ambos episodios se partió de niveles similares de empleo pero, como resultado de la intervención pública a través de diversas herramientas destinadas a sostener el empleo la caída entre octubre de 2008 y julio de 2009 fue de 9,4 por ciento mientras que el mismo recorte reciente revela una contracción de 14,3 por ciento.
A diferencia de los meses anteriores, en julio no se observó una profundización del ritmo de contracción que de todas formas se encuentra entre los tres más relevantes de toda la serie. Sin embargo el informe del instituto bipartito donde confluyen el gremio y la cámara empresaria advierte que esa “mejora relativa” se explica por las particularidades de la base de comparación -un efecto estadístico- y no por un cambio en la tendencia del volumen de ocupación. “Cabe destacar que de no mediar una sustancial modificación del comportamiento del nivel de empleo, no resulta esperable una mejora en la tendencia de variación interanual, por lo menos hasta el mes de noviembre”, advierte el documento que expone el escenario de crecientes tensiones laborales donde la construcción tiene un lugar predominante.
Uno de los elementos que explica la contracción del empleo son los menores niveles de obra pública. El financiamiento del Estado nacional para inversiones en las provincias registró una retracción de 19,6 por ciento interanual en los primeros siete meses de 2016, una contracción inédita en la última década. Sin embargo, desde el Ministerio de Interior y Obras Públicas aseguraron esta semana que, como consecuencia de una incipiente reactivación en los desembolsos estatales, la caída comenzó a amortiguarse en agosto. Al finalizar un encuentro con las principales cámaras empresarias y representantes del sindicato, la cartera que encabeza Rogelio Frigerio indicó que el mes pasado se crearon 5000 nuevos puestos de trabajo. “En un mes se recuperó el 10 por ciento de la caída del último año” y en los próximos meses se consolidará esa tendencia positiva”, prometió el subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal, Ricardo Delgado. Si bien el impulso de la obra pública es fundamental, representa una porción de la actividad de la construcción que debe ser acompañada por el sector privado: las inversiones para el montaje de fábricas, los desarrollos inmobiliarios, la exploración petrolera y hasta las refacciones en los hogares. Por eso, aunque relevante y necesaria, la reactivación de los desembolsos estatales en infraestructura no es suficiente para apuntalar los niveles de empleo en la construcción.
Los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP) mostraron, por primera vez después de siete meses, un alza interanual en el consumo de cemento. El incremento interanual en agosto fue del 6,8 por ciento y llevó el consumo mensual a superar nuevamente la barrera del millón de toneladas, fenómeno que no acontecía desde octubre del año pasado. Ese cambio de signo se vio favorecido por el hecho de compararse con el único mes de 2015 que había arrojado una variación negativa (-1,6 por ciento), situación explicada por las precipitaciones que tuvieron lugar entonces. Pese al freno en la secuencia de retrocesos, la caída interanual acumulada en los primeros 8 meses del año sigue siendo la más importante del 2002 a esta parte, prácticamente duplicando a las de 2009 y 2012, y triplicando a la de 2014.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...