expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> La SEDRONAR vulnera a los más vulnerables ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

domingo, 4 de septiembre de 2016

La SEDRONAR vulnera a los más vulnerables

Por Esteban Wood. Analista, investigador y consultor en asuntos de políticas sobre drogas. Magíster en Políticas Públicas. Licenciado en Comunicación Periodística.

Hablo por los que no pueden hablar, por los que quedaron nuevamente invisibilizados. Hablo por esos de los que nadie nunca se acuerda, y mucho menos a 1600 km de distancia.

Alzo la voz en reclamo de los más vulnerables, de los eternamente postergados. Expreso públicamente mi enojo por esos treinta pibes en situación de extrema vulnerabilidad social, que desde el jueves pasado quedaron sin contención y de nuevo a merced de la droga en Bariloche.

Con el trabajo como eje articulador, pero también apelando a otras herramientas recreativas, el programa PAIS (Programa de Asistencia e Inserción Socio laboral) de la SEDRONAR que funcionaba en la ciudad, buscaba la integración social de los jóvenes de barrios carenciados, la reconstrucción de lazos, la formación en oficios, y la recuperación de valores como el esfuerzo, la amistad, la pertenencia, la perseverancia y el compañerismo.

Un programa que hace tan sólo dos meses, fue reconocido y declarado de interés por el Senado de la Nación. “Se comprobó rápidamente el poder transformador que tiene para reintegrar grupos de jóvenes que habían quedado fuera del sistema, sin estudios ni trabajo, sin los conocimientos ni las capacidades para conseguirlos, inmersos la mayoría de las veces en ambientes de violencia”, fundamentó oportunamente la senadora de la CC-ARI Magdalena Odarda.

La decisión unilateral de la SEDRONAR de dar de baja el programa PAIS que funcionaba en Parques Nacionales, tras meses de atraso en el pago de las becas y los salarios, se suma al feroz recorte del 90% en la estructura operativa dedicada a la prevención de adicciones y la inclusión social que existía hasta fines del 2015. Según referentes locales, en apenas ocho meses se pasó de 6 dispositivos con más de 65 trabajadores a un sólo dispositivo con 6 empleados.

El pasado miércoles 31, el intendente Gustavo Gennuso recibió a la Directora Nacional de Abordaje Territorial de la Secretaría, quien viajó para aplacar los ánimos. Quizás hubiera correspondido que alguna autoridad de mayor rango concurriera a Bariloche a dar las explicaciones del caso. Según sostuvo la gacetilla oficial emitida por el municipio, de la reunión surgió la promesa de “potenciar los dispositivos existentes” y de “crear un protocolo para la intervención en situaciones de adicciones”.

Nuevas paradojas e inconsistencias. ¿Potenciar? El único espacio de atención y contención de la SEDRONAR para jóvenes en situación de vulnerabilidad que aún funciona en el distrito lo hace de forma endeble, sin sede fija, sin materiales, con atraso en los pagos de salarios, y con trabajadores contratados de forma precaria. Desde que asumió el peronista pampeano Roberto Moro al frente del organismo, la misma fábula de la “descentralización” y del “potenciamiento de las capacidades municipales” se repite en diversos otros puntos del país.

Es inadmisible que se desfinancien y desarmen dispositivos socio-terapéuticos en momentos en que la droga afecta a tantos jóvenes. Discontinuar programas, recortar fondos y achicar estructura significa retroceder casilleros en el camino de la restitución de derechos a los eternamente postergados, de permitirles vislumbrar una salida a quienes perdieron la capacidad de soñar con otra vida posible.

El intendente Genusso no debería conformarse con contemplar cómo la SEDRONAR desmantela programas en la ciudad que administra. El obispo de Bariloche debería alzar la voz exigiendo al secretario Moro que cumpla con el compromiso asumido en febrro, de sostener todos los dispositivos. Asimismo, el gobernador Alberto Weretilneck debería instruir a Luis Di Giacomo, delegado ante el COFEDRO, para defender con firmeza los intereses de la provincia. El silencio de todos sólo puede interpretarse como tácita aceptación del desguace.

La decisión de las autoridades de la SEDRONAR, a contramarcha del reciente compromiso expresado públicamente por el presidente Mauricio Macri de combatir la droga en Argentina, nos remite a la eterna hijaputez de volver a vulnerar a los más vulnerables. Porque corrupción no es únicamente robar. También es administrar mal, gestionar mal, beneficiar a unos pocos en perjuicio de muchos, y quitarle oportunidades a los que menos tienen.

Por Esteban Wood

Analista, investigador y consultor en asuntos de políticas sobre drogas. Magíster en Políticas Públicas. Licenciado en Comunicación Periodística. www.estebanwood.com - @woodesteban

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...