expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> Piden a W y cia. que dejen de echarle la culpa a los cooperativistas y gobiernen en serio para terminar con la pobreza ~ Mensajero Digital

pino

pino

viernes, 25 de enero de 2013

Piden a W y cia. que dejen de echarle la culpa a los cooperativistas y gobiernen en serio para terminar con la pobreza


Enero de 2013
Los saqueos del 20 de diciembre y la consiguiente crisis político-institucional son el emergente de una crisis social en San Carlos de Bariloche que tiene causas profundas que no están siendo abordadas.
Ante los hechos de público conocimiento ocurridos el 20 de diciembre último y la crisis político-institucional que se desatara, la que muy probablemente concluya con la destitución del Intendente, las organizaciones firmantes queremos dejar en claro algunas definiciones:

Independientemente de las motivaciones políticas -producto de diversas internas en las coaliciones gobernantes, tanto de nivel nacional como provincial y local, y de la supuesta participación de grupos organizados que generaron las condiciones para su desarrollo- los hechos del 20 de diciembre tienen como causa estructural la profunda desigualdad social y económica que aqueja a San Carlos de Bariloche desde hace décadas. Que, entre otros factores, se puede explicar por el abandono en el que se ha sumido a esta provincia desde gobiernos nacionales y, particularmente, a esta ciudad desde los gobiernos provinciales.
La situación estructural se vio notablemente agravada por la erupción del volcán Puyehue durante 2011 que afectó a las principales actividades económicas y por el desmejoramiento de la situación económica general del país durante todo el 2012. Querer adjudicar todo a una operación de un grupo organizado es negar esta situación estructural que permitió el desarrollo de los saqueos.
La economía de Bariloche, centrada casi exclusivamente en el turismo, la hotelería y la gastronomía, con un impulso muy fuerte a la construcción en los últimos años, no ha sido capaz de integrar al conjunto de una población que experimenta un acelerado crecimiento demográfico. El desempleo, la precariedad e informalidad laboral mantienen a gran parte de la población  de Bariloche en condiciones de pobreza e indigencia. La situación de los jóvenes es particularmente grave, donde una proporción importante de ellos no estudia ni trabaja. De la misma forma, las condiciones habitacionales son muy deficitarias en los barrios populares. La tierra es, antes que un bien destinado a satisfacer determinadas necesidades sociales, una mercancía objeto de especulación, lo que determina que cada vez son más los sectores que no acceden a la tierra y a la vivienda en condiciones dignas.
Como contrapartida, el “otro Bariloche” se muestra como un ejemplo de la prosperidad económica y de hiperconsumo sólo para una minoría privilegiada que se beneficia y controla esta economía tan restringida y sesgada. Mientras esta situación de flagrante desigualdad se mantenga los estallidos y las crisis sociales van a seguir profundizándose.
Ante este panorama observamos que aquellos que han asumido el compromiso de gobernar en lo local en las últimas décadas se han mostrado  incapaces de formular un proyecto de ciudad que sea sustentable en términos sociales, económicos y ambientales y han asumido claramente como propios los intereses de un sector mínimo históricamente favorecido por el enclave turístico.
La crisis político-institucional desatada por los saqueos vuelve a poner en evidencia  esta carencia de un proyecto de ciudad para Bariloche, la falta de acompañamiento desde el gobierno provincial y la consecuente gestión y definición desde el estado Nacional.
El proceso de destitución del intendente actualmente en curso, con la intendencia interina, la realización del referéndum y el llamado a nuevas elecciones, implican meses de tiempo muerto para la gestión municipal y su necesaria articulación con la gestión provincial y nacional, lo que impacta negativamente en la formulación e implementación de las políticas públicas que requieren especialmente los sectores populares de nuestra ciudad. Los perjudicados son siempre los mismos, las grandes mayorías que el Bariloche turístico oculta y niega sistemáticamente.
Por su parte, la solución de la Justicia, avalada por las autoridades provinciales, definió a un sector social, organizado en cooperativas de trabajadores, como los responsables principales de los saqueos, descontextualizando la situación de la ciudad. Esto, creemos, implica una definición que niega el carácter estructural del conflicto en la ciudad y apunta a encontrar un chivo expiatorio, un culpable que permita cerrar la crisis desatada, mostrando falsos resultados en términos policiales y judiciales. Así, se está abonando una estigmatización creciente de determinadas organizaciones y sectores sociales como si fueran los responsables de todos los males que aquejan a nuestra ciudad, en un vano intento de “tapar el sol con la mano”. En el camino se están vulnerando garantías y derechos humanos elementales no sólo de los supuestos imputados, sino también de familiares y especialmente de niños y niñas involucrados, por medio de allanamientos, traslados y otros procedimientos que incurren en notorias irregularidades.
Por todo esto, demandamos:
-          Un abordaje integral de la crisis social y económica que atraviesa Bariloche, que no se limite a buscar “fusibles” en dirigentes políticos determinados para, una vez reemplazados, recomponer un mínimo de gobernabilidad y hacer como si no pasara nada. La crisis actual de servir de punto de inflexión para cambiar la historia de nuestra ciudad de una vez por todas.
-          La conformación por parte del gobierno interino de una mesa de emergencia que convoque a las organizaciones y sectores sociales en pos de generar instancias de real participación política que hagan posible empezar a transitar un proyecto alternativo de ciudad.
-          Que se avance rápidamente con la investigación judicial para esclarecer los hechos del 20 de diciembre pero que se tomen todas las medidas orientadas a garantizar el debido proceso a las personas que pudieran haber estado involucradas y a sus familiares, especialmente a los niños y niñas, y que no se abone la estigmatización de ninguna organización y/o sector social.

Movimiento de Ocupantes e Inquilinos Bariloche
Adhieren:
Colectivo AL MARGEN- Cooperativa de trabajo L.A.B.U.R.A.R

Contacto: Alejandra Sambueza (154286686), Gerardo Cortés (154387783), Mara Martínez (1544656429), Tomás Guevara (154410281)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...