expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Garzón se llevó un curso acelerado de violación de derechos en Río Negro, y gratarola ~ Mensajero Digital

pino

pino

miércoles, 21 de agosto de 2013

Garzón se llevó un curso acelerado de violación de derechos en Río Negro, y gratarola

Garzón escuchó reclamos por violaciones a derechos humanos en Bariloche

La violencia policial, las torturas en el Penal de la ciudad, la apropiación de tierras de los pueblos originarios, y situaciones de marginalidad estructural, entre otras demandas, fueron planteadas en el marco del encuentro entre el Juez español Baltasar Garzón y organizaciones sociales y de derechos humanos de Bariloche. El magistrado resaltó la importancia de colocar cámaras dentro de las comisarías. Llegaría a la ciudad la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional.

Garzón junto a representantes del pueblo mapuche (foto gentileza Daniel Ortiz)

El encuentro entre el Juez español Baltasar Garzón y organizaciones sociales y de derechos humanos de Bariloche, se convirtió en un espacio de catarsis colectiva de amplios sectores de la comunidad que ven violentados sus derechos. Los apremios policiales y las torturas frecuentes en la Unidad Penal III, así como las políticas oficiales en relación a los pueblos originarios y la pérdida de sus territorios; pero también problemas puntuales relacionados con los derechos de los discapacitados; la trata de personas; y las situaciones de marginalidad social a la que se ven sometidos miles de barilochenses; fueron planteados en la reunión de la que participaron también autoridades nacionales y provinciales.
La reciente golpiza que un grupo de jóvenes del barrio Arrayanes sufrió a manos de la policía, fue relatada por las propias víctimas: “Cuando le dijimos a la policía de qué barrio éramos y cuántos años tenemos, nos empezaron a pegar”, recordaron. En ese sentido, hubo coincidencia general que la colocación de cámaras de seguridad en las calles “sirve para estigmatizar aún más y para la persecución de los chicos más pobres”, según las propias palabras del Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Nación -y organizador del encuentro- Remo Carlotto.
Alejandro Palma -referente del Coelctivo Al Margen- se refirió a los derechos de la infancia, y recordó que "tenemos una ley de la dictadura para tratar a menores que infringen las leyes penales. Necesitamos una nueva ley. Las requisas son una política cotidiana de avasallamiento contra los jóvenes de los barrios de Bariloche. También estamos en contra de ese proyecto de ley que establece instalar cámaras de seguridad en los jardines para monitorear a los niños". Además criticó que "en Río Negro no hay comunidades terapéuticas y en muchos casos, nuestros niños deben ser trasladados a la provincia de Buenos Aires. Queremos que la provincia tome cartas en el asunto”.
Desde la Pastoral Carcelaria, se denunció que el Penal de Bariloche “es el penal en peores condiciones de toda la provincia”, y que allí conviven “aproximadamente entre 60 y 70 personas tienen entre 18 y 25 años. Son pobres y reincidentes. Quieren estudiar pero apenas pueden terminar el primario. El secundario no existe: sólo dan tres materias. Y en la biblioteca se han quemado todos los libros. No hay tratamiento de la salud. Las adicciones no se tratan. En cuanto a las cuestiones edilicias del Penal, son lamentables”, resumió uno de los integrantes de la Pastoral.
También, Germán Schwartz, de la agrupación HIJOS Bariloche, reclamó no colocar las cámaras en las calles, sino dentro de las comisarías y en la alcaidía. “Hay mucho discurso vacío (en relación a los derechos humanos), pero no se cumple nada. Queremos más hechos y no tanto chamuyo”, dijo.
Tales descripciones llevaron a Garzó a interpretar que "hay una especial violencia por parte de la policía respecto de sectores más pobres, con gran diferencia en el trato a unos grupos y a otros en Bariloche".
Por su parte, el secretario de Derechos Humanos de la Provincia, Néstor Busso, reconoció que la policía “no le obedece”, y pidió a los jóvenes y las organizaciones, que se comuniquen de manera directa con él -dio su número de teléfono particular-, porque “no podemos tolerar estas situaciones”. Busso reconoció que la intervención posible derivada de una llamada ante casos de este tipo, “no resuelve la cuestión estructural”, y admitió que “hay miedo” de muchos vecinos de denunciar situaciones de violaciones a los derechos humanos producidas por policías.
Durante el mano a mano de las organizaciones y vecinos con Garzón y los funcionarios, el magistrado recordó que impulsó en España la colocación de las cámaras en las comisarías, y que dicho sistema colaboró en la “solución, en parte”, de hechos como los denunciados. “Esos mecanismos de grabación, sin posibilidad de manipulación, deben ser controlados por los fiscales o jueces”, explicó, y en relación a la cuestión de fondo, pidió trabajar para lograr “una policía científica y éticamente preparada”.
Carlotto señaló que “la impronta de los Derechos Humanos a nivel nacional no se replica en las provincias”, y ejemplificó con casos de trata de personas, violencia institucional o la situación de los pueblos originarios.
En ese marco, anticipó que impulsará la puesta en marcha en Bariloche de la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional; y explicó a los representantes de las comunidades mapuche que se trabaja en un proyecto para postergar los desalojos hasta noviembre de 2016, mientras se realiza un relevamiento integral de la situación de las tierras, informe que “no se pudo terminar” hasta el momento, a pesar de la legislación nacional que obliga al Estado a cumplir con ese paso.
El titular de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados explicó que, en paralelo, debe “romperse la estructura monopólica de los medios de comunicación” que colaboran con la estigmatización de los sectores más pobres y jóvenes de la sociedad. (ANB)

"Hay que descorporativizar a la Justicia"

En Bariloche, el ex juez español Baltasar Garzón defendió la iniciativa de democratización del Poder Judicial y dijo que "es fundamental descorporativizar a la Justicia para que sea más conciente y próxima a los problemas de los ciudadanos". Además, reivindicó la política de juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura. Destacó que en el país se puedan juzgar las violaciones a los derechos humanos del franquismo. Fue declarado Huésped de Honor. Escuchá el audio.

Garzón en Bariloche (foto Chiwi Giambirtone)
1 / 2
Garzón en Bariloche (foto Chiwi Giambirtone)
Garzón en Bariloche (foto Chiwi Giambirtone)
"Esta Justicia vicaria, lejana, extraña a la ciudadanía, que se autorregula en forma separada de la sociedad, está fuera de lugar", afirmó Garzón en Bariloche, donde disertó sobre derechos humanos y los 30 años de democracia en el país.
El magistrado, suspendido por intentar juzgar los crímenes del franquismo en España, y hoy asesor en Derechos Humanos de la Cámara de Diputados argentina, advirtió que "la democratización de la Justicia no afecta en nada a la independencia de los jueces, que debe mantenerse hacia adentro y afuera".
"Apoyo cualquier proyecto que trate de aproximar la justicia al pueblo, porque el verdadero titular de la justicia es el pueblo. Los jueces no hacen más que administrarla en su nombre, en forma independiente y con apego a la legalidad", dijo en diálogo con la prensa de Bariloche.
Señaló que incluso es partidario de hacer "más directamente democrática la designación" del gobierno de los jueces, "con una elección universal directa, como cualquier otra institución, sin necesidad de mediación".
Garzón cuestionó los planteos "confrontativos" que se producen en el debate y consideró que "la Justicia es muy compleja, poco comprensible técnicamente para los ciudadanos, y corporativa, y cuando se le pide que se abra a la sociedad siempre hay reticencias. Son defectos ancestrales muy arraigados".
Agregó que "es lógico que sea el Ejecutivo nacional el que impulse la reforma, esa es su labor, y luego opera un control constitucional", y atribuyó las fuertes controversias a la reticencia del Poder Judicial por la "la pérdida de poder corporativo” que promueve la iniciativa, y no por la supuesta pérdida de independencia judicial".
Puso el ejemplo de España, donde "el Parlamento designaba al Consejo General del Poder Judicial, y ahora hay una mayor intervención del Ejecutivo, y nadie cuestiona la independencia".
"La designación por los ciudadanos del gobierno de los jueces es el sistema más puro que puede haber, mucho más puro que la designación en manos de abogados o de los propios jueces. Y no lo digo ahora, lo tengo escrito desde hace varios años", explicó.
Al término del encuentro con organizaciones sociales y de derechos humanos (ver nota aparte), señaló que "lo más grave en estos temas es la desconfianza hacia la acción de la justicia, que es donde se acrisola el resto de las instituciones, y cuando todas fallan, ésta no debería hacerlo".
Consideró que "la desconfianza de parte de la sociedad y también de organismos de derechos humanos, los más comprometidos en este ámbito, obliga a establecer un diálogo de aproximación a la realidad y a esos derechos, lo que debería priorizarse".
Garzón brindó además una disertación sobre “Derechos Humanos, a 30 años de Democracia”. A sala llena, el magistrado recibió por parte de la Intendencia la declaración de “Huésped de Honor”, y las llaves de la ciudad.
“Si analizamos la historia de este país y de otros, no todo ha sido negativo. Argentina nunca desde el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 ha abandonado la lucha, la esperanza, la democracia y los Derechos Humanos. Es el gran sello de este país, 30 años de lucha y reivindicación que no han existido en otro país”, indicó el Juez.
Garzón reivindicó la política de juzgamiento de los responsables de los crímenes de lesa humanis de la dictadura, y ejemplificó, en ese sentido, que “cuando no se atienden los problemas anteriores que suceden en un país, los pies se posan en barro y en algún momento, es muy probable, la democracia se cae o se debilita y es lo que ha sucedido lamentablemente en otros países”. (ANB)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...