expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Ser una "IT GIRL" en Tecnópolis ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

lunes, 25 de julio de 2016

Ser una "IT GIRL" en Tecnópolis

TECNÓPOLIS Y CÓMO SER UNA “IT GIRL”

Por Catalina Juarros, para Libres de Bullying.


Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología del Instituto Leloir e investigadora del Conicet, ganadora del premio L’Oreal-Unesco por sus aportes sobre el virus del dengue.

Hace un par de días me enteré de que en Tecnópolis 2016 inauguraron un stand llamado Club de Estilo, donde te enseñan todos los “tips” necesarios para ser una “it girl”. Para los que no lo saben, una it girl es una chica que tiene “eso que todas quieren tener”, o más bien eso que los estereotipos de la sociedad de consumo dicen que todas quieren tener. No importa si la piba en cuestión estudia chino, toca algún instrumento, hace algún deporte, juega al ajedrez o es re buena amiga y compañera: lo que la hace una it girl es que usa la ropa más hot y trendy de esta temporada, es convencionalmente linda y, sobre todo, tiene muchos seguidores en las redes sociales. Seguidores que, por supuesto, no la siguen porque estudia chino o toca algún instrumento o alguna de esas otras cosas, sino porque es linda, se viste bien y se saca buenas selfies. Este es el modelo de mujer que la nueva versión de Tecnópolis busca imponerles a millones de adolescentes.


Imagen publicitaria oficial del Club de Estilo de Tecnópolis 2016.

Como mujer y estudiante de Ciencias de la Computación, esto no sólo me preocupa, sino que me parece terrible y gravísimo. Antes, en el mismo lugar donde está ese stand, había uno de la Comisión Nacional de Energía Atómica y la NASA, donde estudiantes y trabajadores de la ciencia divulgaban lo que hacían. Entre estas personas (que, dicho sea de paso, perdieron su trabajo en Tecnópolis) hay mujeres que le aportan muchísimo a la ciencia y al mundo. El año pasado, una científica argentina ganó el Premio L’Oreal-Unesco “Por las mujeres y la ciencia” gracias a sus descubrimientos sobre el dengue, y una estudiante de mi misma facultad superó a Harvard en una competencia internacional de programación. Todos los días me cruzo con mujeres, tanto estudiantes como docentes, que tienen una verdadera pasión por la matemática, la física, la biología y un montón de otras cosas geniales que no involucran tener miles de seguidores en Instagram. El mundo está lleno de mujeres que se dedican a algo que les fascina sin dejarse llevar por estereotipos sexistas y consumistas, pero ya no tienen lugar en un parque temático que, hasta este año, estaba dedicado a la ciencia y la tecnología.

El Club de Estilo de Tecnópolis me resulta totalmente degradante. Las nenas y las mujeres podemos hacer cosas mucho más constructivas y admirables que maquillarnos y sacarnos selfies sólo para resultarle atractivas a alguien más. Nuestro valor como personas no depende ni de la ropa que usamos, ni de nuestra belleza, ni de la cantidad de gente que nos sigue en las redes sociales; en fin, somos mucho más que consumidoras y objetos de consumo. No permitamos este retroceso.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...