Como era de esperar, uno de los centros de atención de este viernes fue el sur del Gran Buenos Aires, específicamente el partido de Quilmes, donde el cocinero Martiniano Molina es intendente desde diciembre del año pasado.

Nota relacionada: Martiniano Molina no pagó 50 sueldos de Orquestas y Coros del Bicentenario

Es que, en medio de una conferencia de prensa, el jefe comunal macrista fue consultado sobre el Pozo de Quilmes, el centro de detención clandestino ubicado en ese distrito durante la dictadura, y él lo confundió con los baches que inundan la ciudad.

"Yo no escucho bien la pregunta", trató de explicar a los medios que lo consultaron un contrariado Molina; una pregunta, por cierto, que se enmarcaba en una respuesta suya anterior, referida al 40 aniversario del golpe de Estado.

Incluso, luego de formulársela un periodista local, el intendente quilmeño pidió una reiteración, que le fue dicha con claridad. Sin embargo, Molina apuntó a los baches que en Quilmes cumplen años...

De la Redacción de Diario Registrado