expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Medios nacionales: Lucas vigilaba cuando tiraron el cuerpo de Micaela, iba a denunciar redes de narco y trata en la policía ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

martes, 16 de agosto de 2016

Medios nacionales: Lucas vigilaba cuando tiraron el cuerpo de Micaela, iba a denunciar redes de narco y trata en la policía

Un crimen que dejó a la luz los lazos de policías y narcos

Al oficial Muñoz lo mataron porque iba a denunciar un hecho ocurrido en un ámbito en el que se unen la droga y la trata de personas

Lucas Muñoz, el oficial asesinado y la pista en la Montada: por un mensaje en Facebook, los investigadores comenzaron a trabajar en un indicio: decía que Muñoz habría estado cautivo en la sede de la Policía Montada antes de ser asesinado; ahora se convirtió en una sólida pista. Foto: Archivo


SAN CARLOS DE BARILOCHE.- El homicidio del oficial Lucas Muñoz cuyo cuerpo fue hallado el miércoles pasado, luego de 28 días de búsqueda puso al descubierto la actividad ilegal de un sector de la policía rionegrina en la que un grupo de comisarios aparece ligado con el narcotráfico y la trata de personas.


Para los investigadores quedó claro que Muñoz se enteró de un hecho ocurrido en un ámbito donde se cruzan la explotación sexual y el tráfico de drogas. Quiso denunciar ese episodio y un grupo de policías, en complicidad con un pesado delincuente de esta ciudad, lo asesinaron.

Antes de matarlo, los policías lo secuestraron y lo habrían tenido cautivo en un sector del predio de la Policía Montada, adyacente al viejo camino al cerro Catedral. Allí, lo habrían torturado. Según fuentes de la investigación, será difícil establecer si lo sometieron a una golpiza para que revelara lo que sabía sobre el episodio que habría presenciado o para que no denunciara a los personajes involucrados en ese hecho y ayudara a encubrirlo.


"Dentro de cinco días cuando se terminen los peritajes que realizaron los peritos de la Gendarmería Nacional, en el lugar donde fue hallado el cuerpo Muñoz, van a rodar la cabezas de varios comisarios", expresó, optimista, uno de los investigadores judiciales, que solicitó mantener su nombre en reserva.

A raíz del homicidio y la presunta vinculación de policías, crecieron los rumores de acuartelamiento de algunos de los 450 efectivos que se desempeñan en la zona de Bariloche.
Veinte homicidios impunes


Además de poner al descubierto la trama de relaciones entre policías y narcos, el homicidio de Muñoz sacó a luz una serie de homicidios en los que, se sospecha, los uniformados cobraron dinero para borrar pruebas. Por serias irregularidades en las investigaciones, al menos 20 homicidios ocurridos, durante los últimos seis años, en la zona de Bariloche y en El Bolsón, quedaron impunes por la acción de los policías que intervinieron en las pesquisas.

Los asesinatos de Natalia Báez y Micaela Bravo, ocurridos este año y el homicidio del médico policial Guillermo Neumann, registrado en 2010 en El Bolsón, integran la lista de esos 20 casos en los que existen sospechas sobre el encubrimiento policial.

Neumann fue asesinado el 26 de marzo de 2010 cuando llegaba a su casa de San Martín al 2000 en El Bolsón. Quedó comprobado que la policía "plantó" testigos y borró pruebas para evitar que el homicida y el autor intelectual del asesinato fueran identificados. El hecho sigue impune.

El 6 de abril pasado, el cuerpo de Micaela Bravo fue hallado muy cerca de su casa del barrio 2 de Abril, en un descampado situado al costado de la ruta Juan Hermann. Su desaparición había sido denunciada el 23 de marzo. El cadáver fue encontrado en un lugar que ya había sido rastrillado por la policía. En la comisaría que tiene jurisdicción en la zona, la guardia estaba a cargo del oficial Lucas Muñoz, el joven policía que había llegado a fin de 2015 a Bariloche después de desempeñarse en Viedma y Catriel.

Cuatro meses después, el cuerpo del oficial que estaba de guardia el día del hallazgo del cuerpo de Micaela, fue encontrado en la misma zona, con su uniforme, con el arma reglamentaria y sus documentos, sus anteojos intactos y prolijamente recostado sobre el costado derecho.

Igual que ocurrió con Micaela, el cadáver de Muñoz, fue hallado en un lugar que había sido rastrillado en dos oportunidades por policías encargados de la búsqueda. Así lo confirmaron a LA NACION tanto Javier Muñoz, hermano de la víctima, como el abogado Jorge Alejandro Pschunder, quien representa a la familia del policía asesinado.

El cuerpo de Muñoz, fue hallado tres horas después de que el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, se reuniera con los máximos responsables de la Unidad Regional local. Mientras que el cuerpo de Micaela, fue encontrado luego que el ministro de Seguridad de la provincia, Andrés Pérez Estevan, reclamara a los jefes policiales que intensificaran la búsqueda.

El cuerpo de Muñoz fue hallado cuando la familia recibió un mensaje a través de Facebook en el que le indicaron al hermano del policía que "el auto en el que levantaron al Lucas era del primo de un . . . ."; le advirtieron que se cuidara porque los "que parecen amigos no eran tan amigos" y aportó los nombre de tres comisarios que mandaron matar a su hermano. El cadáver de Muñoz apareció exactamente donde el informante indicó. (LaNación)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...