expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> La investigación por el asesinato de Lucas va viento en popa!, ... hacia la impunidad, una vez más ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

sábado, 24 de septiembre de 2016

La investigación por el asesinato de Lucas va viento en popa!, ... hacia la impunidad, una vez más

Caso Muñoz: “Es un golpe más que recibimos como familia”

La liberación de los policías Meyreles y Valenzuela fue como un balde de agua fría para los familiares del sargento asesinado. La investigación se desmorona.


Para la familia de Lucas Muñoz los policías dejados en libertad “esconden algo”.

Bariloche - La liberación del sargento Néstor Meyreles y del oficial Federico Valenzuela sorprendió a familiares del oficial ayudante de la Policía de Río Negro, Lucas Muñoz, que fue asesinado de un tiro en la nuca. “Es un golpe más que recibimos como familia”, afirmó ayer Javier Muñoz, hermano de la víctima.
“Estamos totalmente decepcionados”, expresó Javier, que se enteró ayer por la mañana de la resolución de la Cámara Criminal Segunda de Bariloche, que revocó parcialmente el procesamiento que había impuesto el juez de Instrucción Bernardo Campana contra Meyreles y Valenzuela por los delitos de encubrimiento agravado y abuso de autoridad.

Los jueces de la Cámara Criminal Segunda, Gregor Joos, Héctor Leguizamón Pondal y el subrogante Rubén Marigo hicieron lugar parcialmente al recurso de apelación que habían presentado los defensores particulares de los policías imputados.

Los camaristas señalaron que se demostró que Meyreles, sin autorización judicial, compró el 15 de julio pasado en Catriel una línea telefónica a nombre de Muñoz. Meyreles no estaba ni designado en la investigación.

Explicó que lo hizo para colaborar con la búsqueda de Muñoz y en acuerdo con Valenzuela, que admitió haber pedido colaboración a Meyreles. Pero negó que le haya indicado que comprara un chip para activar una línea a nombre del policía desaparecido.

Para Campana esas maniobras se hicieron para entorpecer la investigación para encontrar a Muñoz. Por eso, los procesó por encubrimiento agravado y abuso de autoridad a partir de la acusación que promovió el fiscal Guillermo Lista.

La Cámara Criminal Segunda revisó el fallo de Campana y sólo mantuvo la acusación por abuso de autoridad contra Meyreles y Valenzuela.

El Código Penal impone desde un mes hasta dos años de prisión al autor de ese delito, que es excarcelable.

Los jueces consideraron que correspondía liberarlos porque ya se recolectó la prueba. Por eso, salieron en libertad el jueves tras permanecer detenidos varias semanas.

“En esta causa, no surgen elementos objetivos que permitan afirmar que al día siguiente de la desaparición de Muñoz, los imputados hayan generado esta maniobra con la finalidad de encubrir un hecho delictivo”, afirmaron los camaristas.

Muñoz desapareció el 14 de julio pasado y hallaron su cadáver el 10 de agosto pasado en un descampado, en las afueras de Bariloche. Tenía un tiro en la nuca y otro en una de sus piernas.

Javier Muñoz lamentó la decisión de los jueces de excarcelar a Meyreles y Valenzuela. “Estamos totalmente decepcionados y si bien estamos pendientes del resultado de las pericias, teníamos la esperanza de que los policías pudieran aportar al menos algún indicio”, sostuvo.

“No les creo que quisieron ayudar a buscar a Lucas”, aseguró. “Quedaron libres, pero para mí esconden algo”, enfatizó.

“No pongo en tela de juicio la amistad que pudieron haber tenido con mi hermano, pongo en tela de juicio el accionar. Los procedimientos no eran los adecuados”, señaló Javier.

“Es un golpe más, un obstáculo más con el que nos encontramos cada vez que tratamos de avanzar para esclarecer el homicidio de Lucas”, puntualizó el hermano del policía asesinado en Bariloche.

“Con estas cosas así es como que uno va descreyendo en la justicia. Uno lo percibe como una tomada de pelo”, indicó.

“Me llama la atención que pase esto”, remató.

1 comentario:

  1. La liberación de esos dos policias estuvo ajustada a derecho. Fue lo correcto con la ley.

    Eso es el garantismo: que se cumpla a rajatabla la ley, los preceptos constitucionales básicos de protección de la persona, en todos los casos, nos guste o no nos guste.

    Fue garantismo. ¿No esta bien?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...