expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> ARBOS: Éramos pocos y apareció Moldes, el juez procesador de pibes pobres ~ Mensajero Digital

pino

pino

martes, 25 de marzo de 2014

ARBOS: Éramos pocos y apareció Moldes, el juez procesador de pibes pobres

Zúñiga denuncia persecución y afirma que el Juez Moldes "se sentó arriba de la causa"

Luego de la lectura de los alegatos días atrás, el Tribunal Oral Federal de General Roca volverá a escuchar a las partes este viernes. El lunes 7 se daría a conocer la sentencia. Hoy, Ovidio Zúñiga afirmó que el juez Federal Moldes "se sentó" arriba de la causa.
Luego de la lectura de los alegatos días atrás, el Tribunal Oral Federal de General Roca volverá a escuchar a las partes este viernes y el lunes 7 daría a conocer la sentencia en el juicio por el desvío de fondos del ex policlínico ARBOS de Bariloche.

Ovidio Zúñiga, convocó para hoy martes 25 a una conferencia de prensa en la que afirmó que existe persecución contra su persona y que el juez federal Moldes "se sentó arriba de la causa".
Zúñiga cuestiona la ausencia de la Administración de Programas Especiales (APE) del Ministerio de Salud de la Nación en el debate. Atribuye esta situación a una intención del Juez  Leónidas Moldes que comenzó la instrucción de la causa y a la Oficina Anticorrupción.
“Acá hay un juez que se sentó en las cosas, que no aceptó que la APE que le mande la documentación que indicaba que estaba todo para aprobar. Y los fiscales de la Oficina Anticorrupción nos acusan de haber engañado a la APE pero no la llevan al estrado. Tuvieron 14 años para llevar al estrado al engañado”, remarcó.
Consultado sobre la motivación del juez Moldes manifestó que “hay sangre en el ojo” y se remontó a las luchas sindicales de la década del 90 en la que el juez tenía una impopular imagen entre los trabajadores por perseguir las luchas populares.
“El problema fui yo, no el resto del directorio”, definió para recordar un conflicto gremial planteado en el año 1992 cuando la Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos (UTHGRA) amenazó con cortar el ingreso a la ciudad para reclamar por el pago de zona fría y un plus de productividad.
“En ese momento me iniciaron un proceso judicial por mis dichos.  En diciembre de 1992 me condenaron a 2 años de prisión a cumplir por lo que había dicho y me fijaban una fianza para recurrir la condena. Estuve dos días preso por el juez Moldes que me hizo detener hasta que consiguiera la fianza”, aseguró y recordó que tuvo un respaldo masivo de los trabajadores y luego inició una huelga de hambre por 11 días hasta que lograron firmar el plus de productividad y la zona fría. 
“Acá hay sangre en el ojo. Estas cosas no pueden suceder. Un juez no se puede sentar en el expediente. Tendría que haber aceptadoque APE le envíe la documentación”, expresó y agregó que, además, en el año 2002, apenas se realizó la denuncia él mismo se quitó los fueros y el abogado Gonzalo Madrazo se presentó ante el juez Moldes.
“Le dice a Moldes yo administré los fondos del APE y de ARBOS” sostuvo para preguntar “por qué no le pidió una aclaración de a quién le había pagado en ese momento”. Nos están acusando de engañar al Estado pero APE respondió al juez Moldes en septiembre del año 2005 que el subsidio estaba en condiciones de ser aprobado”, remarcó.
En 1999, el directorio del policlínico recibió cerca de 2 millones de pesos (entonces en paridad cambiaria con el dólar) del Ministerio de Salud de la Nación, en dos cuotas: una de 185.000 y otra de 1.750.000 pesos/dólares). El dinero fue derivado a dos empresas, Surtsay y Fox Valley, integradas por los propios imputados.
Durante el debate, Ovidio Zúñiga, Walter Cortés, Omar Goye y Victor Carcar buscan justificar el destino de los fondos nacionales para evitar sanciones por defraudación contra el Estado. 
“Nunca confesamos lo que no hicimos
En distintas oportunidades que se le solicitaron entrevistas, Zúñiga pidió dar su testimonio luego de declarar ante el Tribunal Oral Federal de General Roca. Ahora, a unos 15 días de que se conozca la sentencia, convocó a conferencia de prensa.
“Nunca confesamos lo que no hicimos. Siempre hemos manifestado nuestra inocencia. Acá hay un solo acreedor que tenía la posibilidad de cerrar el policlínico” expresó en referencia a la interpretación de la Oficina Anticorrupción sobre su declaración que publicó el diario Río Negro en su edición de hoy.
“Me parece prudente hablar en mi pueblo donde nací, viví y pienso morir, con la dignidad de saber que nunca me llevé un peso que no me correspondía. Este proceso tiene vicios desde cuando se inició y los fiscales pretenden hacer aparecer que nosotros engañamos a las autoridades nacionales. Lejos de eso, jamás estuvimos en una situación de estas características”, manifestó.
Los acusados sostienen que la historia de los 2 millones de pesos/dólares no puede analizarse fuera de la situación general de Arbos en el año 1999.
“Tenía una situacion financiera gravísima. El etico de Vargas -en referencia Fernando Vargas de la administración anterior a la que se juzga en este juicio- recibió 30 millones de dólares y entregó el policlínico con 14 millones de pasivo”, señaló.
“Nunca ocultamos información a la APE, nunca inventamos nada. La primer parte del subsidio fue para trabajar para tener una auditoría de terreno, de otra forma era imposible trabajar” indicó para agregar que las empresas Fox Valley y Surtsay creadas por el directorio no son “fantasmas”.
“Alguien puede pensar que hacés una empresa fantasma poniendo tu nombre y apellido y tu dirección”, preguntó.
Zúñiga argumentó que la creación de las empresas se definió para evitar que les envargaran los subsidios pedidos y no podían utilizar una cuenta bancaria de la gestión de Luis Ricardo Martínez y Fernando Vargas, en el Banco Ciudad de Buenos Aires. 
El policlínico enfrentó una convocatoria de acreedores en la época en la que, según indicó, “hicimos caer 70 acreedores privados que no pudieron demostrar por qué estaban en la convocatoria” y reclamaban 4 millones de dólares. 
“Cuando ingresamos no había un solo trabajador en relación de dependencia. Habían sido despedidos más de 100 trabajadores. El Dr. Madrazo nos plantea la preocupación. Qué hacemos con los fondos, cuanto tiempo pueden durar antes de ser envargados. Ahí se ofrece Madrazo a administrar los fondos. Los sacábamos de la cuenta para que los administre Madrazo. Si firma y ponde su domicilio ¿dónde está la trampa?”, preguntó. (B2000)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...