expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Lo público/lo privado: Una fundación administrará el Centro de Radioterapia que pagamos entre todos, ...no es raro? ~ Mensajero Digital

pino

pino

domingo, 31 de julio de 2016

Lo público/lo privado: Una fundación administrará el Centro de Radioterapia que pagamos entre todos, ...no es raro?

En Bariloche, el Centro de Radioterapia está a un paso de ser realidad

Si se cumplen los plazos, a fin de año debería operar. Tendrá un área de diagnóstico, radiofarmacia con la fabricación de radioisótopos, dos aceleradores lineales e investigación.


Uno de los aceleradores lineales en etapa de puesta en marcha. (Fotos: Alfredo Leiva)


A pesar del crudo invierno, los trabajos en el Centro Atómico no se detienen.

En corto plazo los pacientes con cáncer podrán recibir un tratamiento de radioterapia en Bariloche. El Centro Integral de Medicina Nuclear y Radioterapia está avanzado y la obra de 10.000 metros cuadrados ya luce imponente en el predio del Centro Atómico. Se espera que se convierta en una alternativa para quienes lo necesiten en todo el país, mientras que para los enfermos residentes en la zona terminarán las peripecias y el desarraigo que significan trasladarse más de 500 kilómetros para recibir su tratamiento.

El centro es un proyecto de vieja data para Bariloche pero recién en 2010 tomó impulso en la Comisión Nacional de Energía Atómica que avaló la inversión a través del Ministerio de Planificación Federal. Y el actual gobierno lo ratificó.

Un año antes había llegado el envión de la comunidad que sumó más de 15.000 firmas para pedir que se avance hacia la instalación de un acelerador lineal para el tratamiento de pacientes oncológicos. Lo que nunca pensaron es que ese proyecto iba a ser de dimensiones impresionantes, con dos aceleradores lineales, un sistema PET que combina la tomografía por emisión de positrones y que es un modelo de avanzada único en la Patagonia; además de contar con un área de diagnóstico que servirá también para otras patologías, y un segmento de investigación, docencia y desarrollo.

La estructura imponente que se puede ver desde la ruta de acceso al cerro Catedral, donde tendrá su ingreso al público, tiene tres plantas, y días atrás, cuando “Río Negro” visitó las instalaciones, los obreros estaban concentrados con tareas en el segundo y tercer piso destinado a la investigación, desarrollo y la formación de recursos humanos que estará emparentado a la maestría en Física Médica que ya dicta el Instituto Balseiro.

“Si la empresa contratista cumple los plazos, se podría comenzar a operar hacia fines de año”, precisó Luis Rovere, el gerente coordinador del Centro Atómico y gerente del Centro Integral de Medicina Nuclear y Radioterapia de Bariloche, quien afirmó que además del área de influencia de 300.000 habitantes (desde Esquel a San Martín de los Andes y toda la Región Sur) se esperan pacientes de todo el país porque en este centro de avanzada se crearán radioisótopos únicos que servirán para varios tratamientos.

Las ansias de culminar la obra y comenzar a trabajar son muchas pero desde el organismo tratan de ser cautelosos ante la expectativa que genera en la comunidad y que ha llevado a muchos a consultar por teléfono para reservar turnos para recibir tratamiento.

La construcción comenzó a fines de 2012 pero estuvo un tiempo detenida hasta que a finales del 2014 se retomó el plan con un acuerdo con la empresa estatal rionegrina Invap para que realice la obra edilicia mediante la contratación de la constructora Stieglitz, proveniente de Buenos Aires. La inversión total será de 600 millones de pesos, según estimó Rovere, que se muestra entusiasmado con el avance del proyecto que ideó junto a un equipo de técnicos locales.

Sector clínico

Los dos aceleradores lineales que permitirán el tratamiento del cáncer mediante la radiación ionizante, más conocido como radioterapia, ya están instalados en sus búnkers especialmente diseñados con puertas y paredes blindadas con plomo. Ambos demandaron una inversión de 6 millones de dólares.

La planta baja del edificio está exclusivamente destinada al sector clínico, compuesto por consultorios, sala de espera, oficinas de los profesionales y vestuarios; y las áreas de radioterapia, braquiterapia y medicina nuclear (destinada al diagnóstico). Se pensó en edificarlo con espacio para las prácticas de los residentes de medicina nuclear.

En el ala derecha del edificio estará el sector de diagnóstico y medicina nuclear, donde habrá una radiofarmacia, un área para el desarrollo de radioisótopos, que son los que luego se utilizarán en la etapa de diagnóstico.

En este sector se edificaron además cuatro inyectores donde se aplicarán los radioisótopos a los pacientes para su diagnóstico.

En el ala izquierda estarán los equipos para los tratamientos, que tendrán grupos electrógenos propios ante casos de emergencia.

Rovere explicó que el Centro de Medicina Nuclear y Radioterapia será administrado por el Instituto de Tecnologías Nucleares para la Salud, que se creó como una fundación para ese fin, y que estará encargado de realizar los convenios con obras sociales y los ministerio de salud, para costear los tratamientos de los pacientes que sean derivados.

El segundo y tercer piso estarán destinados a la investigación y desarrollo, con aulas, un auditorio, laboratorio de enseñanza para los alumnos de la maestría y un bioterio que es una sala de ensayo de tratamientos con pequeños animales como ratas y ratones.

En cuanto a la vinculación con el Instituto Balseiro, la maestría en Física Médica se realiza hace 12 años y ahora tiene un cupo de 20 ingresantes por año, cuyos profesionales podrán realizar las residencias en radioterapia y medicina nuclear en el nuevo centro.

Equipamiento de avanzada

El sector de medicina nuclear cuenta con equipamiento para Tomografía por Emisión de Positrones (PET), que es un estudio médico de alta complejidad (único en la Patagonia) en el cual se administra al paciente un radiofármaco para evaluar patologías del campo oncológico y también otras más específicas como el infarto agudo de miocardio, Alzheimer, epilepsia y demencia, entre otras.

También habrá otros equipos de tomografías con la administración de radiofármacos y diagnóstico por imágenes, que no requieren la administración de material radiactivo.

En el servicio de radioterapia (tratamiento) se realizarán las sesiones a través de los aceleradores lineales con la irradiación del tejido tumoral desde el exterior del cuerpo, lo que permite atacar de manera focalizada el tumor. Se brindará además un tratamiento de “braquiterapia” (radioterapia interna) que consiste en la irradiación a partir de fuentes colocadas dentro o próximas al tejido tumoral. En este caso hay un área de quirófano porque se necesita sedación eventual del paciente y es indicado generalmente para casos de cáncer en cuelo uterino y próstata.
De un gobierno a otro
600 millones
de pesos es la inversión de un proyecto que se inició con el kirchnerismo y se mantiene con el nuevo gobierno.
La demanda de un área de 300.000 habitantes que ahora debe derivarse al Alto Valle podrá recibir atención más cerca: en Bariloche.



SOLEDAD MARADONA
soledadmaradona@rionegro.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...