expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> El colmo de los colmos: Los testigos del juicio ARBOS, que empieza este 24 de Febrero, se tienen que pagar el viaje para ir a declarar ~ Mensajero Digital

pino

pino

jueves, 13 de febrero de 2014

El colmo de los colmos: Los testigos del juicio ARBOS, que empieza este 24 de Febrero, se tienen que pagar el viaje para ir a declarar


Este próximo 24 de Febrero empezaría por fin, después de muchos años de retraso, el juicio de la ex clínica ARBOS en el que están implicados varios pesos pesados de Bariloche, hasta ahí la noticia es que se acabaría una vergüenza más de la justicia rionegrina, rápida para juzgar y sobrepoblar de pobres las cárceles pero eternamente lenta cuando los implicados tienen su poder de fuego, y si la justicia llegara a ser justa, de podría saber qué pasó con los 2 millones de dólares que nunca aparecieron.

Pero como siempre hay algo más, la sorpresa  ahora  es que al consultar sobre el tema a uno de los testigos, Angel Vainstein, nos manifestó preocupado que está viendo cómo logra concretar su testimonio ya que la justicia cita a declarar a los testigos a más de 500 kilómetros de sus domicilios y no se hace cargo de los gastos.
En el día de hoy Vainstein remitió un fax al Tribunal Oral Federal de Gral. Roca en el cual se tramita la causa  caratulada “Zuñiga Ovidio Octavio, Cortes Walter Enrique, Carcar Victor Ricardo, Goye Omar, Madrazzo Gonzalos S/ Delito C/ la Administación Pública (Expediente N° 81000599/2007), en el fax reclamaba que el Tribunal se hiciera cargo de los pasajes y viáticos a la ciudad de Roca a los efectos de que los testigos puedan cumplir con el mandato del  mismo, pero los empleados  le informaron que deberían hacerse cargo personalmente de los gastos y luego efectuar un trámite ante la Suprema Corte para solicitar el reintegro de los fondos, en el caso de que la Corte considere los mismos pertinentes.
Experiencias anteriores hablan de que, en el caso de que la Corte los apruebe, la demora en el reintegro oscila entre cuatro y seis meses. Todo esto raya en lo absurdo dejando ver crudamente a una justicia que en cada uno de sus recovecos burocráticos esconde una clara definición de clase.
Para ser testigo hay que tener disponibilidad de dinero para movilizarse y de tiempo para poder dejar la propia ocupación para ir a declarar, para iniciar un juicio hay que tener dinero para abonar la tasa de justicia, para constituirse en querellante hay que pagar honorarios de abogado. Por ende “ser pobre” implica no tener acceso a la justicia para reclamar derechos, sólo para ser criminalizado.
Por supuesto este es el caso de todos los testigos de este caso y de otros similares, uno puede rápidamente imaginarse que los implicados no tendrán problema en afrontar los gastos de traslado, lo que deja a la justicia una vez más con la balanza torcida para el lado de los poderosos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...