expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Avanza la crisis, se suman muertos, siempre son de barrios vulnerados, y jóvenes ~ ¿Quién mató a Santiago?

pino

pino

domingo, 21 de agosto de 2016

Avanza la crisis, se suman muertos, siempre son de barrios vulnerados, y jóvenes

El barrio de Micaela y Lucas: la última frontera de Bariloche

El desamparo signa el 2 de Abril, donde vivía la joven asesinada entre marzo y abril, y trabajaba el policía ejecutado este mes. La necesidad de recomponer el tejido social en el sur de la ciudad.


Alrededor de la Comisaría 42 conviven casi 3.000 familias. (Chino Leiva)

DeBariloche - Solo hay un camino y dos formas de entrar y salir de la ciudad. La ruta nacional 40 llega por el este y continúa recién en el sur, allí donde se refleja la otra cara de la siempre turística Bariloche, aquella donde el frío se hace sentir con más crudeza y hay menos recursos para resistir.

En ese punto se emplaza la última comisaría de Bariloche. Es la número 42 en todo Río Negro y está rodeada por cuatro barrios, contando una toma, en los que conviven casi 3.000 familias.

En la vereda opuesta a las casas que visitó Mauricio Macri a comienzos de año emerge el barrio 2 de Abril, el mismo en el que creció Micaela Bravo y al que se dirigía el oficial ayudante Lucas Muñoz antes de que le perdieran el rastro.

“Se nos perdieron dos personas en este barrio”, dice con preocupación Sandra Pinchulef. Ella es la presidenta de la junta vecinal y vive allí desde que se creó el barrio, en 1995, a partir de un grupo de familias trasladadas desde la siempre peligrosa barda del Ñireco.

Ambos casos alertaron a los vecinos por igual. Dos jóvenes desaparecidos en menos de seis meses y hallados muertos en la misma zona. Todavía no hay culpables y el miedo se deja ver detrás de cada cortina que vigila quiénes son los que pasan frente a su casa.


La junta vecinal espera poner en marcha un corredor seguro. (Chino Leiva)


Un destacamento policial debería ser garantía de seguridad. Pero los vecinos no creen lo mismo. Las quejas por la falta de presencia de uniformados dentro del barrio se multiplican. De inmediato surge la comparación, hasta con cierto recelo, con las 645 Viviendas el único barrio del Alto que cuenta con calles asfaltadas.

Haydeé llegó desde Pilcaniyeu hace 20 años y se asentó de inmediato en el lugar. Ella también reconoce que la Policía no llega al barrio, que el conflicto con los jóvenes es permanente y que falta presencia del municipio para contenerlos.

“Nos cuidamos entre los vecinos”, aseguró la presidenta de la junta vecinal. Explicó que los patrulleros de la Comisaría 42 solo pasan por las calles paralelas, y que acuden ante un llamado dejando de lado la prevención del delito.

La mala imagen que deja la Policía suma una pelea por un edificio que debía ser adjudicado a la junta vecinal. Los vecinos quieren recuperar el espacio y contar con un lugar para guardar mercadería, materiales y crear un punto de encuentro.


El barrio cuenta con equipamiento comunitario pero acusan falta de presencial estatal. (Chino Leiva)


La muerte de Micaela cambió la rutina diaria de las familias. Haydeé tiene una hija adolescente y no permite que camine sola por el barrio. “Si sale le pido a sus hermanos que la cuiden”, dice sobre una preocupación común.

Desde la junta vecinal ya se habla de la creación de un corredor seguro para los niños y sus madres. “Nuestro barrio está liberado a cualquier cosa”, repite Sandra acerca de la necesidad de volver a confiar en la institución policial.

El caso de Lucas no ayuda a recomponer ese vínculo. Estaba uniformado y corrió la misma suerte que una vecina que fue arrebatada casi en la puerta de un jardín de infantes.

El barrio 2 de Abril cuenta con un destacamento de bomberos, un centro comunitario, una sala de salud, una escuela y un jardín de infantes. “Son solo edificios”, lamenta Sandra en un barrio que, literalmente, se cae de Bariloche.



LEONARDO CARRIZO
leonardocarrizo@rionegro.com.ar

Reclaman “contención social” en barrios del Alto

Tras el conflicto con un grupo de jóvenes, desde la junta vecinal del barrio 2 de Abril pidieron más presencia del Estado. Las 645 Viviendas son el blanco elegido por las garrafas de gas.


“Nadie viene al barrio”, se quejó Sandra Pinchulef sobre la presencia de los organismos del Estado.(Chino Leiva)



DeBariloche - Las familias que viven en la calle Crucero General Belgrano, que marca el límite entre los barrios 2 de Abril y 645 Viviendas, vivieron momentos de mucha preocupación cuando un grupo de jóvenes atacó con piedras varias casas y vehículos que circulaban por ese sector. Según la información policial hubo hasta detonaciones de arma de fuego.

La presidenta de la junta del barrio 2 de Abril, Sandra Pinchulef, sostuvo que el problema con un grupo de “no más de diez chicos” viene desde hace rato y señaló que faltan políticas de contención social por parte del municipio y la Provincia para los jóvenes del barrio.

“No tenemos comunicación con la funcionaria de Desarrollo Social (María Gabriela Martínez Von Scheidt)”, lamentó Pinchulef. Dijo que por el tema social nadie contesta en el municipio, “nadie viene al barrio y la Provincia tampoco aporta nada”.

Sostuvo que el grupo se integra con chicos de entre 14 y 16 años que son mandados por un adulto.

Explicó que ningún vecino denuncia el caso porque hay temor por las posibles represalias. “La Policía no patrulla el barrio porque si lo hace, los jóvenes sienten que es una provocación, entonces la Policía prefiere no entrar para evitar disturbios”, dijo la dirigente vecinal.

Dijo que es posible que los responsables del vandalismo en el barrio hayan tratado de robar los tubos de gas de 45 kilos, que tienen las familias de las 645 Viviendas por la falta de gas natural, para después venderlos.

“El otro día un taxista se llevaba dos cilindros de gas y la gente alcanzó a interceptarlo”, indicó la mujer.

Lamentó que a raíz de la situación de violencia que ocurrió la noche del miércoles y que se extendió hasta la madrugada de ayer los choferes de la empresa de transporte público de pasajeros no quieran entrar al barrio por seguridad.

Advirtió que se viene el invierno y muchos vecinos del barrio 2 de Abril y Unión necesitan el colectivo. “Nos costó un montón que el colectivo entrara otra vez al barrio”, recordó.

Dijo que el sábado a las 18 habrá una asamblea de vecinos en el Centro Integrador Comunitario (CIC) para tratar el tema de la seguridad.

Un grupo de adolescentes y jóvenes levantaron una barricada y quemaron neumáticos y chatarra a metros de una garita, ubicada en Crucero General Belgrano. Dos familias del barrio 645 Viviendas tuvieron que dejar sus casas por razones de seguridad.

El segundo jefe de la Unidad Regional Tercera, comisario Manuel Poblete, explicó que policías de la Comisaría 42, que está ubicada en el barrio 2 de Abril, fueron hasta el lugar de los disturbios. Dijo que fueron con el jefe de la Unidad Regional hasta el barrio y solicitaron refuerzos de otras comisarías y del grupo COER por la violencia creciente que había en la zona.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...