expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Los sincericidios de Macri y su equipo pueden dar vuelta la historia ~ ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

martes, 17 de noviembre de 2015

Los sincericidios de Macri y su equipo pueden dar vuelta la historia

Sincericidio. /Por CARLOS VILLALBA



Según las encuestas de los medios dominantes de la agenda informativa argentina, después de la primera vuelta electoral que ganó Daniel Scioli por menos margen del anunciado, Mauricio Macri había descontado una diferencia superior a 700 mil votos y avanzaba en la sumatoria de simpatías… Hasta que sonaron las campanadas de las 12 y la carroza volvió a ser zapallo.

Por algún motivo difícil de explicar, el pasado jueves 6, cuando el candidato del PRO hacía la plancha, el economista que había instalado en el centro de su la cancha, Alfonso Prat-Gay, habló y le sacó la cobertura dulce a la torta del plan económico de Macri. Adelantó que, en caso de imponerse su sector, “habrá un dólar único” y “subirá el oficial”. Complementó la propuesta explicitada por el referente energético, potencial ministro de Cambiemos y ex jefe de Shell, Juan José Aranguren, quien se proclamó a favor de la liberalización del tipo de cambio y la eliminación de la administración cambiaria.

De llegar a aplicarse, ese conjunto de medidas implicaría una devaluación inmediata, es decir la suba automática de los precios en las góndolas de los supermercados y los almacenes de barrio. O sea, un ataque demoledor a los sectores populares. El destape macrista incluyó la revisión de las tarifas de los servicios públicos al referirse a la “quita de subsidios”.

El plan explicitado incluye la “evaluación” de lo actuado por YPF en sus tres años de reestatización, una forma de adelantar el posible regreso a manos privadas de la empresa petrolera nacional, la desregulación del mercado energético y el análisis de la vuelta a los privados de los fondos de pensión y Aerolíneas Argentinas.

Ese conjunto de medidas facilitaría el ingreso sin restricciones de capitales extranjeros especulativos, con rentabilidad extraordinaria para los exportadores, gracias a un tipo de cambio “alto”, y a la posibilidad de exportar con libre remisión de las utilidades. Es que al sector, la casa matriz les “queda afuera”, como demostró el propio Prat Gay cuando decidió sobre la fortuna de la sucesión Fortabat, dejó el 1,5% de la misma en el país y remitió al exterior el 98,5 restante.

Frenazo
Aquel supuesto envión perdió fuerza. Nadie podrá medir si los dichos del equipo Macri fueron un baldazo de desencanto para quienes sienten que la etapa terminó y se entretienen con las formas del PRO Cambiemos, evitando espiar debajo de las sonrisas y tropezar con el rostro agazapado de la inflación, el desempleo y la pérdida de conquistas.

Menos aún podrá decirse si las “novedades” cambiaron la intención de voto o inclinaron la de aquellos 7 millones que no eligieron en primera vuelta a Scioli ni a Macri, y que el domingo no tendrán otra alternativa que poner la boleta con sus rostros en la urna presidencial. Las publicaciones hablan del número de encuestas que “favorecen” a Macri, las suman como si de un resultado futbolístico se tratase; algo parecido al “resultado del debate” armado a partir de la sumatoria de tuits de los seguidores de los canales televisivos que crean su propia tropa. Sin embargo, fuera de la mirada de sus mandantes, los consultores señalan que hace diez días que se registran movimientos favorables al candidato del Frente para la Victoria, sobre todo en la Provincia de Buenos Aires. Algunos de los estudios lo ubican 3 puntos por encima de Macri, sin haber medido las consecuencias del debate del domingo que, para quienes no hacen de la comunicación un spot televisivo, presentó a Scioli mucho más cerca de los “indecisos” o de los “votantes de Massa”.

En ese camino irrumpió el diputado nacional por el Frente Renovador, Felipe Solá, con comentarios que tal vez ayuden a que esa franja electoral avance hacia uno de los lados. Desde primera hora del lunes dijo sin empacho que Scioli fue “el más honesto” durante el debate televisivo, porque “claramente habló de devaluación y Macri no contestó”.

Agregó que el jefe de la alianza del PRO, “fue muy agresivo y soberbio en todo su discurso” y “Puede ser que la soberbia de Macri le haga sumar votos a Scioli, Daniel no es soberbio y se vio que quería decir más y se le escapaba el tiempo”. Para terminar de completar las sonrisas naranjas reiteró su frase “Es muy difícil que un peronista vote a Macri”.

Sincericidio macrista, guiños de referentes massistas y explosión militante de hombres y mujeres de a pie, como la que se desató en los últimas semanas, constituyen un cóctel interesante para quien quiere llegar en buena posición a la elección del domingo. (Miradas)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...