expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> El Padre Pepe ~ Mensajero Digital

pino

pino

lunes, 25 de abril de 2016

El Padre Pepe

“¿Sabés lo que tenés que hacer vos pibe?, dejar de hablar y dar tantas vueltas y …” dijo el Padre Pepe terminando la frase con el gesto de arremangarse.

Yo no lo conocí, pero escucho anécdotas de él, que hoy está viejito, internado con un ACV, quizás en la recta final.

Es muy común ver informaciones de curas corrompidos, la indignación justa de las víctimas encuentra una también justa multiplicación de esas noticias, a medida que la sociedad avanza y se va reescribiendo la historia tratando de crear una versión alternativa a esa que “escriben los que ganan”, el cristianismo va quedando muy mal parado, la inquisición, su rol en la destrucción de las culturas originarias de américa, más cerca, el catolicismo enfermo de los militares torturadores y asesinos, y los siempre presentes grupos de descerebrados ultraconservadores hoy golpeados por el papado actual pero siempre agazapados para volver al pasado más oscuro; hacen siempre muy incómodo reconocerse parte de esa iglesia a las personas que creemos en una sociedad justa, sin desechados, sin privilegiados.

Las grandes religiones como construcciones sociales signo de la evolución de la especie humana han tenido sus claroscuros, pero son hechos sociales, negarlas es tan imposible como negar el idioma, o nuestra valoración del mundo que nos rodea. Todas ellas tienen sus valores enormes, y todas sus deudas pendientes. El cristianismo hace centro en el amor, en dar la vida por amor, ese es el único mandato indiscutible, de ahí para abajo son todas interpretaciones, tan intrincadas que se pensaron dentro del mismo cristianismo Hitler y San Francisco de Asis, Videla y Mujica.

Dentro de ese magma incontenible del cristianismo, los salesianos decidieron dedicar sus vidas a promover la de los jóvenes, principalmente las de los más vulnerados, tarea ingrata si las hay, porque a nadie le importa, a veces pareciera que ni a ellos.

Yo conocí muchos curas que me dieron vergüenza, pero también muchos otros, sin prensa, de una estatura moral abrumadora. Yo vi a alguno de ellos mudarse a los 80 años a otro destino, y llevarse un bolso mediano, todas sus pertenencias, toda su vida, en un bolso mediano a los 80 años, su poca ropa, sus pocos libros, la sensación en el pecho de la familia que nunca tuvieron, la borrosa foto en blanco y negro de sus padres ya muertos, toda su vida en un bolso mediano.


Al Padre Pepe, constructor original del Gimnasio Newenche, no lo conocí, hoy escuché sus anécdotas y me sentí obligado a compartirlas, escuché de su camioneta amarilla con la que “mangueaba” comida por todos lados y se metía en los barrios hasta donde nadie llegaba a repartirla, escuché que defendió sin titubear a muchas personas, las defendió inclusive de otros curas con mucho mayor poder, escuché que durante la mayor parte del tiempo dormía sobre las tablas de su vieja cama sin colchón, no por masoquista, sino porque siempre aparecía alguien que lo necesitaba más. Escuché que una vez se reunieron las miembros de la Asociación Damas Salesianas que gerencia de una forma muy discutible las escuelas  de Don Bosco y decidieron “ayudarlo” regalándole una campera de primera marca, “yo con esto al barrio no puedo ir, me da vergüenza” dijo Pepe arrancando la etiqueta de la marca la primera vez que se la puso, pero fue en vano, a los pocos días ya no la tenía más, seguramente abrigaba a otro.

Fernando Fernández Herrero

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...