expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Lucas Muñoz: "Corre mucha droga en Bariloche y la policía está podrida",... después desapareció varios días para aparecer asesinado ~ Mensajero Digital

pino

pino

domingo, 18 de septiembre de 2016

Lucas Muñoz: "Corre mucha droga en Bariloche y la policía está podrida",... después desapareció varios días para aparecer asesinado

Las últimas horas de Lucas Muñoz

Su familia contó que no tenía deudas y que sus últimos movimientos bancarios fueron transferencias de tres y seis mil pesos para sus hijos.


Daniela Rodio, la novia de Lucas Muñoz, estuvo con el policía hasta que salió a trabajar. (archivo)

Bariloche - La madrugada del 14 de julio pasado, Lucas Muñoz se quebró y lloró delante de su novia Daniela Rodio. El oficial ayudante de la Policía de Río Negro le pidió a la joven que se marchara ese día de Bariloche y regresara a Villa Regina. “Entramos a la casa y se puso re mal y se largó a llorar”, recordó ayer Daniela. Nunca le explicó los motivos de ese pedido desesperado. Horas después, Muñoz desapareció a pocas cuadras de la comisaría 42, donde cumplía funciones desde octubre del año pasado. Apareció el 10 de agosto pasado asesinado con un tiro en la nuca, en un descampado en las afueras de esta ciudad.


La investigación en marcha no tiene hasta ahora imputados por el homicidio. Ni sospechosos de haber participado de la desaparición o del secuestro de Muñoz.

Rodio recordó ayer que llegó el 8 de julio último a Bariloche para visitar a Muñoz. Tenían una relación de hace un año y medio. Se habían conocido en Las Grutas. “Esos días salimos para todos lados”, contó la joven.

Rememoró que Lucas estuvo bien esos días con ella. La noche del 13 de julio salieron. Fueron a la casa de un amigo del oficial y además estuvieron en una confitería del centro de Bariloche. Regresaron en las primeras horas de la madrugada del 14 de julio al hostel donde alquilaba Muñoz. Cuando entraron a la habitación, Daniela señaló que el joven policía comenzó a llorar, angustiado. Allí, le pidió que se fuera de Bariloche ese día. No explicó los motivos. Daniela nunca imaginó lo que iba a suceder horas después. “Lucas me decía que la droga corre mucho en Bariloche y que la Policía está podrida”, declaró días después la joven en una entrevista con Río Negro.

Lucas se levantó cerca del mediodía el 14 de julio y antes de las 13 se fue a trabajar. Pero nunca llegó a la unidad policial. Daniela aseguró ayer que durante la semana que compartió con Lucas no hubo situaciones que le llamaran la atención. Nunca hubo reuniones secretas o llamadas sospechosas. Tampoco amenazas.

Javier Muñoz, hermano del policía asesinado, aseguró que Lucas no tenía deudas. Sólo pagaba un plan de ahorro por un auto cero kilómetro.

Indicó que en su cuenta bancaria quedaron 14.000 pesos inmovilizados del último salario que cobró. Contó que sus últimos movimientos bancarios fueron un giro de 3.000 pesos para su hijo mayor, de 7 años, que nació de una relación con una chica de Ramos Mexía; y un depósito de 6.000 pesos en una caja de ahorro para la madre de sus otros dos hijos de 6 y 4 años, que viven en Carmen de Patagones.

La principal hipótesis para explicar la desaparición y posterior homicidio de Muñoz sigue apuntando a una supuesta banda dedicada a la venta de drogas, con participación de policías. Los investigadores esperan obtener algunas respuestas con los resultados de los estudios de ADN.’

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...