expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> El estigma de ser del barrio alto. /Por Cristina Painefil ~ Rafita presente!

pino

pino

sábado, 22 de diciembre de 2012

El estigma de ser del barrio alto. /Por Cristina Painefil

Nací, crecí, y vivo en el alto  y de verdad me siento muy orgullosa de ello, barrios de laburantes, desfavorecidos por la naturaleza  y olvidados desde siempre por la mayoría de los gobiernos pero no por eso dejamos  de crecer,  mejorar, forjados con trabajo duro y mucho sacrificio.
Sin embargo, cada vez que se producen conflictos estamos en la boca de todos, negros de m…., chorros, indios de m……, es los que les sale a muchos con  facilidad,  claro, no conocen “el alto”, por lo menos como yo lo conozco.
”El alto”, lo habitamos  gente con menos recursos económicos, con muchas necesidades, en algunos casos muy extremas, madres solas, adultos mayores, familias numerosas, hay hambre, marginalidad y mucha pobreza.

Camino permanentemente el alto, conozco a mucha gente y puedo asegurar que la mayoría de las personas son honestas, madres, algunas hasta  con 7 hijos, que venden diarios y tejen, otras  empleadas domésticas  que trabajan hasta en 3 casas de familia diferentes  para llevar el pan a sus hijos, familias organizadas que tienen micro emprendimientos,  cooperativas de trabajo, cooperativas de jóvenes carpinteros,  la lista sería interminable. Sin embargo, también  existen aquellos  que  viven  sin trabajar y están convencidos que todos le debemos algo pero son los menos. A ellos,   tanto la policía como los gobernantes los conocen, saben quiénes son y cuales son sus actividades. Por eso me da bronca cuando algunos  “creyendo que nos defienden”, hablan de las necesidades de los barrios altos estableciendo una la relación directa entre pobreza y delincuencia y de esta forma terminan  estigmatizándonos. Estableciendo esta relación,  ofenden a mucha gente humilde y trabajadora  que jamás saldrían a robar, por mucha necesidad que tengan, entre los que me incluyo.
Sé que escribo desde el dolor y la impotencia pero estoy cansada que se hable tanto de nosotros   con un gran desconocimiento.
Considero que no hay soluciones mágicas pero tengo la firme convicción que es  el Estado  con políticas inclusivas de la mano de los dirigentes barriales, (muchos con un impresionante trabajo de contención social),  y no de punteros políticos, quien debe ser un escudo de protección, optimizando los recursos  que son nuestros impuestos, generando la vuelta a la cultura del trabajo  no de la dádiva y conteniendo a muchos de nuestros vecinos que se han quedado fuera del sistema. Tengo el convencimiento de que es la forma de evitar nuevas situaciones dolorosas como las que hemos vivido en estos trágicos días.
Si una sola persona que lee esto cambia su mirada sobre nosotros, esto no habrá sido simple catarsis  y quizás, comenzaremos a sentir mayor pertenencia,  desde el respeto mutuo,  al mismo pueblo. 
                                                    

1 comentario:

  1. Excelente Mensaje Cristina.

    Lo comparto para que más gente pueda abrir su cabeza y explorar nuevas miradas de nuestra realidad cotidiana de la que de todos somos parte.

    Seguimos rescatando y apoyándonos en esos buenos actos cotidianos que casi ni se ven, y no se difunden tan fácilmente: Las relaciones de solidaridad, de organización para el bien común, de infinidad de esfuerzos para proyectar un mejor futuro para todos.

    Somos muchos quienes esperamos que cada vez más gente corra el foco del análisis simplista de la realidad para animarse e involucrarse dentro de la realidad compleja que vivimos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...