expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> La desaparición de Lucas en medios nacionales: Policías sospechados entraron en su casa, revisaron su computadora y fraguaron pruebas ~ Mensajero Digital

pino

pino

sábado, 30 de julio de 2016

La desaparición de Lucas en medios nacionales: Policías sospechados entraron en su casa, revisaron su computadora y fraguaron pruebas

Lucas Muñoz fue visto por última vez el 14 de julio.Página12:

La Justicia sospecha de sus compañeros

A dos semanas de que el oficial de Bariloche desapareciera camino a su comisaría, un fiscal detuvo a un policía de Colonia Catriel, mientras otro funcionario judicial imputó a jefes y oficiales por irregularidades en la investigación.

En Bariloche, un policía fue detenido, y tres comisarios, un subcomisario y dos oficiales fueron pasados a disponibilidad en el marco de dos causas distintas pero íntimamente vinculadas: una, por la desaparición del policía Lucas David Muñoz; la otra, por presuntas irregularidades en la investigación de esa desaparición. El paradero del agente Lucas David Muñoz se desconoce desde el 14 julio, cuando bajó del colectivo en la parada habitual para ir a la comisaría, pero nunca llegó. Tras dos semanas sin noticias del joven, ayer al mediodía comenzaron a precipitarse los acontecimientos cuando el fiscal Martín Govetto, que investiga la desaparición, pidió la detención de un policía de la localidad de Catriel. Al mismo tiempo, el fiscal penal Guillermo Lista imputó a tres comisarios y dos oficiales por cómo se realizó el allanamiento casa de Muñoz y la “evidente adulteración” del parte diario de la comisaría en la que revista el joven agente desaparecido; Lista indicó que el “funcionamiento irregular” de los imputados tuvo el efecto de “entorpecer e interferir sobre las declaraciones de personal subalterno”. Fue a esos imputados y a un subcomisario a quienes la jefatura policial resolvió pasar a disponibilidad.
Fuentes de la investigación señalaron que, tras dos semanas de búsqueda sin novedades, lo sucedido ayer estuvo vinculado, también, a la participación de fuerzas federales en los procedimientos ordenados por la justicia provincial.
Pasado el mediodía, y luego de que el juez Bernardo Campana diera el visto bueno al pedido presentado por el fiscal Govetto, fue detenido un policía en su casa de Colonia Catriel, a unos 600 kilómetros de Bariloche. El operativo estuvo a cargo de personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), Gendarmería Nacional y Prefectura Naval, que también efectuó allanamientos en la vivienda y en la comisaría en la que trabajaba el sospechoso.
Poco antes, y luego de que el Ministerio Público Fiscal rionegrino diera a conocer en un comunicado las imputaciones realizadas por el fiscal penal Lista, la jefatura de la Policía de Río Negro ordenó la “suspensión preventiva” y el pase a disponibilidad del comisario inspector Adolfo Poblete (segundo jefe de la Regional III, máxima autoridad de Bariloche y la zona); el comisario Jorge Omar Elizondo y el subcomisario José Jaramillo (jefe y subjefe de la comisaría 42); David Paz (jefe de Seguridad Vial); y los oficiales Luis Daniel y Julián Maximiliano Morales (también de Seguridad Vial).
El fiscal Lista criticó duramente la actuación policial tras la desaparición de Muñoz, y calificó de “ilícito penal” la “adulteración del parte diario de novedades, a través del reemplazo de, por lo menos, siete folios originales, por otros pertenecientes a un cuaderno distinto”. El parte, señaló el funcionario judicial, “fue suscripto al finalizar el día 17 de julio (N. de R: es decir, tres días después de la desaparición de Muñoz) por el responsable de la unidad, sin una sola mención o constancia de semejante anomalía que configura un ilícito penal sobre un instrumento público”.
En cuanto al parte de novedades de la comisaría, los policías imputados actuaron de modo tal “que, al parecer, denota un funcionamiento irregular, posiblemente configurativo de ilícitos penales consistentes en entorpecer e inferir sobre las declaraciones de personal subalterno de la fuerza en torno de las averiguaciones” por la desaparición, señaló el fiscal Lista. En tanto, el fiscal señaló que el allanamiento que se realizó en casa de la policía el mismo día de su desaparición fue llevado adelante “sin orden escrita y fundada por autoridad judicial alguna y por fuera de las formalidades previstas por la ley”. En ese operativo, recordó, los colegas de Muñoz revisaron la computadora, carpetas con documentos, los placares y la mochila.
Muñoz es oficial de Servicio en la Comisaría 42º, en la zona del Alto, a la que se dirigía el 14 de julio cuando desapareció. Los investigadores establecieron que había salido de su casa con el uniforme y el arma reglamentaria, que tomó el colectivo y bajó en la parada habitual, distante cinco cuadras de la sede policial.
Inicialmente, los policías rionegrinos investigaron la hipótesis del suicidio, por lo que realizaron rastrillajes en la costa del lago Nahuel Huapi y otros lugares de la ciudad de Bariloche. Luego, barajaron la hipótesis de que Muñoz, que es oriundo de Ramos Mejía y hasta mudarse a Bariloche vivía en Carmen de Patagones, podría haberse ido imprevistamente a otra localidad de Argentina o de Chile, por lo que también hicieron averiguaciones en la Dirección Nacional de Migraciones. Luego, mientras investigaban a sus allegados, detuvieron por tenencia de drogas a dos policías de Seguridad Vial que recuperaron la libertad pronto.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...