expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> El eterno problema de las familias sin tierra en el país despoblado ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

lunes, 12 de septiembre de 2016

El eterno problema de las familias sin tierra en el país despoblado

“Estamos en situación de calle”

Fue la explicación que dio uno de los ocupantes de un terreno en el Alto de la ciudad. Unas 20 familias lotearon el predio y mañana recibirán una propuesta del municipio.


Este mediodía las familias comenzaron con la limpieza del lugar. (Marcelo Martínez)





DeBariloche -La desesperación se apoderó de Daniel. Hace dos noches dormía en un departamento que alquilaba en el barrio Ada María Elflein y hoy está cortando arbustos para despejar una porción de terreno e instalar una carpa para su familia.

“Me quedé sin trabajo y en esta temporada mi mujer apenas pudo trabajar un solo día”, explicó Daniel Pardo. Hasta el año pasado junto a su mujer se desempeñaban como empleados gastronómicos. La falta de trabajo les impidió cumplir con el alquiler y decidió tomar uno de los veinte terrenos que se dividieron en el Alto de la ciudad.

El lugar forma un pulmón verde entre el barrio 400 Viviendas y El Frutillar, en la calle San Cayetano al 3.600. Pudo averiguar que la titular de las tierras falleció hace 20 años. “No hay malandras, somos todos gente de trabajo”, afirmó sobre una zona que se utiliza como calle alternativa para los que cortan camino y eluden la transitada avenida Juan Herman.

El lugar permanece sitiado por efectivos de la Policía de Río Negro. Una camioneta del grupo Coer se ubicó en una esquina a la espera de la orden de desalojo. Hasta entrada la tarde nada sucedió. La orden era dejar que los ocupantes pudieran salir pero no volver al predio.


Policías a pie custodiaron el ingreso al lugar con el apoyo del grupo Coer. (Marcelo Martínez)


“Si nos movemos perdemos”, entendió Jorge, otro reciente vecino que se cansó de esperar una respuesta del municipio. Entre sus cosas cuida con recelo una constancia de inscripción en el registro de demandantes. Lleva el número 303 y aguarda por un plan de viviendas.

Daniel también dijo que está inscripto. Incluso integró una de las cooperativas del auspicioso proyecto Valle Azul.

“¿Si podemos trabajar y pagar, por qué no podemos acceder a tener nuestra casa?”, se preguntó Marina, una joven que tiene una hija y dice que no encuentra una salida a su situación. “No queremos que nos regalen nada”, agregó.

Una pequeña fogata es el único reparo que tienen los más chicos. Daniel está decidido a quedarse porque no tiene otro lugar donde ir.


Chamatrópulos intentó -sin éxito- que los ocupantes dejaran las tierras. (Marcelo Martínez)


La llegada del jefe de gabinete Pablo Chamatrópulos apenas pudo calmar los ánimos. “Te vengo a hablar con el corazón”, le dijo a Jorge al asegurar que buscará darles una salida.

“No podemos avalar las tomas”, dijo una y otra vez ante los reclamos. Reunió a gran parte de las familias, les explicó que las tierras no eran municipales y que un particular radicó la denuncia ante el juzgado de turno.

Las familias decidieron no moverse del lugar. Dividieron cada sector en terrenos de 20 metros de frente y algunos permanecerán toda la noche en sus autos cuidando que nadie más les arrebate el espacio ganado.

Chamatrópulos optó por invitarlos a conversar mañana con un listado detallando la situación de cada ocupante. “Vamos a dar una mano siempre que estén en el marco de la ley”, aclaró antes de dejar el lugar ante la poca expectativa de los presentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...