expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> 8 años de Emaús ~ Mensajero Digital

pino

pino

viernes, 29 de julio de 2016

8 años de Emaús


Foto: Emiliano Rodríguez.

Hogar Emaús, ocho años soñando con una vida diferente para las personas sin techo
Alrededor de 40 hombres pernoctan en el lugar, donde además tienen talleres de cerámica, yoga, pintura, gimnasia y mucho más. Un mosaico de historias de vida diferentes que confluyeron en una gran familia.

En 2008 tomó forma un sueño que había iniciado mucho antes: construir un hogar para los hombres que viven en situación de calle. Hoy, el anhelo materializado cumple ocho años y es el techo para más de 40 personas que viven allí, en el mismo lugar donde encontraron una familia.

Cada año el aniversario del Hogar Emaús se vive como una fiesta y hoy no fue la excepción. Las puertas se abrieron muy temprano y el olor a tortas fritas y mate cocido invitaba a entrar. En una gran ronda, los voluntarios y usuarios del lugar se presentaron uno a uno, con diferentes palabras, pero con un común denominador: el agradecimiento por brindar un espacio de contención.



Hubo mates y tortas fritas para celebrar el aniversario. (Foto: Emiliano Rodríguez)

Alrededor de 50 voluntarios se reparten las distintas tareas que implican sacar adelante el sueño que impulsó el Padre José “Pepe” Lynch. Hay talleristas, cocineros, personas que sirven la comida, otros que limpian, y la lista podría seguir. Todos los años se abre la convocatoria a nuevos ayudantes, aunque hay algunos que permanecen desde sus inicios.

“Esto es una gran familia y una versión de Gran Hermano”, bromea Gustavo, uno de los primeros en llegar a vivir al hogar Emaús y quien además, se convirtió en poeta. El año pasado, la Editora Municipal publicó un libro con los poemas que Gustavo escribe desde los 14 años. “Ahora ya tengo más de 40”, dijo y explicó que no tiene familia, por lo que siempre termina volviendo al Emaús. “Me fui a alquilar un par de veces, pero no tengo a nadie, prefiero estar acá”, sostuvo sin dudarlo.

En el segundo piso del edificio hay una muestra con lo elaborado por los muchachos en todos los talleres que se brindan. Algunas de sus producciones incluso, están a la venta. También hay un espacio para las fotografías, recuerdos de todos los momentos vividos en el hogar. “A cada uno le festejamos el cumpleaños. No sabés lo que lloran cuando soplan su velita. Es que nunca nadie les hizo una torta y les cantó el feliz cumpleaños”, explicó con emoción María, voluntaria hace cinco años.



La muestra de lo producido en las actividades del hogar se encuentra en el segundo piso. (Foto: Emiliano Rodríguez)

Este viernes, además de ser el aniversario del hogar, es el cumpleaños de Julio, oriundo de Villa Llanquín, quien llegó luego de tener problemas de salud. “Estuve 7 meses viviendo acá. Ellos me cuidaron”, manifestó mientras restregaba sus manos, un poco nervioso quizás. Julio tiene familia en Bariloche, pero prefiere pasar su tiempo en el hogar. En el campo vive solo, tiene algunos animales, aunque “está muy duro para criar ovejas ahora”, afirmó. Cada vez que viene a la ciudad a hacerse chequeos médicos o a realizar trámites, aprovecha a visitar a sus amigos, con quienes comparte largos días de truco, mates y algún baile.



Julio Flores es oriundo de Villa Llanquín. (Foto: Emiliano Rodríguez)

“Gracias por el techo que me dieron”, dijo Patricio cuando le tocó el turno de presentarse. Un poco tímido, resumió en pocas palabras el sentimiento de todos.

Este viernes a la noche habrá un evento especial, con música a cargo de Anahí Rayen Mariluan y poemas y bailes de los muchachos y voluntarios. El festejo comenzará a las 19 y la entrada es libre para quienes quieran participar.



El Padre "Pepe" Lynch fue el impulsor de la iniciativa, ocho años atrás. (Foto: Emiliano Rodríguez)

Otro de los usuarios más antiguos del lugar es Walterín, como lo conocen todos. “Yo llegué en un estado lamentable, pero me estoy recuperando. Esta es mi segunda casa”, resumió.

Por otro lado, el Padre "Pepe" agradeció la ayuda de todos los voluntarios que desde su espacio “hacen que esto funcione”. Hay ocho empleados que forman parte del plantel municipal y son permanentes. “Fue una ayuda enorme”, calificó.

“Sigamos soñando con amaneceres de liberación”, reza el cartel elaborado para el 8º aniversario del lugar que abrió las puertas a las personas en situación de calle, que encontraron allí, además de un techo, la posibilidad de un cambio de vida. (ANB)

1 / 6

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...