expr:dir='data:blog.languageDirection' xmlns='http://www.w3.org/1999/xhtml' xmlns:b='http://www.google.com/2005/gml/b' xmlns:data='http://www.google.com/2005/gml/data' xmlns:expr='http://www.google.com/2005/gml/expr'> ¿Dónde está Santiago?

pino

pino

martes, 17 de octubre de 2017

Sociedad suicida: Nos indignamos por los muertos en la ruta,.. y después salimos a manejar después de tomar alcohol

Infraccionaron a 23 conductores por alcoholemia

Este fin de semana largo se realizaron operativos y no cesan los incumplimientos al volante.


Los infractores al volante con alcoholemia positiva no cesan en Bariloche que este fin de semana sumó otros 23 conductores infraccionados.

La Subsecretaría de Tránsito y Transporte informó que realizó operativos de tránsito el sábado y domingo junto a la Policía de Río Negro.

Los lugares donde se llevaron adelante estos procedimientos fueron Elflein y Onelli, Morales y 20 de febrero y Avenida Bustillo a la altura del kilómetro 2 y 11.

Según el informe oficial, se realizaron 23 actas de infracción por alcoholemia positiva, 6 actas por falta de documentación, 2 por negarse a realizar el control.

En total se retuvieron 18 actas por alcoholemia, 26 vehículos y 4 motos.

La graduación más alta en alcoholemia encontrada durante el fin de semana fue de 2,50 g/l cuando el nivel permitido es de 0,5 g/l.


DeBariloche

lunes, 16 de octubre de 2017

Desarrollismo para los valles de Río Negro, neoliberalismo para la cordillera,... así estamos

Foto: Alejandra Bartoliche, /Pibitos buscando comida en el basurero de Bariloche

Asimetrías entre los valles y la cordillera

Una investigación de la Universidad de Río Negro sostiene que la Provincia libró a su suerte a la zona andina durante años.

Por LORENA RONCAROLO

Desde la creación de la provincia, en 1955, el Estado rionegrino ha intervenido fuertemente en el desarrollo de los tres valles del río Negro (Alto, Medio e Inferior), en detrimento de la zona andina que quedó librada a su suerte, según una investigación realizada por un equipo de la Universidad Nacional de Río Negro. El potencial paisajístico del área cordillerana hacía creer innecesarias políticas de desarrollo en esa región.

Una misma provincia con lógicas de desigualdad que se recrudecen con el paso de los años es la premisa de la que parte el libro “Sombras del desarrollo”, coordinado por la docente de la Universidad Nacional de Río Negro Paula Núñez, junto a Pedro Navarro Floria, Alfredo Azcoitia, Silvana López, Laila Vejsbjerg, Santiago Conti y Mariano Lanza.

La conclusión es contundente y poco simpática: el desarrollismo se desplegó en los valles rionegrinos mientras que en Bariloche y la región afloró un “fuerte neoliberalismo”. Los autores plantean que más del 90% de los fondos de inversión y los planes de desarrollo se han distribuido en los tres valles del río Negro; mientras que el resto fue destinado a Bariloche, El Bolsón y la Línea Sur.

“Es como si se tratara de dos provincias distintas y esta lógica con la cual surgió Río Negro, se mantiene y se ha profundizado; es decir, una fuerte intervención estatal en los valles irrigados y una zona andina con un paisaje tan hermoso que no requiere nada y donde sólo deben intervenir los capitales privados”, puntualizó Núñez.

La investigadora del Conicet remarcó que esta “lógica provincial” se refleja en la creación del Idevi 56 años atrás, para programar, ejecutar y administrar el Plan de Desarrollo del Valle Inferior del Río Negro. “Recién este año se incluyeron las obras del Parque Productivo y el Centro de Convenciones (este último fue excluido de la primera etapa) en el plan de endeudamiento previsto por el gobierno provincial. A diferencia del Valle Rionegrino, en esta zona no se ha planificado con una dinámica de desarrollo a largo plazo”, sostuvo Núñez.

Una de las consecuencias directas de esta desigualdad en la provincia, consignan los autores, es que Bariloche creció en función de los intereses inmobiliarios. O, por ejemplo, es la ciudad con más escuelas privadas en la provincia.

Las leyes de emergencia merecen un capítulo aparte. Núñez puntualizó que un 50% obedecen a crisis administrativas “producidas por la misma política” y el 50% restante han estado destinadas a las crisis frutícola del Alto Valle. Sin embargo, “no hubo leyes de emergencia” luego de la cruda nevada de 1984 en Bariloche.

Con la erupción del volcán Cordón Caulle, sólo “hubo una ley que contemplaba toda la producción en la provincia. No hubo una ley específica para Bariloche ni para el turismo. Sólo una para los apicultores. Este tipo de leyes tienen que ver con la capacidad de presión y no con un aparato estatal que reconoce el problema”, consideró Núñez.

Añadió que esta desigualdad impacta “en una estructura de desarrollo que no le sirve ni siquiera al Valle y se traduce en las múltiples problemáticas que padecen los pequeños productores con la venta de manzanas y peras”.

Los autores insistieron en que esta lógica desigual histórica se reproduce en tanto ya está naturalizada. “No se entiende que hay un problema histórico que permitiría resolver la coyuntura. La historia tiene mucho peso en la actualidad y la sociedad barilochense no toma en cuenta a la provincia. El gobierno provincial le es algo ajeno. Los legisladores están solos, con iniciativas personales. Hay una distancia abismal entre el Poder Legislativo provincial respecto al desarrollo local, algo que no sucede en el valle”, planteó Núñez.
Desigualdades hasta en los dibujos
“Sombras del desarrollo” revela cómo los dibujos de la provincia a lo largo de los años también plasman las desigualdades regionales. “En el gobierno de Castello, la Línea Sur ni siquiera estaba dibujada; en el de (Mario) Franco se dibuja la economía de Río Negro con una manzana en Alto Valle. El resto está vacío”, sintetizan los autores.
Los planes agrícolas del 2013 y 2014 también son mencionados. “Para graficar el Alto Valle se sacan fotos aéreas priorizando la cuestión tecnológica, cuando se aborda la Línea Sur aparece un paisano solo con una mirada de esfuerzo en su ambiente. Dos miradas distintas”, especificó Núñez.
Poderío económico y poder político
La legisladora Daniela Agostino consideró que el Alto Valle de la provincia ha registrado “las mayores inversiones nacionales”. Puso como ejemplo la construcción del Dique Ballester y el sistema de riego “sobre el cual se asienta aún hoy la fruticultura, la principal actividad económica de la provincia, las vías férreas que ingresan en el este por Río Colorado y que terminan en Neuquén y en la actualidad, la ampliación de la ruta nacional 22”.
“Detrás del poderío económico del Alto Valle, se construyó el poder político en Río Negro, al punto que desde 1983 a la fecha, salvo el caso de Alvarez Guerrero, todos los gobernadores surgieron (sin importar el partido político) de esa región”, expresó la legisladora radical.
Sin embargo, consideró que la consolidación de Bariloche “como centro tecnológico y destino turístico, internacional y nacional, comenzó a revertir la disparidad, en cuanto a obras o infraestructura”.


El legislador Jorge Vallaza, del Frente para la Victoria, cuestionó “el estilo de los gobiernos rionegrinos durante los últimos 30 años en los que el Estado se retira de muchos temas y funciona bajo presión, haciendo que los sectores con más cercanía geográfica saquen la mejor tajada”.

“Viedma es donde proporcionalmente hay más servicios del Estado porque ahí viven los políticos y el reclamo de sus vecinos llega más fuerte. Si uno mira hacia atrás, los gobernadores, excepto Álvarez Guerrero (1983-1987), han sido del Valle. También los vice”, indicó Vallaza.

La ley que confirmó a Viedma como capital de la provincia se sancionó en 1973. Previamente, “la capital era itinerante”, según relató Núñez. “Esto significó que durante el gobierno de Castello, por ejemplo, la capital estuviera 9 meses en Viedma, un mes y medio en Roca y otro tanto en Bariloche. En ese mes, hubo gran cantidad de gestiones vinculadas a la infraestructura local, a las calles. Los legisladores estaban obligados a estar acá un mes y medio y esto es notable en leyes”, dijo.

Vallaza puso como ejemplo el desmesurado crecimiento demográfico de Bariloche producto de las olas migratorias, “sin una planificación provincial que derivó en un colapso de la infraestructura”.

“Está la idea de que Bariloche es una ciudad con recursos y es cierto que hay mucha actividad privada pero sin una presencia fuerte del Estado, la infraestructura nunca alcanzará a cubrir los asentamientos nuevos”, remarcó Vallaza.
“Actualmente, el plan Castello reproduce el nombre de una estructura que da lugar a esta desigualdad”.
Paula Núñez, coordinadora del libro.
Bariloche

Micalea Bravo, otro nombre para la interminable lista de la impunidad

Micaela Bravo: la joven que desapareció en tres cuadras

A un año y medio del crimen que estremeció a una congregación religiosa y gran parte de la población de Bariloche, aún no hay imputados ni sospechosos.


Por JORGE VILLALOBOS


Micaela fue velada en la iglesia evangélica a la que asistía. (Foto: Archivo)


Su cuerpo apareció varios días después en un descampado.


El otoño recién comenzaba a despertar en Bariloche y los pocos árboles que hay en las veredas del barrio 2 de Abril empezaban a quedar desnudos. Micaela Bravo salió alrededor de las 13.30 de la casa de su madre, con su sobrina para llevarla hasta el Jardín Mundo Nuevo, distante a dos cuadras y media. Sólo llevó su celular porque suponía que regresaba pronto. Micaela entró al edificio educativo, ubicado en la calle Cacique Nahuel casi Siempre Viva, y dejó a la nena. A esa hora había una reunión de padres y pensaba quedarse, pero se retiró para hablar con una persona. Transcurría el 23 de marzo del año pasado. Fue la última vez que la vieron con vida.

Micaela se evaporó en un trayecto de menos de tres cuadras. Nadie observó nada. La misteriosa desaparición de la joven, madre de tres niños pequeños, conmocionó a gran parte de la población de Bariloche. Más aún, cuando hallaron dos semanas después su cadáver en un enorme lote baldío, situado frente al barrio 2 de Abril, del otro lado de la avenida Juan Marcos Herman.

El homicidio de Micaela abrió un mar de sospechas y especulaciones. Un año y medio después, la investigación aún no dio con el autor del crimen, que conmocionó a una ciudad. El crimen estremeció, sobre todo, a una congregación religiosa.

Micaela era muy creyente. Desde los 16 años asistía a la iglesia evangélica Antorcha de la Fe. El humilde templo, de paredes grises de cemento, se levanta sobre la calle Ramón Acosta. No es el único. Hay varias iglesias evangélicas en esa zona, que crecieron en los años últimos casi al mismo ritmo que las necesidades.

La primera vez que Micaela llegó a la congregación tenía 16 años. Había tenido una infancia difícil, pero nunca había dejado de tener fe en Dios. Allí, conoció a Patricio Vargas, el hijo del pastor. Quienes conocieron a Micaela recuerdan que era una joven bella, de carácter amigable y con mucha personalidad. Para nada introvertida, que se expresaba con facilidad.

Micaela y Patricio comenzaron un noviazgo y poco tiempo después, resolvieron casarse. Micaela tenía 17 y Patricio 20 años. En la iglesia estaban convencidos de que era una pareja unida por Dios que nadie podría separar. Nacieron tres hijos y la familia se sumó a la congregación.

Pero a finales de 2015 la relación se rompió. Hubo problemas de pareja que ni las oraciones pudieron resolver. Poco se sabe de los motivos de la ruptura. Fuentes que conocen el expediente recordaron que hubo una denuncia de violencia familiar contra Vargas.

Pero fuentes judiciales aseguraron que fue la única denuncia en años de convivencia.

Tras el quiebre, Micaela se mudó a la casa de su madre, ubicada a unas cuatro cuadras, con sus tres hijos después de 13 años de matrimonio. Pero el vínculo legal no estaba disuelto.

La joven comenzó una relación con Juan Carlos Colipi, que conocía de la iglesia. El joven tenía 19 y Micaela 28. Colipi desde chico asistía, junto a su madre, a la iglesia.

Fuentes que conocen el caso, aseguraron que la relación entre Micaela y Colipi no cayó bien en la congregación. Era la esposa del hijo del pastor y que esté de novia con otro joven cayó como un balde de agua fría.

Micaela no se retiró de la iglesia. Tampoco Colipi. Continuaron formando parte de la congregación a pesar de que la relación era resistida hasta por la madre del joven, según contaron las fuentes. Patricio no abandonó la iglesia y enfrentó la situación.

Cuando ocurrió la desaparición de Micaela, las miradas de los investigadores apuntaron a Patricio como el principal sospechoso. Se trataba del ex y el fiscal Eduardo Fernández lo investigó a fondo con la Policía.

Patricio no se calló. Salió a reclamar por la aparición con vida de Micaela y criticó a Fernández y al entonces juez de la causa Ricardo Calcagno. Colipi optó por el silencio y mantuvo un perfil muy bajo.

El hallazgo el 6 de abril del año pasado del cadáver de Micaela causó profunda conmoción y se tejieron todo tipo de conjeturas. “Micaela era una gran mujer, pero abrió una ventana para que entre el demonio”, advirtió un obispo, que viajó desde Chile para el sepelio. Nadie quiso contradecirlo.

La investigación avanzó muy poco en los primeros meses. Aunque hallaron restos de material genético en algunas uñas de Micaela, que fueron cotejados con los perfiles de Patricio, su padre y un hermano.

También se lo comparó con el perfil de Colipi. Todos los cotejos dieron negativo.

El material pertenece a otra persona, que la investigación aún no identificó.
En la iglesia no estaba bien visto que la esposa del hijo del pastor (no se habían divorciado legalmente) esté de novia con otro joven de la congregación.
Falta un estudio que será determinante


Los investigadores esperan que un estudio mitocondrial sobre unas muestras que hallaron en una mano de Micaela Bravo permita obtener algún perfil genético para destrabar la investigación y ayudar a identificar al autor del homicidio.


La fiscal Betiana Cendón, a cargo de la investigación del homicidio de Micaela, tiene un informe preliminar en su poder, que llegó días atrás que abrió una luz de esperanza, pero no trascendieron detalles.


El estudio se hizo en el laboratorio de genética forense del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Córdoba, en conjunto con la Policía Judicial, que depende del Ministerio Público Fiscal de esa provincia.


La autopsia estableció que Micaela Bravo sufrió un edema pulmonar, que se comprobó por estudios histopatológicos. Los investigadores creen que murió por una puñalada a partir de unos rastros que hallaron en la piel.


Las fuentes judiciales aseguraron que está descartado que Micaela haya sido víctima de una banda dedicada al narcotráfico, o de presunta una red de trata de mujeres.


También, la investigación descartó que haya sido obligada a subir a un vehículo a la salida del Jardín Mundo Nuevo.


Las fuentes afirmaron que en el expediente no hay constancia de ninguna amenaza previa contra la joven.


Destacaron que la familia de Patricio Vargas siempre colaboró con la justicia. Patricio Vargas es querellante en la causa, en representación de sus hijos.


Y no hay ninguna prueba que lo incrimine, según las fuentes.
Su expareja y padre de sus tres hijos fue investigado, pero no hay pruebas que lo incriminen. El hombre logró constituirse en querellante.


Bariloche

En las antípodas de la construcción mediática de USA, el chavismo arrasó en las elecciones para gobernadores en Venezuela

Elecciones regionales en Venezuela
Pese a la campaña hostil, el chavismo mostró que está vivo
De los 23 estados, el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela ganó 18, incluyendo el estratégico Miranda, la oposición obtuvo cuatro y el estado de Bolívar aún estaba en disputa al cierre de esta edición.
Por Juan Francia


Los venezolanos votaron ayer a un ritmo fluido en muchos de los colegios electorales. Imagen: EFE


Desde Caracas

Sin incidentes y en paz, los venezolanos ayer votaron para escoger gobernadores en los 23 estados que componen el país. A las 22 hora local (23 de Argentina) el Consejo Nacional Electoral (CNE) dio a conocer los resultados irreversibles por los cuales 18 estados quedaron en manos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), entre ellos el importante estado Miranda –hasta ahora el oficialismo controlaba 20 gobernaciones–, cuatro en manos de la oposición y el estado Bolívar en disputa.

La participación no alcanzó los umbrales que concita una elección presidencial pero Jorge Rodríguez, jefe del comando de Campaña Zamora 200 del PSUV, subrayó que fue mayor a la registrada en la última elección regional de 2012, por la tanto sería superior al 54% de los habilitados para votar. No obstante en una recorrida por la gran Caracas, en la parte que integra el estado Miranda, como ocurría en el resto del país, se pudo observar la preocupación de los políticos de las fuerzas en pugna, quienes procuraban estimular a través de distintos llamados a sus seguidores a acudir a las urnas.

A las nueve de la mañana el colegio Presidente Kennedy, en barrio Bolívar de Petare Norte, uno de los más populosos del estado Miranda, registraba colas de votantes que fluían con rapidez. Los ciudadanos parecían muy ilusionados, el chavismo ganó las 22 elecciones habidas en este centro electoral de 4355 personas registradas, desde que Chávez asumió el poder en 1999. El teniente Jonathan Marín de las Fuerzas Armadas Nacionales Bolivarianas, FANB, tenía a cargo seis soldados, para brindar seguridad al establecimiento y evitar que se cometieran delitos electorales; el militar no exhibía preocupaciones, todo lucía tranquilo en la jornada que más bien parecía ser un día de fiesta.

Miguel Pizarro, diputado opositor en la Asamblea Nacional de 29 años de edad, por el partido Primero Justicia, ayer al mediodía durante una entrevista en vivo realizada por el canal Globovisión, convocaba desde la entrada al Colegio San Agustín del municipio Sucre en Miranda a todos los seguidores a votar. La conducta de Pizarro contrastó con la que sostuvo hasta hace unos meses atrás, cuando lideraba las manifestaciones violentas conocidas en Venezuela como guarimbas, con el objeto de provocar la caída del gobierno del presidente Nicolás Maduro. Un testimonio de un guarimbero arrepentido lo señaló a principios de julio como autor intelectual y proveedor de logística para acciones violentas de calle. El joven guarimbero arrepentido recordó que Pizarro les había dicho “que nos preparáramos, que acabemos con todo, que fuéramos para adelante sin miedo”. En aquel momento la oposición nucleada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), rechazaba el mecanismo electoral como una vía para resolver las diferencias con el gobierno. Hoy la posición mayoritaria dentro de la MUD es la opuesta, y compiten en las elecciones regionales sin complejos por las posturas contradictorias.

La oposición denunció, en Miranda y otros seis estados, la reubicación de algunos colegios electorales. El Consejo Nacional Electoral (CNE) reubicó 201 centros de votación porque durante las elecciones del 30 de julio pasado para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) se registraron actos violentos. Para aquellas elecciones la oposición había llamado abiertamente a boicotearlas, y muchos establecimientos donde imperan generalmente sus partidarios fueron epicentro de actos violentos que impidieron votar a ciudadanos que querían elegir candidatos. De todas formas la cifra de centros reubicados representa el 1,48 % del total de los centros electorales del país, y distan en promedio a dos mil metros de los centros de origen, según informa el CNE.

Para solventar el inconveniente los opositores tenían flotas de autobuses para transportar a los votantes hasta los nuevos centros establecidos por el Poder Electoral. Uno de los centros reubicados en Miranda fue la escuela técnica Don Bosco, del municipio Sucre, donde los votantes fueron trasladados a la escuela Martínez Centeno. En uno de los autobuses proporcionados por la oposición, Wilfredo Vargas, coordinador del partido de derecha Voluntad Popular en la Parroquia Leoncio Martínez de Sucre, aprovechó la ocasión para improvisar un discurso y arengar a los pasajeros antes de que acudieran a votar al centro reubicado por el CNE. “La idea es ganar no sólo en Miranda sino la mayor cantidad de gobernaciones a nivel nacional y reducir espacios a esta gente, ya saben como tienen a Venezuela quebrada, sin medicina, sin comida, sin seguridad y todo lo que pueda haber”, sentenció Vargas, frente a los pasajeros que no mostraban demasiado entusiasmo al oír sus palabras.

A esa altura la veda electoral era una ficción, en recorrida por el estado Miranda se pudo apreciar cómo chavistas y opositores continuaban con la propaganda política. Pero más allá de estas infracciones al código electoral, que en otros países pudieran parecer graves, las elecciones en Venezuela son un gran avance democrático frente a la violencia política desatada por la derecha hasta hace dos meses y medio.

Para este 15 de octubre se contó con el acompañamiento del Consejo de Expertos Electorales de América Latina (Ceela), quienes avalaron la transparencia del proceso electoral.

En otro grupo de acampañantes internacionales expertos en sistemas electorales invitados por el CNE, se encontraba Manuel Pineda, miembro del Partido Comunista de España, que relató que le causó una muy buena impresión comprobar “el sistema electoral garantista, impermeable a injerencia o trampas”. Por otra parte Pineda señaló que los acompañantes internacionales, de diferentes ideologías, coincidieron en que es el mejor sistema electoral que han visto. “Vemos que la gente confía en su sistema, le dan valor” añadió Manuel Pineda como parte de su reconocimiento; y también destacó “el esfuerzo por garantizar el derecho al voto incluso a gente impedida”. Pero los observadores extranjeros destacaron como dato sobresaliente de la jornada que la oposición haya participado en las elecciones, teniendo en cuenta el rechazo que expresaban a las mismas hasta el 30 de julio pasado.


AFPLa participación fue mayor a la registrada en la última elección regional.

sábado, 14 de octubre de 2017

La venganza y el odio

Ante el ensañamiento contra Milagro Sala

Por Diego Tatián

Imagen: Télam


Hay una excedencia en el ejercicio puro de la dominación que lo vuelve irreductible al mero interés de clase. Una primariedad de la venganza y el odio cuyo fondo oscuro no tiene historia.

El fascismo -cualesquiera hayan sido sus nombres- no tiene historia. La crueldad -que significa no detenerse hasta hacer brotar la sangre (cruor)- y el encarnizamiento -no detenerse hasta haber devorado toda la carne-, no tienen una explicación económica ni política. Más bien tienen su inscripción en el orden del goce, que excede el amedrentamiento, el disciplinamiento y la tortura con propósitos pragmáticos.

Cuando descuartizaron a Túpac Amaru (quisieron hacerlo mientras estaba vivo pero no pudieron, debieron decapitarlo antes) en la plaza de Cuzco luego de cortarle la lengua a él y toda su familia una tarde latinoamericana de 1781, fue para dispersar sus restos entre las poblaciones andinas aledañas como amenaza y advertencia a quien quisiera repetir la rebeldía (no obstante, repetida en Mayo de 1810). Pero lo central fue otra cosa: el goce de producir sufrimiento hasta el infinito.

El ensañamiento con Milagro Sala (saña: no parar hasta arrebatar la sangre y la carne) repite la misma historia (porque no tiene historia). Aprender a vivir no es posible sin afrontar la pregunta: ¿cómo ser contemporáneos de ese ensañamiento? ¿Cómo serlo de la perversidad planificada que el gobernador Morales ejerce sobre el cuerpo de Milagro? ¿Cómo serlo de su encarnizamiento? ¿Es ésta acaso una pregunta política? Como sea, pienso: ojalá Milagro esté protegida por una sabiduría de la que nosotros carecemos, condenados a no saber ser contemporáneos de lo siniestro.

jueves, 12 de octubre de 2017

"Ejecuciones, mutilaciones, violaciones", así fue la Conquista de América

El catedrático presenta en su libro una revisión crítica de la colonización española analizando las armas, las batallas, y las sangrientas prácticas cometidas
El conquistador Hernando de Soto torturando a los jefes nativos de Florida

AUTOR: JAVIER ZURRO (EC)


Masacres, asesinatos, amputaciones de manos y pies, heridas curadas con aceite hirviendo, violaciones… semejantes crímenes parecen sacados de una mente perturbada. Sin embargo esto era el día a día en las batallas que tuvieron lugar durante la conquista de América. Un periodo de nuestra historia que tiende a mitificarse obviando sus pasajes más oscuros. El catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en Historia Militar, Antonio Espino López, según cuenta a El Confidencial, propone una mirada sin prejuicios de la colonización hispana en su libro La conquista de América: Una revisión crítica (RBA Ediciones). En su obra, Espino se sirve de los testimonios dejados en las numerosas crónicas de Indias para describir con precisión las armas, tácticas, batallas y sangrientas prácticas que 'héroes' como Hernán Cortés llevaron a cabo.

¿Cuándo surge su interés por revisitar la conquista de América?

Desde siempre me he preocupado especialmente por cuestiones relacionadas con la historia de la guerra. Poco a poco fue surgiendo el interés por explicar mejor a mis alumnos las estrategias y tácticas militares empleadas en la conquista de América y ello me llevó a releer un número importante de Crónicas de Indias. Allí descubrí numerosos testimonios de las técnicas utilizadas para someter a las poblaciones aborígenes, todas ellas basadas en el terror, la crueldad y la violencia extrema. Una realidad muchas veces obviada por otros historiadores.

¿Por qué se tiene mitificada la conquista de América por parte de, sobre todo, la ficción?

Por un puro y simple desconocimiento histórico. Aquellos que se dedican a ello pueden conocer algunos datos, pueden tener algunas nociones, pero carecen habitualmente de una perspectiva historiográfica del asunto. Y, en buena medida, los culpables somos los historiadores, claro.

Por una cuestión de patriotismo mal entendido siempre se ha negado cualquier exceso cometido en América¿En qué son culpables los historiadores?

Una amplia mayoría, hasta hace muy pocos años, apenas se había atrevido a mostrarse crítica con el imperialismo hispano en las Indias, en América. Hay que tener en cuenta que, durante mucho tiempo, se había considerado que mostrarse crítico con las hazañas hispanas era sinónimo de ser un mal español, me atrevería a decir; de hacerle el juego a todos aquellos que habían fomentado la famosa “leyenda negra”. Me da la sensación que, por una cuestión de patriotismo mal entendido, siempre se ha negado cualquier exceso cometido en América o se ha querido justificar como una típica “acción de guerra” que, además, en el caso que nos ocupa duró muy poco tiempo.

¿Cree que existe miedo a reconocer la crueldad que usted describe en su libro?

En realidad todo el mundo es más o menos consciente de que tenemos una factura pendiente con los descendientes de las poblaciones aborígenes. Pero no sólo los españoles, sino todas las potencias europeas imperialistas en las épocas moderna y contemporánea. No hay que tener miedo a la hora de reconocer que cualquier imperialismo es expansionista y agresivo por definición, y prácticamente todos ellos usaron de la crueldad. Lo mejor es tenerlo claro, estudiarlo y aceptarlo para encarar cualquier crítica que se pueda hacer. No somos ninguna excepción. No somos ni mejores ni peores que los demás. Hay que entender este tipo de realidades, conocerlas y procurar erradicarlas en nuestro presente y en el futuro.

Nuestros conquistadores muchas veces son mostrados como héroes

Una vez más, esa imagen es fruto del desconocimiento o la falta de reflexión. Es fruto de la idea tan generalizada de que los aborígenes ganaron mucho con la presencia hispana en sus tierras. Por lo tanto, si a la larga resultaron beneficiados, las “molestias” causadas eran asumibles y, en el fondo, poco importantes. Por otro lado, los conquistadores siempre se presentaron a sí mismos como héroes, sus ejemplos eran los antiguos hacedores de imperios: Alejandro Magno, Julio César… Los intelectuales de la época jugaron un papel importante transformando sobre todo a Hernán Cortés, y en menor medida a Francisco Pizarro, en nuevos héroes a la altura de los mencionados. Esa imagen fascinó y convenció a lo largo de los años, sobre todo en un país en el que no hubo grandes “héroes” a partir del siglo XVII.


Theodor de Bry, grabado de la serie América



¿Existe algún conquistador que destacara por su compasión?

Yo diría que nos encontramos en general con personas que utilizan la crueldad sólo cuando era necesario, el problema es que lo fue muy a menudo teniendo en cuenta las características de la conquista hispana de las Indias: contingentes hispanos muy reducidos, necesidad de imponerse sobre grandes poblaciones aborígenes, necesidad de demostrar firmeza ante los amerindios aliados…

¿Considera que fueron excesivas las medidas que se tomaron?

Las medidas que se tomaron fueron muy duras. La conquista de América fue un proceso terrible, muy alejado de la imagen idílica que habitualmente se tiene. No fue en absoluto un conflicto de baja intensidad. Fue una guerra muy dura bajo el paraguas jurídico-religioso del derecho hispano a su presencia en aquellas tierras con el único interés por la civilización y la evangelización de sus habitantes, cuando más bien lo que se escondía era un deseo brutal por obtener riquezas. Como se ha afirmado, la codicia fue el verdadero motor de la conquista. Leyendo numerosos testimonios de la época es evidente que fue así.

Todo el mundo es más o menos consciente de que tenemos una factura pendiente con los descendientes de las poblaciones aborígenes¿Cree que la conquista del territorio podía haberse llevado a cabo de una manera menos sangrienta?

Sinceramente, creo que no. Creo haber demostrado en mi libro que existió toda una tradición bélica a la hora de enfrentarse a un enemigo diferente, distinto, al europeo. En sus razzias en el norte de África, en la guerra de Granada, en la conquista de Canarias y en los primeros años de presencia hispana en las Antillas (y Panamá), los españoles fueron perfeccionando unas formas de enfrentarse a dichas poblaciones que culminarían en las conquistas de México y Perú. Se trataba de usar el terror para imponerse de manera contundente a un enemigo difícil que podía, en un momento dado, complicar mucho las cosas.

¿Culturalmente cree que la colonización fue positiva?

Claramente, de la atomización cultural aborigen imperante antes de 1492 se pasó a una cierta uniformidad cultural, pero una y otra vez se nos quiere dar a entender que sólo por la adquisición de un idioma europeo el beneficio obtenido puede justificar cualquier exceso cometido, y hay quien duda de que se cometieran excesos. En el caso de América, el etnocidio cultural cometido durante y después de la etapa colonial hispana es evidente.

Respecto a ese tema Carmen Iglesias, miembro de la RAE, declaraba hace poco que “A veces, la leyenda negra predomina, pero les dejamos una herramienta de unidad como es el español”. ¿Qué opina de ese punto de vista?

Es la típica reacción de aquel que, conociendo los muchos excesos cometidos, tiene que buscar una justificación adecuada. Y el idioma, por lo que vemos, es esa justificación. Sería algo así como la herencia amable recibida.


Theodor de Bry, grabado de la serie América



¿Cuántas tribus indígenas pudieron perderse o esclavizarse?

No soy especialista en etnología y, por lo tanto, no puedo ofrecer respuestas concretas. Lo que está claro es que numerosos grupos humanos sufrieron mucho con las guerras de conquista: hubo no sólo matanzas, sino también desplazamientos humanos importantes y ello tuvo consecuencias. Dicha circunstancias alteraban los equilibrios de poder en diversas regiones y todo ello tenía sus repercusiones en forma de nuevos conflictos. También es conocida la táctica hispana de usar los conflictos interétnicos en su provecho: se obtenían indios aliados y se les incitaba a la lucha contra sus enemigos aborígenes. Es de sobra conocido como poblaciones enteras en las islas Bahamas, La Española (Haití y República Dominicana actuales), en la costa de la actual Venezuela, en Panamá, en Ecuador y Colombia actuales, etc., resultaron muy mermadas.

Por otro lado, si bien la Monarquía procuró evitar en la medida de sus posibilidades la esclavitud del indio, lo cierto es que casi todas las poblaciones aborígenes sufrieron un trato equivalente al de la esclavitud

En el libro se citan muchas fuentes, basadas en testimonios, pero muchas de ellas se contradicen en las cifras, ¿qué es más normal en los documentos históricos la exageración o el esconder los hechos reales?

Siempre hay exageraciones a la hora de presentar, por ejemplo, los efectivos del enemigo, porque de esa manera justificamos y magnificamos no sólo la victoria conseguida, sino también las medidas terribles que se hubiesen podido tomar. Por otro lado, he detectado algunos casos en los que hubo una clara voluntad más que por esconder, por reducir a la baja las consecuencias de determinadas conductas basadas en la crueldad, en el terror. El problema es que numerosos historiadores de las últimas décadas, tanto españoles como extranjeros, han exhibido una cierta voluntad por “maquillar” mediante el lenguaje utilizado algunos pasajes de la conquista bastante conflictivos. No me atrevería a hablar de autocensura, pero estaríamos en el límite de la misma. Por otro lado, creo haber detectado entre algunos hispanistas un verdadero esfuerzo por justificar la conquista hispana de América de la mejor forma posible, dado que eran muy conscientes de los excesos cometidos por la denominada “leyenda negra”, un conjunto de opiniones que, en general, se caracterizan por ser muy burdas intelectualmente hablando.

Bariloche se sigue desangrando: Ya tenemos al pibe muerto de este mes,... ya estamos acostumbrados

Se entregó el adolescente sospechado de matar a Oyarzo

El sospechoso se presentó esta tarde al edificio del Ministerio Público Fiscal y quedó a disposición de la fiscal Betiana Cendón, a cargo de la investigación del crimen.

El adolescente de 17 años señalado como el presunto autor del homicidio de Juan Alberto Oyarzo se entregó esta tarde en la fiscalía.

El sospechoso se presentó acompañado de un abogado y se entregó alrededor de las 17,30 ante la fiscal Betiana Cendón, que lleva adelante la investigación del homicidio.

El joven quedó a disposición de la fiscal que mañana formulará los cargos contra el sospechoso, que podrá hacer su descargo ante el juez de garantías, informaron fuentes judiciales.

Los investigadores habían logrado identificar al presunto autor del disparo que causó la muerte de Oyarzo a partir de las diligencias que se llevaron adelante desde la madrugada del lunes cuando ocurrió el ataque contra Oyarzo.

De acuerdo a las fuentes, la víctima recibió un proyectil calibre 32 en el abdomen y sufrió lesiones graves porque afectó órganos vitales.

El ataque ocurrió en la vivienda de la novia de la víctima, en el barrio Nuestras Malvinas. Allí, se habían juntado Oyarzo, la novia y otros dos sujetos, entre ellos, el presunto agresor. Hubo una pelea por causas que se investigan y Oyarzo terminó herido de bala. Cuando el personal del hospital y los policías llegaron al lugar, el herido estaba consciente, pero no denunció al autor del tiro.

Oyarzo murió en la madrugada del martes como consecuencia de las graves lesionesque causó el disparo. Estaba internado en la terapia intensiva del hospital Ramón Carrillo de esta ciudad. Tenía 18 años. Los dos testigos presenciales colaboraron con la investigación tras la muerte de Oyarzo.
DeBariloche

Murió un joven que fue baleado en una plaza de Bariloche

Apareció la madrugada de ayer herido en el barrio Malvinas. Fue operado en el hospital pero finalmente falleció.

Un joven de 18 años murió esta madrugada en el hospital zonal Ramón Carrillo luego de una intervención quirúrgica como consecuencia de una herida de bala en la zona abdominal que recibió en una plaza un día antes.

El deceso se produjo esta madrugada, según confirmaron fuentes sanitarias. El chico había sido víctima de varios disparos de arma de fuego ocasionados por desconocidos en la plaza del barrio Nuestras Malvinas, en el Alto de la ciudad, el lunes cerca de las 4 de la madrugada.

Según fuentes policiales, el joven caminaba por las inmediaciones de la plaza para dirigirse a la vivienda de una persona conocida y allí fue sorprendido con varios disparos.

La Policía de Río Negro realizó ayer un allanamiento en una vivienda donde secuestró elementos que podrían tener vinculación con el hecho. En la causa interviene la fiscal Betiana Cendón.
DeBariloche

La hoja de ruta de Wisky: Director Hospital de El Bolsón, Diputado, Ministro de Salud, Gobernador, Presidente 2023

Mencionan a Wisky como posible ministro de Salud
Un sitio web señala que en el gobierno nacional se lo está considerando para reemplazar a Jorge Lemus. El diputado rionegrino lo negó.


El nombre del diputado rionegrino Sergio Wisky comenzó a sonar como posible ministro de Salud de la Nación, en un recambio de gabinete que haría el presidente Mauricio Macri después de las elecciones.

El diario La Nación informó el domingo pasado que “en caso de remociones, el candidato más firme es Jorge Lemus, ministro de Salud”.

Ahora el sitio La Política Online señala que en el gobierno nacional “se analiza con fuerza promover a Wisky, que es uno de los impulsores de un acuerdo sectorial en el sector de salud y uno de los referentes del PRO en la comisión de Salud de la Cámara baja”.

Hoy Wisky le dijo a “Río Negro” que “no hay nada, nadie se ha comunicado conmigo por un tema así. Yo estoy trabajando en la Cámara de Diputados y como jefe de campaña pensando en las elecciones del 22”.

El sitio reseña que “Wisky es médico y tiene buena relación con el núcleo duro del Gobierno, en especial con el vicejefe de gabinete, Mario Quintana. También tiene diálogo con Jorge Triaca y dado su bajo perfil tiene buena consideración por parte del jefe de gabinete, Marcos Peña”.

En caso de que Wisky sea ministro nacional, se potenciará como posible candidato a gobernador para 2019.

El médico llegó a una banca del congreso en 2015 encabezando una lista en la que lo secundó Mariela Frettes, del Pro de Bariloche, esposa del exlegislador Claudio Lueiro. Ella asumiría en su lugar si se produce el recambio.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Pocas veces más oportuno: Se viene otro cultrunazo

Pueblos originarios taparán el monumento a Roca con un kultrun
Permanecerá desde esta tarde hasta mañana como forma de repudio al genocidio de pueblos originarios.



Un enorme kultrun cubrirá por completo el monumento a Julio A. Roca en el Centro Cívico. (Foto: Archivo)

El SUM, que junto a otras instituciones, construyeron los pibes del San José Obrero, premiado entre más de 300 proyectos


Un proyecto barilochense premiado por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación
Fue elegida entre más de 300 propuestas presentadas en el concurso “Innovar”. Conocé de qué se trata.


Un proyecto para la construcción de un salón de usos múltiples para el barrio 96 Vivienda de Bariloche, obtuvo un premio en la categoría “Diseños con Madera de la Patagonia”, en el marco de una nueva edición de “Innovar”, organizado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

En noviembre de 2016 comenzó a levantarse este salón que promueve el desarrollo de tecnología para la construcción en madera, impulsando el uso sustentable del pino ponderosa como recurso regional.

“Quiero felicitar a todos los actores que participaron en la construcción de este salón y también aquellos que formaron parte de la formulación de este proyecto, que tendrá un impacto social en el lugar donde fue emplazado, el barrio 96 Vivienda”, señaló el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Alberto Diomedi, quien apoyó el desarrollo de este proyecto autorizando aportes no reintegrables desde su cartera por un total de $115.000.

Hoy sólo quedan algunos detalles para concluir la obra, que utilizó material obtenido por el raleo de forestaciones abandonadas en la cuenca de Arroyo del Medio.

De las más de 300 propuestas presentadas en el concurso, se premiaron 37 proyectos de todo el país, entre ellos el proyecto Barilochense denominado Po(n)derosa: tecnología inclusiva.

Este proyecto fue el resultado de un abordaje de múltiples actores que formaron una red productiva que incluye pequeños productores de la Cooperativa Laburar, talleres de oficio como San José Obrero y Angelelli; productores forestales incipientes, investigadores del CONICET de Córdoba (CIES) y Bariloche (CCT-Patagonia Norte), INTA de Bariloche, Instituto Municipal de Tierra y Vivienda para el Hábitat Social, Parque Nacional Nahuel Huapi y, el Gobierno Provincial, a través del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca.

El premio que se obtuvo en el Concurso “Innovar” es de $30.000 que se utilizarán para concluir los trabajos de este salón pero ya se están pensando en el diseño y construcción de un prototipo de vivienda.



Visita y proyección a futuro

Este martes, representantes del Ministerio, junto al intendente Gustavo Gennuso e integrantes del Instituto Municipal de Tierras y Viviendas, visitaron junto a representantes del taller de oficios San José Obrero, el lugar dónde se está construyendo el SUM.

El objetivo de este recorrido es proyectar esta forma de construcción con pino ponderosa para el desarrollo de viviendas sociales en nuestra ciudad, utilizando como base el trabajo realizado por los jóvenes del taller de oficios. (ANB)

lunes, 9 de octubre de 2017

En 9 meses la inflación ya superó la meta de todo el año,... y llega al 84% desde que empezó la alegría

La inflación llegó al 18,5 en nueve meses
El bolsillo sigue perdiendo
Las estimaciones del Instituto Estadístico de los Trabajadores IET-UMET muestran que desde noviembre de 2015, el mes anterior al cambio de Gobierno, la inflación acumulada de los asalariados formales llega al 72,0 por ciento. Sin embargo, entre el 10 por ciento de la población con menores ingresos el alza acumulada llega al 84,8 por ciento. El Gobierno había estimado entre el 12 y el 17 por ciento el índice para este año, falta un trimestre y ya se superó.
Por Tomás Lukin


Imagen: Sandra Cartasso

Con un aumento del 1,5 por ciento en septiembre, la inflación acumulada durante los primeros nueve meses del año llegó al 18,5 por ciento. Así, cuando todavía restan tres meses para que finalice 2017, la suba de precios superó el techo de la meta fijada por el Banco Central. El Instituto Estadístico de los Trabajadores de la UMET proyecta que en diciembre el denominado “IPC de los Trabajadores” marcará un 25,5 por ciento. La estimación no contempla el impacto de los aumentos de tarifas previstos para después de las elecciones legislativas. Si esos valores se corroboran, al concluir la mitad del primer mandato de Mauricio Macri la inflación regresará a los niveles que se registraron al terminar la presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, después de que el año pasado alcanzó el nivel más elevado de las últimas dos décadas.

La meta de inflación no se cumplió pero el rango utilizado por el BCRA, entre 12 y 17 por ciento, se convirtió en una efectiva herramienta para contener los reclamos salariales y bloquear los intentos para recomponer la capacidad de compra perdida el año pasado. Durante los primeros nueve meses de 2017 los ingresos de los trabajadores registrados acumularon una mejora del 2,2 por ciento frente al mismo período del año anterior. Con esos resultados el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, prometió que “los salarios le ganarán por goleada a la inflación”. Sin embargo, las incipientes mejoras no alcanzan para compensar el retroceso del 5,3 por ciento en la capacidad de compra de los ingresos experimentada en 2016. Desde el IET-UMET estiman que el mes pasado, el poder adquisitivo de los salarios fue 5,6 por ciento inferior al observado en el momento previo al recambio presidencial.

El mes pasado el aumento del 1,5 por ciento en el IPC relevado por el IET-UMET estuvo impulsado por el rubro “Salud”. Los nuevos incrementos autorizados en las cuotas de las empresas de medicina prepaga y el alza en los medicamentos explican el salto del 4,2 por ciento en ese capítulo de la canasta. También por encima del promedio se ubica el ítem “Alimentos y bebidas” que escaló 2,3 por ciento. El principal motivo fueron las subas registradas entre los productos estacionales como las frutas y verduras que mostraron incrementos del 7,1 y 8,7 por ciento, respectivamente.

Las estimaciones del instituto muestran que desde noviembre de 2015, el mes anterior al cambio de Gobierno, la inflación acumulada de los asalariados formales llega al 72,0 por ciento. Sin embargo, entre el 10 por ciento de la población con menores ingresos el alza acumulada llega al 84,8 por ciento. El guarismo es 12,8 puntos porcentuales más intensa que la del promedio de los asalariados registrados y 19,9 puntos porcentuales más alta que la experimentada por el 10 por ciento más rico de la población. Los investigadores del IET sostienen que la principal razón para ese comportamiento es el impacto fuertemente asimétrico de las subas de servicios públicos.

@tomaslukin

Es propio de los inmorales querer presentar a las víctimas como culpables

La familia de Maldonado negó versiones sobre sus elementos personales
Luego de que circularan rumores sobre algunas pertenencias entregadas al juez Lleral, los allegados al joven explicaron que se trata de elementos que no pertenecen a la investigación.


Tras los últimos trascendidos en la causa por la desaparición de Santiago Maldonado, la familia del joven artesano desmintió la entrega de una mochila y un celular involucrados en la investigación.

“Sergio concurrió a la casa donde vivía su hermano y retiró algunas pertenencias personales de Santiago entre la que se encontraba una mochila de tatuador con elementos para tatuar y otras pertenencias. Cabe aclarar que no es la que Santiago portaba en el momento de su desaparición”, aclaró la familia, a través de un comunicado en la página oficial.

“Asimismo le fue entregado un celular con el que Santiago se comunicaba con su familia, este teléfono solo contiene sms y llamadas que ya fueron analizadas en los primeros días de la investigación. Y no es el teléfono con numeración de Chile que portaba al momento de su desaparición”, agregaron.

Es que, en estas horas, había surgido información que indicaba que el hermano de Maldonado había alcanzado estas pertenencias al juez Gustavo Lleral, durante su último encuentro.

Además, extraoficialmente se informaba que esos elementos habían sido otorgados a Sergio por integrantes de la comunidad mapuche, donde lo ubican a Santiago antes de desaparecer.

“En su declaración testimonial ante el Juez Lleral de la semana pasada, Sergio refirió esa circunstancia y el Juez le requirió que en el transcurso de esta semana esos objetos personales de Santiago sean llevados al juzgado para su análisis. Este compromiso se concretará en los próximas días”, concluyeron.
Redacción Central RN

Bono le preguntó a Macri por Santiago Maldonado

El Gobierno intentó anticiparse a las críticas y a través de un comunicado de prensa informó que el cantante le manifestó su "preocupación" por el joven desaparecido hace setenta días. Luego lo recibió el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien reiteró que el Gobierno está colaborando con la Justicia. Un relato que contradice los reiterados reclamos de Naciones Unidas por la falta de resultados.



El reclamo por la desaparición de Santiago Maldonado le llegó al presidente Mauricio Macri en el momento menos pensado: el líder de U2, Bono, le preguntó por el joven artesano en el marco de una audiencia privada previa al recital que ofrecerán mañana en el estadio único de La Plata. La trascendencia internacional del caso Maldonado se replica en los permanentes reclamos de Naciones Unidas por la falta de respuestas del Estado después de 70 días de la desaparición y por manifestaciones en las distintas capitales del mundo.

El comunicado de prensa de la Casa Rosada relató que "Bono, el líder de la banda musical U2, dialogó hoy con el presidente Mauricio Macri sobre la desaparición del joven Santiago Maldonado y le manifestó su preocupación por este tema"

"Hablamos de Santiago Maldonado y sentí que el Presidente está tomando el caso seriamente y como miembro de Amnesty Internacional eso me puso muy feliz", dijo el músico en breves declaraciones luego de la reunión y tras compartir una charla informal en el Salón Blanco con el jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Luego Macri subió a su cuenta de Twitter un breve video de la visita de Bono, en el que el cantante cuenta los temas que trataron y comenta que le mencionó la desaparición de Maldonado.





Follow

Mauricio Macri
✔@mauriciomacri



Hoy recibí a Bono en la Casa Rosada
6:16 PM - Oct 9, 2017
238238 Replies
1,4051,405 Retweets
4,4444,444 likes
Twitter Ads info and privacy

Según el comunicado de Presidencia, "durante la reunión el presidente Macri explicó a Bono todas las acciones llevadas a cabo para dar con el paradero del joven y la tarea de permanente colaboración que el Gobierno está brindando a la Justicia para esclarecer la causa en la que se investiga su desaparición".

El relato for export no se compadece con la realidad de la permanente defensa de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien cerró filas en la defensa corporativa de la fuerza de seguridad, envió a los miembros de su gabinete a tratar de desviar las sospechas sobre el accionar de la Gendarmería, y puso en duda el testimonio de los integrantes de la comunidad mapuche que detallaron cómo vieron por última vez a Santiago Maldonado acosado por el operativo represivo el 1 de agosto último.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien luego se reunió también con Bono, manifestó la semana pasada sentirse "orgulloso" por el trabajo de Bullrich.

Alcohol y velocidad, la principal causa de muerte evitable en Bariloche

Alcohol y velocidad, la dupla que intenta combatir Bariloche

En lo que va de 2017 hubo 8 víctimas fatales en la ciudad como consecuencia de accidentes de tránsito.


Por LORENA RONCAROLO -RN


El municipio no labra multas actualmente por exceso de velocidad, ya que “depende de los radares homologados”. (Foto: Alfredo Leiva)

La gendarmería pasó en 2 años de ser la fuerza interna más respetada a que nadie le crea nada

La familia de Lucas Muñoz duda de los peritajes de la Gendarmería

Javier, el hermano, habló del “golpe duro” que fue el hallazgo, más de un año después, de la vaina de un proyectil en el sitio donde apareció muerto el policía.

Por JORGE VILLALOBOS RN



Hace una semana, los especialistas de la PSA obtuvieron nuevas pruebas en el lugar donde apareció el cadáver. (Foto: Archivo)

sábado, 7 de octubre de 2017

Caso Maldonado: para la ONU, es "prioritario" que se esclarezca el rol de Gendarmería

En una carta dirigida al gobierno argentino, el organismo recalcó que "no hubo avances en las investigaciones" sobre la desaparición del joven activista.


Caso Maldonado: para la ONU, es "prioritario" que se esclarezca el rol de Gendarmería

El Comité contra la Desaparición Forzada de las Naciones Unidas envió hoy una carta al Gobierno nacional en el que se manifiesta "altamente preocupado" ante el caso de Santiago Maldonado, cuyo paradero se desconoce tras un operativo realizado 1 de agosto pasado por Gendarmería en la Pu Lof de Cushamen, noroeste de Chubut, y le reclama al Poder Ejecutivo "esclarecer de forma prioritaria" la participación de esa fuerza en los hechos.

Asimismo, el organismo, dependiente del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con sede en Ginebra, Suiza, observa que "no hubo avances en las investigaciones en curso" para determinar cuál fue la suerte corrida por el joven artesano.

"El Comité sigue altamente preocupado porque la suerte y el paradero del señor Santiago Maldonado aún no han sido esclarecidos y la información disponible refleja falta de avances en las investigaciones", señala uno de los párrafos.

El documento lleva la firma de Ibrahim Salama, jefe de la Subdivisión de Tratados de Derechos Humanos de la ONU, y le reclama al Poder Ejecutivo"esclarecer de forma prioritaria la participación de Gendarmería en los hechos".

"En caso de demostrarse, establecer y sancionar sus responsabilidades, tomando en cuenta que la identificación de los perpetradores de la desaparición forzada puede resultar clave para ubicar a la persona desaparecida", remarca el texto.

La entidad que funciona en el ámbito de la ONU cuestiona que el Ministerio de Seguridad que encabeza Patricia Buillrich utilice informes y datos proporcionados por la Gendarmería para pesquisar el hecho.

"El Comité reitera que se garantice que la Gendarmería no participe como ente investigador en la búsqueda del señor Maldonado y en la investigación de su desaparición", sostiene esta comunicación.

Asimismo, objeta el curso de las investigaciones seguidas por la cartera de Seguridad y critica que Bullrich haya puesto en duda la presencia de Maldonado en el Pu Lof el 1 de agosto, durante un informe que presentó ante el Senado.

En ese sentido, el Comité refleja su preocupación "por la acumulación de hechos, declaraciones y circunstancias que ponen en entredicho la independencia e imparcialidad de los procesos de búsqueda e investigación, y no permiten que dichos procesos se desarrollen de forma legítima y eficaz".

Para la ONU, se prolongaron "de forma indebida los procesos de búsqueda e investigación llevados a cabo. Adicionalmente, demuestran una violación clara de los principios básicos de la cadena de custodia".

Además, se le objeta al Gobierno "no haber tomado medidas cautelares" para proteger a los familiares de Maldonado y los integrantes de la comunidad mapuche de Pu Lof.

"Según información a disposición del Comité, los miembros de la comunidad Pu Lof seguirían siendo estigmatizados y desacreditados periódicamente por funcionarios del Estado parte, que los presentan como una 'amenaza' para el país. En vez de proteger a los integrantes de la comunidad interesada, este tipo de declaraciones les pone directamente en riesgo", resalta el Comité. (IN)

Como en el menemato, se vuelve a hablar de bases militares de USA en la Patagonia

Bases de Estados Unidos en Argentina

Por Oscar Laborde *
Resultado de imagen para marines irak

Es estratégico para los Estados Unidos contar con presencia militar en todo el planeta. La expansión de su fuerza y la supremacía militar son los principales instrumentos para mantenerse como potencia hegemónica. Históricamente contaron con América Latina como su territorio, su patio trasero. Situación que se complicó con el surgimiento de gobiernos populares y una integración regional, que priorizo los intereses propios a los mandamientos de Estados Unidos. Con el triunfo de la derecha en la Argentina y el golpe en Brasil, pretenden recuperar, para su política internacional, nuestro continente y avanzar en presencia militar.

Con los datos que contamos en el Instituto, y por averiguaciones realizadas, podemos decir que la intención de Estados Unidos es instalar tres bases en nuestro país: en Tierra del Fuego, en Misiones y una tercera en la zona andina, posiblemente en las cercanías de Bariloche. Cuestión que se conversó, como lo reconocen diferentes fuentes norteamericanas, en la reunión que tuvo el presidente Barack Obama con Mauricio Macri cuando visitó nuestro país.

La base de Tierra del Fuego es presentada con intenciones científicas. En la “Hoja informativa” publicada por la administración estadounidense aparece el siguiente párrafo, que bien podría justificar a nivel oficial su creación: “Estados Unidos y Argentina comparten una preocupación profunda por la conservación marina, y Argentina asistirá a la tercera conferencia de Nuestro Océano organizada por el secretario Kerry este año en Washington. Ambos países planean una colaboración continua sobre la ciencia del océano, la investigación científica, observación y conservación marina, lo que incluye a través de asociaciones entre la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica y su contraparte argentina para estudiar el Océano Atlántico.”

Hay que considerar dos objetivos principales para Washington: la prospección de los recursos naturales, tales como los elementos oceánicos, por parte de un país que tiene serias dificultades por el calentamiento de las aguas del Pacífico Norte (destrucción fauna ictícola, presencia masiva de algas cada vez más venenosas) y el interés por los recursos de la Antártida, desde agua dulce a minerales.

Con relación a Misiones, también acá habría un interés específico hacia un recurso natural, el de las aguas del Acuífero Guaraní. A comienzos de los años 90 hubo presencia militar estadounidense para dotar a comunidades y escuelas de agua extraída desde pozos a través de la perforación en la zona. Mientras tanto se realizaban estudios sobre el mismo acuífero. Sin embargo, y una vez más, las razones son múltiples y no se limitan a los recursos naturales

En este marco las bases se integrarían en una gran red de infraestructura militar que tendría bajo su control el continente, incluido las Malvinas, con bases inglesas, y permitiría a su vez intervenir en cualquier lugar del mismo. Llama la atención que dentro del acuerdo que se pretende con Argentina se destaca la modernización de la flota C-130, aviones aptos para transporte de tropa.

El objetivo del plan es reforzar el aparato de control interno con asistencia militar foránea e introducir de a poco la presencia de las fuerzas armadas nacionales para control de la sociedad en su conjunto. Para eso se despliega una estrategia dirigida a infundir temor en la población, a través de una orquestada campaña mediática sobre la posibilidad de ser objetivos de algún atentado del ISIS.

Es un juego muy peligroso en el que esta ingresando el gobierno argentino, que puede tener consecuencias sumamente negativas para nuestra soberanía y nuestra seguridad.

* Director del Instituto de America Latina-CTA.

El Che, medio siglo después

Por Atilio A. Boron - Rebelión
Resultado de imagen para che
“Por la noche di una pequeña charla sobre el significado del 26 de Julio; rebelión contra las oligarquías y contra los dogmas revolucionarios.”

“El socialismo económico sin moral comunista no me interesa. Luchamos contra la miseria, pero al mismo tiempo luchamos contra la alienación.”

Las dos citas del epígrafe que preceden este trabajo resumen admirablemente el pensamiento del Che. La primera está contenida en su célebre Diario redactado durante la campaña guerrillera en Bolivia. La segunda en una entrevista que le hiciera Jean Daniel en Argelia. Ambas delimitan los contornos de su proyecto político integral, irreductible a las estériles fórmulas del marxismo soviético imperante en aquellos tiempos y a la redefinición en clave economicista de la gigantesca empresa de construir un hombre y una mujer nuevos. Es necesario recordar estos planteamientos en vísperas del quincuagésimo aniversario del asesinato del Che en Bolivia. Las circunstancias del crimen son archiconocidas y no tiene sentido reiterar aquí lo que es por todos sabido. Nomás basta con recordar que caído en combate, el día anterior, las heridas del Che no ponían en riesgo su vida. Pero la orden emanada de la CIA fue terminante: “mátenlo y desaparézcanlo.” Que no haya un santuario donde descansen sus restos y se convierta en un lugar de peregrinación para sus seguidores de todo el mundo. “Que siga la suerte de Patrice Lumumba”, habrán pensado sus asesinos. El asesinato del comunista congoleño fue aún más vil y canallesco que el del Che. A éste lo mataron de un balazo, uno sólo, disparado a quemarropa. Al africano lo acribillaron a balazos, lo enterraron en un lugar secreto y, poco después, dos oficiales de la policía belga, expertos en esta clase de crímenes, exhumaron el cadáver, lo cortaron en trozos y lo sumergieron en ácido sulfúrico para disolver sus restos y eliminar cualquier posibilidad de encontrarlos. La obsesión del imperio y sus aliados, en el caso de Lumumba los británicos y los belgas, era no sólo matar sino hacer olvidar. La misma obcecación perturbaba el sueño de los estadounidenses cuando capturaron al guerrillero heroico. El plan funcionó con el congoleño, pero fracasó por completo con el Che. Aún desaparecido su presencia se tornó cada día más gravitante y el guerrillero heroico se convirtió en un ícono revolucionario mundial, una bandera de todas las luchas en cualquier lugar del planeta. Allí donde un explotado o un oprimido se levanta contra una injusticia la imagen del Che -inmortalizada en aquella fenomenal fotografía captada por Alberto Díaz (Korda)- se convierte de inmediato en el símbolo universal de la lucha, en bandera de combate contra toda forma de opresión. Treinta años después de su asesinato los restos del Che aparecieron en una fosa común en Valle Grande de donde fueron enviados de regreso a Cuba y hoy descansan para siempre en Santa Clara, la ciudad en donde libró y ganó la decisiva batalla que abriría de par en par las puertas para el triunfo de la Revolución Cubana.

Decíamos que los trazos principales de su biografía son de sobra conocidos. [1] Baste con decir que si bien el Che provenía de una familia y un ambiente social progresista, claramente identificado con los republicanos durante la Guerra Civil española y por ello netamente antifascista, su proceso de formación ideológica tuvo un vuelco decisivo con la constatación in situ de la lacerante situación de las clases populares durante sus dos viajes por América Latina en los cuales Bolivia fue una necesaria estación de su odisea continental. Dueño de una curiosidad inagotable y de una inmensa capacidad de trabajo, sus numerosas lecturas fueron dando forma a una cosmovisión revolucionaria que la asumiría íntegramente (y la profundizaría) el resto de su vida. [2]

El Che: teórico de la práctica, práctico de la teoría

Cabe preguntarse, en tiempos dominados por el eclecticismo posmoderno y la desilusión con la política y la democracia burguesas, ¿qué es lo que queda del mensaje del Che para las actuales generaciones? Muchas cosas, por supuesto. Por algo sigue siendo fuente de inspiración para los luchadores sociales de todo el mundo. Queda su inquebrantable coherencia, la inescindible unidad entre teoría, pensamiento y práctica que rigió toda su vida; su absoluta convicción de que este mundo es inviable y que sólo una revolución a escala planetaria podrá salvarlo de la némesis que lo lleva a su autodestrucción. Suficiente para comprobar la excepcional actualidad del Che y la vigencia de sus enseñanzas, de sus escritos, sus discursos, su ejemplo.

En esta ocasión quisiera adentrarme un poco más en su legado teórico forjado, como decíamos más arriba, por su práctica política que arranca con sus dos viajes por Latinoamérica donde establece su primer contacto orgánico con el marxismo a través de un médico sanitarista peruano, el doctor Hugo Pesce Pescetto, especialista en el tratamiento de la lepra. Pesce había sido, junto a José Carlos Mariátegui, co-fundador del Partido Socialista Peruano y a la sazón era uno de los máximos dirigentes del Partido Comunista del Perú. El Che lo conoce en su primer viaje cuando arriba a Lima, en Mayo de 1952, y es a partir de ese diálogo que se profundiza su conocimiento del marxismo. Esto lo reconoce el Che quien, años después, al enviarle de obsequio un ejemplar de “La Guerra de Guerrillas.” escribe en su dedicatoria lo siguiente:

«Al Doctor Hugo Pesce, que provocara, sin saberlo quizás, un gran cambio en mi actitud frente a la vida y la sociedad, con el entusiasmo aventurero de siempre pero encaminado a fines más armoniosos con la necesidades de América.»

Y firma, “Faternalmente, Che Guevara.”

Su vínculo con Hilda Gadea, peruana radicada por entonces (año 1953) en Guatemala profundiza su familiarización con los clásicos del marxismo. Los dramáticos acontecimientos que tienen lugar en 1954 en ese país: la invasión organizada por la CIA al mando del coronel Castillo Armas y el derrocamiento de Jacobo Arbenz habrían de completar con las duras lecciones de la praxis el proceso formativo del joven médico argentino. La continuación de su viaje hacia Ciudad de México, luego del afortunado encuentro en Guatemala con el “moncadista” cubano Antonio “Ñico” López (que sería quien rebautizaría a Guevara con el “Che” que lo haría célebre) lo pone en contacto primero con Raúl Castro Ruz y luego con su hermano, Fidel. Tal como lo cuenta el mismo Guevara, bastó una noche de conversación con el Comandante para que se convirtiera el médico de los expedicionarios del Granma y sin atisbarlo, iniciara el camino que lo transformaría en el más famoso guerrillero del mundo. En sus propias palabras, según una confesión que le hiciera a Jorge Masetti y que la reprodujera en una carta que enviara a sus padres desde México: “Charlé con Fidel toda una noche. Y al amanecer ya era el médico de la futura expedición”. La admiración que se prodigaban recíprocamente era extraordinaria, y se hizo patente en esa larga conversación de diez horas a mediados de Julio de 1955 en Ciudad de México. El Che percibió rápidamente que Castro era “un hombre extraordinario. … Tenía una fe excepcional en que una vez que saliera hacia Cuba, iba a llegar. Que una vez llegado iba a pelear. Y que peleando, iba a ganar. Compartí su optimismo. Había que hacer, que luchar, que concretar. Que dejar de llorar, y pelear”.

En las páginas que siguen echaremos un vistazo a una de las facetas menos conocidas -o, tal vez, la más olvidada- de este personaje extraordinario. Su condición de recreador del pensamiento marxista en clave latinoamericana. Desconocimiento u olvido explicable por la celebridad adquirida como “el guerrillero heroico”, por la productividad de su praxis histórica que, lógicamente, eclipsa todas las demás. Valiente hasta el punto de llegar a la temeridad, como lo reconocería Fidel, y a la vez noble y generoso como pocos con sus vencidos, el Che guerrillero ejerce tal fascinación que desplaza hacia las sombras al fecundo teórico marxista. Este extraño combatiente, este hombre de acción, luchaba con las armas en la mano mientras cargaba en su mochila las poesías de León Felipe y Pablo Neruda. En sus campamentos en la selva boliviana había más de un centenar de libros, muchos de los cuales eran verdaderas joyas del pensamiento social universal. No fue entonces casualidad su capacidad para recibir críticamente algunas de las categorías del marxismo soviético y para someter a implacable crítica la grotesca deformación que éste había sufrido a manos de la Academia de Ciencias de la URSS y sus insoportables manuales de “marxismo-leninismo”. [3] Hay un sugestivo paralelo entre Gramsci y el Che: ambos repudiaron las codificaciones “escolásticas” del marxismo, sean éstas de la Segunda o la Tercera Internacional. Gramsci, burlándose de la interpretación canónica de El Capital instaurada por la Segunda Internacional. Lo hace en su breve escrito a propósito del estallido de la Revolución Rusa, “La revolución contra El Capital”. El Che, haciendo lo propio con los manuales soviéticos que también decretaban la imposibilidad de la revolución en los países atrasados.

Tanto uno como el otro libraron una batalla sin cuartel contra el “economicismo” décadas antes de que algunos intelectuales, arrepentidos de sus pecados juveniles, renacieran como infecundos posmarxistas y “descubrieran” el determinismo economicista que, según ellos, condenaba irremisiblemente la teoría marxista al cementerio de las ideas. Carentes del talento y la audacia intelectual que les sobraban a Gramsci y el Che, se rindieron ante las caricaturas del marxismo y en lugar de repensarlo creativamente arriaron sus banderas, borraron su propia historia y su identidad y optaron por adherir a la ideología del nuevo bloque dominante o, en el mejor de los casos, por un estéril eclecticismo.

Heredero de una noble tradición, de la cual José Carlos Mariátegui fue el gran precursor, el Che concebía al marxismo en sintonía con la Tesis Onceava de Marx: en vez de interpretar el mundo, de lo que se trata es de cambiarlo. Como Lenin, creía que “el marxismo no era un dogma sino una guía para la acción”. Por eso, si la teoría se daba de bruces con la realidad aquélla debía ser meticulosamente revisada. Si el eurocentrismo del marxismo originario no le hacía lugar a la revolución socialista en la periferia había que liberarlo de esos condicionamientos y, sin tirar al niño junto con el agua sucia de la bañera, recrear la teoría para dar cuenta del inédito desafío práctico que no había sido previsto por los padres fundadores. Y si los “manuales” soviéticos postulaban una visión etapista y mecanicista según la cual no podía haber revolución socialista sin que antes hubiera una revolución democrático-burguesa liderada por la burguesía nacional, lo que había que hacer era arrojar esos textos por la borda y repensar todo de nuevo. En esta operación el Che demostró, al igual que los grandes clásicos del pensamiento marxista, que la teoría no es un edificio acabado sino una obra en construcción y, por lo tanto, en permanente revisión y reconstrucción. Demostró también que el abandono de ciertas proposiciones (y sus correlatos político-prácticos) y su reemplazo por otras puede hacerse sin necesariamente menoscabar el argumento central del marxismo; la teoría de la plusvalía como la viga maestra que revela el carácter insanablemente injusto, explotador y predatorio del capitalismo. Y que el proyecto socialista trasciende el marco económico o el productivismo: que de lo que se trata es de crear un hombre y una mujer nuevos, una nueva cultura, una democracia participativa integral, una nueva economía, un internacionalismo concreto y eficaz, basado en la solidaridad efectiva y el altruismo. Todo esto requiere de un sustento material; pero si en este todavía sobreviven los elementos constitutivos del capitalismo el proyecto socialista habrá muerto antes de nacer.

El legado teórico del Che es inmenso y la tarea de recuperarlo está lejos de haber sido realizada. Sus pesimistas apreciaciones sobre la escena internacional de su tiempo, dominada por la doctrina de la “coexistencia pacífica” proclamada por la URSS, fueron proféticas. La “guerra de las galaxias” de Reagan y la ofensiva final de George Bush (padre) terminaron destruyendo a la Unión Soviética y evidenciando el yerro de aquella doctrina; su visión de que no se puede construir el socialismo “con la ayuda de las armas melladas que nos legara el capitalismo” es irrebatible a la luz de la experiencia. Su premonición de que la URSS ya había iniciado el retorno hacia el capitalismo, formulada a mediados de los sesentas, revela el incisivo carácter de su mirada. Además, sus análisis sobre la naturaleza incorregible y brutal del imperialismo fueron corroborados sin solución de continuidad. Así lo prueban las atrocidades perpetradas en Hiroshima y Nagasaki pasando por los horrores perpetrados durante once años en la Guerra de Vietnam, los “bombardeos humanitarios” de Bill Clinton en los Balcanes, el criminal bloqueo primero y la destrucción después de Irak, el posterio saqueo y destrucción de Libia -con linchamiento de Muammar el Gadafi incluido- el brutal ataque a Siria, la “invención” del ISIS y, entre nosotros, su no menos criminal ofensiva lanzada contra la Revolución Cubana desde sus inicios y, posteriormente, contra cuanto gobierno haya tenido la pretensión de luchar por la autodeterminación nacional y la justicia social. La brutal escalada violenta lanzada contra la Revolución Bolivariana en Venezuela es apenas el último eslabón de una siniestra cadena de crímenes. Por esto, y por muchas otras razones, a cincuenta años de su asesinato el Che es nuestro contemporáneo y sigue siendo permanente fuente de inspiración.

Crítica de la Economía Política del capitalismo y del socialismo

El Che fue un implacable crítico del capitalismo como sistema, y de los diversos proyectos que en Nuestra América trataron de presentarlo con un rostro amable y progresista. En ese sentido sobresalen las reflexiones volcadas en el brillante discurso que pronunciara el 8 de Agosto de 1961 en la Conferencia del Consejo Interamericano Económico y Social de la OEA celebrada en Punta del Este. [4] La reunión había sido impulsada por la Administración Kennedy con dos objetivos: organizar el “cordón sanitario” para aislar a Cuba y lanzar con bombos y platillos la Alianza para el Progreso (ALPRO), como alternativa a los ya inocultables éxitos de la Revolución Cubana. En el tramposo marco de esa conferencia el Che no sólo refutó las calumnias lanzadas por el representante de Washington, Douglas Dillon y sus lenguaraces latinoamericanos, sino que también hizo gala de su notable ironía para dejar en ridículo a quienes proponían como panacea universal para América Latina a la ALPRO, la “mal nacida”, como la fulminara en su obra el inolvidable Gregorio Selser. [5] Anticipándose a una crítica que posteriormente adquiriría generalizada aceptación el Che dirigió sus dardos en contra de los proyectos de desarrollo pergeñados por la tecnocracia internacional del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial o el FMI, obra de “técnicos muy sesudos” -decía, mientras su rostro se iluminaba con una sarcástica sonrisa- para los cuales mejorar las condiciones sanitarias de la región no solo era un fin en sí mismo sino un requisito previo de cualquier programa de desarrollo. Guevara observó que, en línea con esa premisa, de 120 millones de dólares en préstamos desembolsados por el BID la tercera parte correspondía a acueductos y alcantarillados.

Y añadía que “Me da la impresión de que se está pensando en hacer de la letrina una cosa fundamental. Eso mejora las condiciones sociales del pobre indio, del pobre negro, del pobre individuo que yace en una condición subhumana; ‘vamos a hacerle letrinas y entonces, después que le hagamos letrinas, y después que su educación le haya permitido mantenerla limpia, entonces podrá gozar de los beneficios de la producción.’ Porque es de hacer notar, señores delegados, que el tema de la industrialización no figura en el análisis de los señores técnicos (entre los cuales figuraba con prominencia Felipe Pazos, economista cubano que había buscado “refugio” en Estados Unidos ni bien triunfara la revolución). Para los señores técnicos, planificar es planificar la letrina. Lo demás, ¡quién sabe cuándo se hará!” Y remataba su ironía diciendo que “lamentaré profundamente, en nombre de la delegación cubana, haber perdido los servicios de un técnico tan eficiente como el que dirigió este primer grupo, el doctor Felipe Pazos. Con su inteligencia y su capacidad de trabajo, y nuestra actividad revolucionaria, en dos años Cuba sería el paraíso de la letrina, aun cuando no tuviéramos ni una de las 250 fábricas que estamos empezando a construir, aun cuando no hubiéramos hecho Reforma Agraria.” [6]

Al exponer las falacias de la ALPRO, mismas que con diferentes imágenes hoy sostienen los ideólogos del neoliberalismo y del libre cambio, el Che atacó también la pretensión de los economistas que presentan sus planteamientos políticos como si fueran meras opciones técnicas. La economía y la política, decía, “siempre van juntas. Por eso no puede haber técnicos que hablen de técnicas, cuando está de por medio el destino de los pueblos.” Al insistir en la inherente politicidad de la vida económica el Che subrayaba una verdad que la ideología dominante ha ocultado desde siempre, haciendo que las opciones de política económica que deciden quién gana y quién pierde, quién se empobrece y quién se enriquece, aparezcan como meros resultados de inexorables ecuaciones matemáticas, “objetivas”, incontaminadas por el barro de la política. Si hoy en la Argentina o Brasil, como en Estados Unidos o Europa, crecientes sectores de la población son arrojados al desempleo o por debajo de la línea de la pobreza mientras que la rentabilidad de las grandes empresas y los salarios de sus máximos ejecutivos se miden en millones de dólares esto no puede ser adjudicado a ningún factor político sino que es el gélido corolario de un juicio estrictamente técnico. Si el ajuste neoliberal empobrece a los pobres y enriquece a los ricos no es porque se haya tomado una decisión política en contra de los primeros sino porque así lo dicta un argumento técnico, optimizador de los equilibrios macroeconómicos requeridos para el crecimiento de la economía. Sólo un espíritu estrecho podría pensar que una tal decisión refleja las prioridades de una clase dominante interesada en promover ese resultado y para la cual es preferible salvar a los bancos antes que salvar a los pobres. Guevara destruyó implacablemente estos argumentos, predecesores de los actuales que hoy resurgen con fuerza en la Argentina de Mauricio Macri y en el Brasil de Michel Temer en donde las ideas que el Che combatió con enjundia en Punta del Este reviven bajo nuevos ropajes pero con las mismas intenciones.

Pero más allá de su crítica a estos proyectos ensayados en Nuestra América el Che sometió al escalpelo de su incisiva inteligencia la burda codificación de la teoría económica de Marx realizada por la Academia de Ciencias de la Unión Soviética y que se plasmó en un “Manual” que, como observara el economista cubano Osvaldo Martínez, se convirtió en los años sesenta en una especie de “Biblia económica” que en la práctica, sustituía a El Capital . Ese “ladrillo soviético” planteaba lo que según sus autores era nada menos que la economía política de la transición al socialismo y perfilaba, en grandes rasgos, los contornos del socialismo desarrollado. [7] Huelga decir que dicho texto no era otra cosa que la exaltación del proceso único e irrepetible seguido por la experiencia de la Unión Soviética durante el estalinismo, elevado a la categoría de “modelo” de ineludible implementación por todos los países que iniciaran el escabroso sendero de la revolución socialista. El Che se impuso la tarea de examinar los problemas, falencias y desviaciones de la experiencia soviética –que pasaban inadvertidos para la mayoría de los observadores y militantes- con el “mayor rigor científico posible” y con “la máxima honestidad”. Agregaríamos que, también, con la máxima discreción. Sus críticas a la Unión Soviética, sobre todo a su modelo económico y a la teoría de la “coexistencia pacífica”, eran bien conocidas y compartidas in pectore por Fidel y buena parte de la dirigencia del Partido. Pero Fidel, en cuanto Jefe de Estado, no podía decir lo que, una vez desvinculado de sus cargos formales en Cuba –en el Partido, en las fuerzas armadas revolucionarias, en el aparato estatal- el Che podía ya decir sin impedimentos. La Cuba bloqueada y agredida, sometida a atentados permanentes y a una ofensiva diplomática, política y mediática brutal tenía demasiados enemigos y no podía darse el lujo de criticar abiertamente a los pocos amigos con los que contaba en este mundo. La URSS lo era, más por razones de conveniencia geopolítica para Moscú que por una genuina identificación con la Revolución Cubana, y hubiera sido un gesto de enorme irresponsabilidad que Fidel, como Jefe de Estado, diera a conocer públicamente su concordancia con las críticas del Che. [8]

Es preciso reconocer la coherencia de la actitud del Che y la responsabilidad con que manejó sus críticas porque para ese entonces la URSS era la aliada estratégica –casi diríamos que única- de Cuba y lo último que quería era deteriorar con sus críticas las relaciones de cooperación económica que existía entre ambos países. [9] Además, tampoco quería llevar agua al molino del imperialismo con sus críticas al modelo soviético, a diferencia de tantos “izquierdistas de cafetín”, como dice Álvaro García Linera, que en su afán de criticar los procesos emancipatorios en curso en América Latina no dudan un instante en asumir como propias las críticas del imperialismo a aquellas experiencias. Un ejemplo: la absoluta irresponsabilidad con que “infantoizquierdistas” como los trotskistas, autonomistas y anarquistas cantan a coro que “Maduro es una dictadura”, para beneplácito de “la embajada” y la prensa canalla de Argentina y toda América Latina.

Con certera mirada el Che dice algo que es válido, según mi parecer, al día de hoy, a saber: que “la investigación marxista en el campo de la economía está marchando por peligrosos derroteros. Al dogmatismo intransigente de la época de Stalin ha sucedido un pragmatismo inconsistente.” [10] En línea con esta capacidad de análisis el Che pronostica, precozmente, “que los cambios producidos a raíz de la Nueva Política Económica (NEP) han calado tan hondo en la vida de la URSS que han marcado con su signo toda esta etapa … (por lo cual) se está regresando al capitalismo”. Tal como ocurriera en otros ámbitos de la vida social y política de la URSS lo que al principió surgió como una imperiosa necesidad, la NEP, poco después se convirtió en virtud y en modelo a emular. Como observa con razón Osvaldo Martínez, de la reflexión guevariana “se desprende la falsedad del mito manualesco sobre la irreversibilidad del socialismo una vez establecido, y la suprema lección de que es en la conciencia y no en el estímulo material de los humanos donde el socialismo puede hacerse irreversible, si esa conciencia se educa y se alimenta con valores de solidaridad.” Tal como él lo estableciera en numerosas ocasiones, la divulgación de esta cosmovisión socialista choca contra cinco siglos en los cuales el capitalismo socializó a la población en sus propios valores individualistas, egoístas, consumistas, y cambiar esa conciencia no es tarea sencilla. “El capitalismo recurre a la fuerza” -dice el Che- pero además educa a la gente en el sistema” ¡y lo viene haciendo desde hace quinientos años!

Producto del economicismo que inficionaba al modelo soviético esa tarea refundacional en materia educativa y cultural, esa “batalla de ideas”, no se pudo hacer en la URSS y, más cercana a nuestra experiencia, tampoco se llevó a cabo en las experiencias emancipatorias o “progresistas” de América Latina a partir de finales del siglo pasado. Frei Betto lo sintetizó magistralmente cuando dijo que por más que aquellas hubieran obtenido significativos logros en la reducción de la pobreza y en otras materias –derechos humanos, democratización de los medios de comunicación, igualdad de género, etcétera- se fracasó en la tarea de crear una nueva cultura y construir ciudadanos. Lo que se construyó fueron consumistas, y ese es uno de los talones de Aquiles de todos estos procesos, sin excepción. Consumistas que, en el plano político, se fueron inclinando progresivamente hacia la derecha en las recientes elecciones. Porque, la historia lo enseña una y otra vez, la otra cara de la ideología del consumismo es el conservadurismo político.

El imperialismo y las contradicciones del sistema internacional

Medio siglo después, los análisis del Che lo pintan como un personaje dotado de una clarividencia fuera de lo común. Imposible enumerar en estas pocas líneas tanta sabiduría condensada. En su “Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental” el Che realiza un par de significativos aportes para la comprensión del mundo actual. [11] Entre otras brillantes iluminaciones esa que sostiene que en Nuestra América la sumisión de las clases dominantes a los dictados del imperialismo nos impide hablar de “burguesías nacionales”. En Latinoamérica, esas clases carecen por completo de capacidad (o voluntad) de oponerse a los designios de Estados Unidos y están resignadas a funcionar como “su furgón de cola” de los imperialistas. Por eso propone hablar más bien de “burguesías autóctonas” porque eso de “nacionales” les queda grande y no se ajusta a su insignificante capacidad de librar una lucha por la autodeterminación nacional.

Según su análisis “América constituye un conjunto más o menos homogéneo y en la casi totalidad de su territorio los capitales monopolistas norteamericanos mantienen una primacía absoluta. Los gobiernos títeres o, en el mejor de los casos, débiles y medrosos, no pueden imponerse a las órdenes del amo yanqui.” Es obvio que medio siglo más tarde esta caracterización debería matizarse porque otros capitales –europeos, chinos, japoneses, coreanos, canadienses, etcétera- han penetrado en algunos casos muy profundamente en las economías de la región. Pero pocas dudas caben de que la voz cantante la llevan los norteamericanos, y esto por una simple razón: porque cuentan detrás suyo con el respaldo del único “gendarme mundial” del capitalismo. Tal como lo demuestran Leo Panitch y Sam Gindin en numerosos trabajos, en el complejo entramado del condominio imperialista global hay un “primus inter pares” y este es precisamente Estados Unidos. [12] Su formidable capacidad militar (aproximadamente la mitad del total del gasto bélico mundial), sus mil y tantas bases militares establecidas en todos los rincones del planeta, sus múltiples instituciones “interamericanas” de carácter militar, político, económico o cultural que amarran con fuerza a los países de la región le otorgan un peso decisivo, sobre todo en Latinoamérica que, a ojos de Fidel y el Che, constituye la reserva estratégica del imperio.

Y es por eso que en esta parte del mundo el Che no ve demasiadas alternativas. En sus propias palabras: “No hay más cambios que hacer; o revolución socialista o caricatura de revolución.” El paso del tiempo permite apreciar con más elementos esta disyuntiva radical del guerrillero heroico. Por cierto que no hubo ninguna revolución socialista después de la cubana. Pero sería injusto caracterizar a los acontecimientos en curso en Venezuela, Bolivia y Ecuador como meras “caricaturas de revolución”. Son procesos que bregan contra un conjunto de fuerzas retardatarias de enorme poder, desde las oligarquías locales, las burguesías “autóctonas”, la canalla mediática que envenena el alma de nuestros pueblos y, por supuesto, detrás de todo ello, “la embajada” que trabaja incansablemente para desbarrancar esos procesos. El voluntarismo se estrella contra la dura realidad de una formidable constelación de fuerzas conservadoras que libran batalla en todos los frentes. A diferencia del caso cubano, donde el triunfo militar y político de la Revolución produjo el desplome del estado burgués, en los procesos en curso en Venezuela, Bolivia y Ecuador las fuerzas dirigentes tropiezan contra aquella muralla defensora del orden, inexistente cuando Fidel, el Che, Raúl y Camilo entraron a La Habana. Cuando lo hicieron el Ejército estaba derrotado y sus jefes habían huido al exterior, lo mismo que buena parte de los miembros del Poder Judicial, los grandes empresarios, la prensa reaccionaria, la clase política tradicional y, en general, la clase dominante en su conjunto. A medida que el Movimiento 26 de Julio avanzaba sobre La Habana los bastiones del viejo orden se derrumbaban, dispersaban y buscaban refugio en Miami; en el caso de los procesos que arrancan con el triunfo de Chávez en 1998 los enemigos de la revolución se atrincheraron y dispusieron a dar batalla, cosa que siguen haciendo hasta el día de hoy. Por eso sería injusto caracterizar a estos procesos como “caricaturas de revolución”, pues tuvieron que vérselas con una resistencia interna que en Cuba no existió, aunque luego vendría “desde afuera” una vez que el imperialismo reagrupara los fragmentos dispersos del viejo bloque neocolonial e intentara recapturar Cuba apelando al terrorismo, la guerra, las sanciones económicas y el bloqueo. Por otra parte, la revolución jamás estuvo en la agenda de las fuerzas dirigentes de procesos como los que se vivieron en Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. En estos casos el objetivo era la inverosímil construcción de “un capitalismo serio”, supuestamente amigable con la equidad social que, como era de esperar, jamás llegó a consumarse.

Como decíamos más arriba, en este y otros escritos el Che fue muy crítico de la política de “coexistencia pacífica” propuesta por la Unión Soviética, a la que condenó duramente. En el trasfondo de esta actitud se encontraba la heroica lucha del pueblo de Vietnam que, según Guevara, se debatía en una “trágica soledad” en su lucha contra la mayor superpotencia de la historia. Hay una frase que sintetiza magistralmente su pensamiento: “La solidaridad del mundo progresista para con el pueblo de Vietnam semeja a la amarga ironía que significaba para los gladiadores del circo romano el estímulo de la plebe. No se trata de desear éxitos al agredido, sino de correr su misma suerte; acompañarlo a la muerte o la victoria.” Y los efectos perniciosos de la “coexistencia pacífica” se hacen sentir cuando la agresión del imperialismo no encuentra una solidaridad efectiva en otros países presuntamente socialistas que, “en el momento de definición vacilaron en hacer de Vietnam parte inviolable del territorio socialista.” Culpabilidad que principalmente les cabe a la Unión Soviética y China que mientras “mantienen una guerra de denuestos” permiten que el imperialismo yankee haga sus estragos en Vietnam. Concluye premonitoriamente Guevara que “el imperialismo se empantana” en Vietnam, pero que una derrota definitiva requiere de la solidaridad activa de los pueblos, comenzando por las naciones que se autoproclaman socialistas y sobre todo la URSS que gracias a la política de la “coexistencia pacífica” pergeñada para evitar una conflagración mundial y una guerra termonuclear con Estados Unidos deja al Vietnam indefenso. [13] Y los pueblos explotados del mundo, continúa el Che, deben aprender la lección que se escenifica en Vietnam y “atacar dura e ininterrumpidamente en cada punto de confrontación” al enemigo imperialista. Esa, dice Guevara, “debe ser la táctica general de los pueblos” resumida en la frase “ crear dos, tres... muchos Vietnam, es la consigna.”

La Carta finaliza con una reflexión final sobre nuestra región, en donde según su autor Washington tiene tropas “dispuestas a intervenir en cualquier lugar de América Latina” en donde sus intereses se vean amenazados. Y agrega, con palabras que conservan una vibrante actualidad, que esa política “cuenta con una impunidad casi absoluta; la OEA es una máscara cómoda, por desprestigiada que esté; la ONU es de una indiferencia rayana en lo ridículo o en lo trágico.” [14] Y traza una sugestiva comparación entre América Latina y Asia cuando dice que si en ésta Estados Unidos tiene poco que perder y mucho que ganar en Nuestra América la situación es exactamente la inversa. Aquí Washington tiene mucho que perder y poco que ganar, habida cuenta de su exitoso proceso de recolonización lanzado con fuerza desde fines de la Segunda Guerra Mundial.

Conclusión

Estas observaciones sobre los legados teóricos del Comandante Guevara pretenden estimular el estudio sobre su obra, honrar la integralidad de sus contribuciones a la construcción de una sociedad socialista teniendo en cuenta no sólo su heroico ejemplo como guerrillero sino también sus aportes al desarrollo del pensamiento marxista. En su carta dirigida a don Carlos Quijano, director de la revista uruguaya Marcha, el Che anotaba con razón que “la mercancía es la célula económica de la sociedad capitalista; mientras exista, sus efectos se harán sentir en la organización de la producción y, por ende, en la conciencia.” [15] La superación del capitalismo, una impostergable necesidad histórica, no podrá consumarse tan sólo como producto de sus contradicciones objetivas. Estas son un prerrequisito indispensable, pero para que fructifiquen en la construcción de una nueva sociedad se requiere “la acción consciente” de las masas. De ahí que la pretensión de “realizar el socialismo con la ayuda de las armas melladas” del capitalismo termina en un callejón sin salida. “Para construir el comunismo” –concluye con razón el Che- “simultáneamente con la base material hay que hacer al hombre nuevo”. Sin ello, sin esta gigantesca batalla cultural, la inalterada perpetuación de la mercancía y la consecuente mercantilización de la vida social harán que la empresa de construir una sociedad poscapitalista se vea acosada por innumerables obstáculos y termine en un callejón sin salida. La China y el Vietnam de hoy pueden ser los bancos de prueba en donde se verifique la certeza, o el error, de los diagnósticos y los pronósticos del Che. [16]

Elegimos, para terminar, una sentencia más válida hoy que cuando fuera originalmente expresada: “una nueva etapa comienza en las relaciones de los pueblos de América. Nada más que esa nueva etapa comienza bajo el signo de Cuba, Territorio Libre de América.” Y ante los cantos de sirena que hoy como ayer pregonan la armonía de intereses entre Washington y las naciones sometidas a su imperio nos advertía que “(E)l imperialismo necesita asegurar su retaguardia.” [17] Una retaguardia, recordemos, pletórica en recursos naturales (petróleo, gas, agua, energía, biodiversidad, minerales estratégicos, alimentos, selvas y bosques) que según informes de los estrategas norteamericanos constituyen insumos esenciales para el mantenimiento no sólo del “modo de vida americano” sino también de la seguridad nacional estadounidense. [18] Y, el Che ya lo advertía en Punta del Este, la preservación de esa retaguardia era (y es) un objetivo no negociable del imperio. Los hechos confirmaron plenamente sus pronósticos, y hoy estamos asistiendo a esta avasalladora contraofensiva (la “restauración conservadora” denunciada por el ex presidente Rafael Correa) tendiente a regresar a nuestros países a la condición existente en vísperas de la Revolución Cubana. “Golpes blandos” en Honduras, Paraguay y Brasil; acoso interminable contra los gobiernos de izquierda (Venezuela y El Salvador, principalmente, aunque este caso sea el menos conocido); articulación continental de la prensa (gráfica, TV, radio) para satanizar a dirigentes y procesos contestatarios; organización y financiamiento de la oposición en países “hostiles” a Washington, incluyendo tentativas de “invención” de líderes opositores; programas interamericanos de “buenas prácticas” para formatear el cerebro de jueces, fiscales, periodistas, legisladores, académicos y líderes políticos y sociales, actores fundamentales del “golpe blando” que reemplaza al anacrónico golpe militar de antaño; el ominoso rosario de bases militares con las cuales Estados Unidos ha cercado nuestra región (ochenta oficialmente reconocidas hasta ahora, más otras tres en ciernes negociadas en absoluto secreto por el gobierno de Mauricio Macri con la Casa Blanca), y la reactivación de la IVª Flota para patrullar nuestros mares y ríos interiores, confirman que, una vez más, el Che tenía razón. No olvidemos su consejo y actuemos en consecuencia. Y no olvidemos ni por un instante cuando decía que “al imperialismo no se le puede creer ni un tantito así, ¡nada!” Eso fue cierto en su tiempo y es aún más cierto en el nuestro.Notas:




[1] Hay una enorme cantidad de obras sobre la vida del Che. A mi juicio la más completa y veraz es la de Paco Ignacio Taibo II, Ernesto Guevara. También conocido como el Che (Buenos Aires: Planeta 2016). Meritorio también es el estudio de Jon Lee Anderson, Che Guevara. Una vida revolucionaria (Madrid: Anagrama, 2006). Desde otro ángulo, el libro de Carlos “Calica” Ferrer, amigo de la infancia y compañero del segundo viaje del Che por América Latina aporta datos de muchísimo interés. Ver su De Ernesto al Che (Buenos Aires: Editorial Marea, edición revisada y actualizada: 2017). Una visión más teórica sobre el Che y sus enseñanzas se encuentran en el incisivo texto de Néstor Kohan, Ernesto Che Guevara: El sujeto y el poder (Buenos Aires, Editorial Nuestra América-La Rosa Blindada, 2003. Segunda edición corregida y aumentada que incluye un nuevo prólogo de Michael Löwy. Buenos Aires, Editorial Nuestra América, 2005); Che Guevara, un marxismo para el siglo XXI

(Caracas, Oficina de publicación del consejo de la presidencia, 2009); y En la selva (Los estudios desconocidos del Che Guevara. A propósito de sus «Cuadernos de lectura de Bolivia») ( Caracas (Venezuela), Misión Conciencia, 2011). Por supuesto, la extensa obra del recientemente fallecido Fernando Martínez Heredia no podría estar ausente en esta breve enumeración. Ver El Che y el socialismo (México: Editorial Nuestro Tiempo, 1989); Che, el argentino (Ediciones De Mano en Mano, 1997); El corrimiento hacia el rojo (La Habana: Letras Cubanas, 2001); y Las ideas y la batalla del Che (Ruth Casa Editorial 2010), aparte de los numerosos artículos y entrevistas dedicadas al tema.

[2] Dicho esto sin olvidar que el joven Guevara se había dado a la tarea de redactar un pequeño diccionario filosófico del que, lamentablemente, hasta ahora no ha podido hacerse ninguna publicación.

[3] Manuales que el Che apostrofaba llamándolos “ladrillos soviéticos.” Ver su Apuntes críticos de la Economía Política (La Habana, Cuba: Ocean Press, 2006)

[4] “Cuba no admite que se separe la economía de la política”, disponible en https://www.marxists.org/espanol/guevara/escritos/op/articulos/puntadeleste/discurso.htm En las páginas que siguen nos referiremos repetidamente a este texto.

[5] Ver su Alianza para el Progreso. La mal nacida (Buenos Aires: Ediciones Iguazú, 1964)

[6] Op. Cit., p. 16

[7] Cf. Osvaldo Martínez, “Presentación del libro Apuntes Críticos de Economía Política de Ernesto Che Guevara” (La Habana, Casa de las Américas: 14 de Junio de 2006)

[8] Por conversaciones sostenidas muchos años después con el Comandante no nos cabe la menor duda que el Che decía lo que Fidel pensaba. Este lo expresó, si bien oblicuamente, cuando la Crisis de los Misiles (Octubre de 1962) y, de manera transparente, mucho después, cuando se derrumbó la URSS ante la total indiferencia de la población soviética, lo que, a su juicio, fue el indicio definitivo de la derrota intelectual, moral y política, no sólo económica, que había sufrido la Revolución Rusa desde hacía mucho tiempo.

[9] Por eso estos “apuntes” recién vieron la luz pública en el 2006, si bien las críticas del Che a la economía soviética eran conocidas por la dirigencia de la Revolución Cubana.

[10] En sus Apuntes Críticos de Economía Política el Che incluye varios escritos ocasionales anteriores. Entre ellos el prólogo que, con el título de "La necesidad de este libro", escribiera para el libro de Orlando Borrego Che, El Camino del fuego (Buenos Aires: Editorial Hombre Nuevo, 2001). El pasaje al cual refiere esta nota está planteado en aquel prólogo y reproducido textualmente en sus Apuntes. Ver, http://www.rebelion.org/hemeroteca/cultura/che041101.htm

[11] “ Mensaje a los pueblos del mundo a través de la Tricontinental”, Ediciones Varias, 1967.

[12] Leo Panitch y Sam Gindin, “American Empire or Empire of Global Capitalism”, en Studies in Political Economy, Nº3, 2014

[13] No obstante, hay que decir que informaciones posteriores que salieron a la luz pública después que el Che escribiera este mensaje demuestran que la URSS no sólo se solidarizó retóricamente con Vietnam sino que también le brindó un importante apoyo militar y logístico.

[14] Medio siglo después los hechos ratificaron rotundamente sus pronósticos: EEUU “militarizó” su política exterior, y eso impactó fuertemente en América Latina y la OEA transitó cada vez más aceleradamente hacia la ignominia, como lo prueba la repugnante conducta de Luis Almagro, su actual Secretario General, convertido en un descarado lobista a sueldo de la Casa Blanca.

[15] Ver “El Socialismo y el Hombre en Cuba”, Carta dirigida a Carlos Quijano, Director de Marcha. Publicada en Montevideo, 12 de marzo de 1965, pg. 4.

[16] Muchos años después, en 1995, el recientemente fallecido Itsván Mészáros publicaría una obra monumental: Más allá del Capital. Hacia una teoría de la transición (edición en castellano: Caracas, Ministerio del Poder Popular para la Cultura, 2009) en donde desarrollaría una tesis fundamental de claras reminiscencias guevarianas. El problema, decía Mészáros, más que el capitalismo es el “metabolismo del capital”, que si bien es el que prevalece sin contrapesos en el capitalismo puede también sobrevivir, medrar -y, si no se lo neutraliza- controlar la lógica de funcionamiento de formaciones socioeconómicas híbridas, como las de China y Vietnam en donde el metabolismo del capital sigue vigente -si bien no en todos los sectores de la economía- y bajo condiciones en principio menos favorables que en las sociedades integralmente capitalistas. Pero su potencial de expansión es capaz de producir una verdadera metástasis de las “células económicas” del capitalismo, para usar la expresión del Che, e inficionar cualquier sistema económico, aún el que persiga la construcción de una sociedad pos-capitalista.

[17] La sirena entona ha ido ensayando distintas melodías pero siempre con la misma finalidad. Llámese la “política del buen vecino” de Franklin D. Roosevelt, la “Alianza para el Progreso” de John F. Kennedy; las “doctrinas de la seguridad nacional” con las dictaduras de los años setenta; el “Consenso de Washington” de los noventas o la fallida Alianza para el Libre Comercio de las Américas (ALCA). Ahora, con Donald Trump el imperio está a la búsqueda de una nueva melodía pero aún no la ha encontrado. La debacle económica que el neoliberalismo ha causado también al interior de la economía norteamericana explica esta indefinición.

[18] Hemos estudiado esta situación, en el contexto de la decadencia imperial, en nuestro América Latina en la Geopolítica del Imperialismo (Caracas: Ministerio del Poder Popular para la Cultura, 2013), libro reproducido en otros países de América Latina.

Atilio Boron: Profesor Titular Consulto, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de Buenos Aires. Coordinador del Ciclo de Complementación Curricular en Historia Latinoamericana, Universidad Nacional de Avellaneda. Investigador Superior del Conicet y Director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales, PLED.


Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...